primer periódico hiperlocal español | año VIII | 18 de octubre de 2017

Abre La Carbonera, un espacio cultural atípico

En una bóveda de ladrillos, cinco emprendedores del arte crean un lugar para albergar obras de artistas emergentes

La vitalidad cultural de Malasaña volvió a demostrarse esta semana con la inauguración de una nueva sala de arte en la zona. La Carbonera, en la calle Escorial, es un espacio original para la cultura si lo mira alguien con ojos extraños, de fuera del centro de Madrid. A los conocedores de los subsuelos de la zona no le sorprenderá la bóveda de ladrillos en la que se encuadra y que da nombre al lugar. El espacio es solo uno de los más de veinte comercios que han abierto en el área desde principios de año. Y se suma a recientes aperturas artísticas como la de Espacio Espositivo, que tuvo lugar en enero.

La nómina inicial de carboneros es de cinco personas, los valientes que han puesto en marcha el proyecto (Agustín Miguelez, Agostina Flamini, Berta Jeanne Duval, Manuel García Pérez, Nikolas Telléz Ortiz). Ellos afirman que quieren dar cabida a la cultura alternativa, albergando propuestas frescas y emergentes para difundirlas y hacerlas llegar a los ciudadanos. Como ejemplo, el primer botón: el de su primera muestra con los artistas Diego Le Fler, Gonzalo Duque, César Morión, Irene Sanz, Marguerite Malévre, Masu Cirujano, Jota6six, Beatriz Uribe, Martina Billi y Julio Plata.

La inauguración tuvo lugar en la tarde-noche de este viernes y animó durante varias horas la calle Escorial. Somos Malasaña se pasó por allí para retratar algunos momentos del evento, que incluso contó con un concierto (imágenes de Raquel Angulo):

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicado por

Abre La Carbonera, un espacio cultural atípico

9:16