primer periódico hiperlocal en España | año VII | 3 de diciembre de 2016
Seleccionar página

ACIBU: “Triball ha venido al barrio como marcianos e intentado ahormarlo a su modelo”

ACIBU lleva siete años trabajando en la mejora del barrio y constituye la asociación vecinal más dinámica y con mayor peso del barrio de Universidad. Hemos querido pulsar su opinión sobre Triball como complemento de la serie de artículos que estamos dedicando a esta iniciativa comercial, privada y regeneradora.

-¿Qué ha traído de bueno Triball al barrio?

Es difícil decirlo. Está claro que la zona de Ballesta y el barrio, en general, han mejorado mucho en los últimos años, pero hay que hacer varias observaciones. El aterrizaje de Triball al barrio ha ‘coincidido’ con una serie de actuaciones municipales: ARCH Pez-Luna, el arreglo de las calles sí que ha supuesto una notable mejora, aumento de la presión policial, tras el “inexplicable” abandono anterior, etc. Otro elemento a tener en cuenta es la propia vitalidad del barrio y el empeño de ACIBU y de otros colectivos en mejorar las condiciones de vida, culturales, de ocio.

-¿Qué parte de la mejoría general se debe a Triball?

Nosotros creemos que poca. Es más, la mejoría es a pesar de Triball. Han venido como marcianos y han intentado ahormar el barrio a ‘su modelo’. Cualquiera que conozca el barrio sabe que eso es imposible.

-¿Qué cosas se les puede criticar?

La principal crítica es que han considerado el barrio como tierra virgen que pueden domesticar, ignorando su realidad social. Nunca han llegado a comprender la compleja trama social del barrio, un auténtico cosmos con una fuerza vital indomable. Otra cosa importante es el flujo de gente que pretenden introducir en el barrio. Muchos de los problemas que tenemos actualmente en el barrio se deben a la excesiva presión de gente de fuera que viene al barrio de ocio. Pensemos en basuras, suciedad, excrementos, reciclaje, ruidos… Para Triball, cuanta más gente venga de fuera mejor, más se revaloriza comercialmente el barrio. Pero al vecino le perjudica. Este es un barrio que acoge a mucha gente y queremos que así siga siendo, pero o ponemos límites o morimos de éxito.

Por otra parte, su modelo de barrio es exclusivo y excluyente (no alquilan locales a comerciantes chinos ni a locutorios), cosa que choca frontalmente con un barrio variopinto e inclusivo.

También es criticable el plan B anticrisis de Triball. Lo que siempre funciona en este barrio son los garitos de marcha nocturnos. De hecho es en lo que está degenerando esta zona, con las consiguientes molestias para los vecinos.

-¿En qué creen que Triball beneficia a los comerciantes?

Sobre los comerciantes, no sabemos en qué puede beneficiarles, pero lo que está claro es que las zonas comerciales más pujantes del barrio no son las de Triball. Sobre el comercio, desde ACIBU siempre hemos defendido el comercio tradicional y de proximidad. El comercio que impulsa Triball está dirigido a todo Madrid y a turistas. La conclusión es que muchos comercios tradicionales, que mal que bien sobrevivían a la degradación de la zona, acabaron vendiendo, teóricamente a buen precio, a Triball. Evidentemente, hicieron uso de información privilegiada sobre las intenciones del Ayuntamiento. Han abierto nuevas tiendas, pero el comercio tradicional de proximidad, que es el que facilita la vida al vecino, prácticamente ha desaparecido.

-¿Cuál es su relación con ellos?

La relación es prácticamente inexistente. Los intereses de cada uno son muy diferentes. De hecho, en su día lanzamos la campaña “Somos un barrio. Mucho más que una marca comercial”. La parte que menos ha hecho por aproximarse ha sido Triball, quizás debido a la prepotencia que da el tener tanta influencia en el Ayuntamiento, Comunidad y cámaras de comercio.

-Cuando surgió Triball fueron muchos los que hablaron de que provocarían gentrificación, subida de alquileres, etc, etc… Con los datos en la mano, parece ser que no ha sido así, incluso los alquileres han bajado y es cierto que se han abierto locales que llevaban años cerrados…

Es evidente que lo que pretendían era poner en marcha un proceso de gentrificación. Las compras de Triball no se limitaron a locales comerciales, compraron también pisos y algún inmueble. El problema es que les ha pillado la crisis, por eso han bajado los alquileres. Se han abierto locales que llevaban años cerrados, pero ésta es la tónica general del barrio y no hay que olvidar las obras de las calles, que en sí mismas tienen un efecto dinamizador.

-¿Es posible regenerar una zona actuando únicamente desde el comercio, como pretenden?

No. No olvidemos que Triball es un proyecto inversor que lo único que pretende es obtener beneficio. A ellos les gustaría convertir la zona en un Chueca II, o mejor aún, en un Fuencarral II, pero, ¿es esto realmente regenerar un barrio? En ACIBU creemos que no. Un barrio -y mas en el centro de Madrid- es mucho más.

-¿Qué papel juega el Ayuntamiento en todo esto y cuál debería jugar?

El papel que juega es beneficiar indisimuladamente a Triball. Desde ayudas directas de dinero público, vía subvenciones, permisos de uso de espacio público para actos privados con patrocinio, bautizar una zona del barrio como zona Triball en documentos oficiales, publicitar sus comercios con dinero público, iluminación navideña etc. El Ayuntamiento da un trato a Triball y otro a ACIBU, y a otras asociaciones de comerciantes y colectivos en general.

El papel que debería jugar es uno bien distinto. Estamos en un barrio muy vital y si apoyasen las iniciativas que surgen espontáneamente, en lugar de apoyar proyectos de laboratorio, se conseguiría mucho más con mucho menos dinero. También debería promover el encuentro y entendimiento de las partes implicadas, en lugar de tomar partido.

El problema es el modelo de ciudad del Ayuntamiento. Ha apostado por convertir el centro en un centro comercial. Los vecinos no existimos, parecemos invisibles, sólo somos una molestia, a pesar de pagar nuestros impuestos y de tener unas dotaciones muy deficitarias. Es una actitud estúpida, ya que es la gente que habita un lugar la que le da el carácter específico, que es lo que resulta atractivo para la gente de fuera. Otro problema es el miedo atávico que tiene el Ayuntamiento por toda iniciativa popular que se le pueda ir de las manos.

-Para finalizar…

Los vecinos no nos vamos a ir del barrio y no vamos a renunciar a nuestros derechos como ciudadanos. Triball ha llegado y suponemos que para quedarse. Así que no queda otra opción que entenderse y colaborar. Nuestros intereses nunca van a coincidir totalmente. Entre vecinos y comerciantes siempre han habido acuerdos y desacuerdos. Es normal que así sea, pero se pueden explotar los intereses comunes en beneficio mutuo. Lo que no puede ser es que ninguno de los actores intente imponer un modelo de barrio a los demás. Un barrio mejor para los vecinos será un barrio mejor para los comerciantes, es cuestión de colaborar.

-Alguna otra consideración que quieran añadir…

En verano de 2007 saltó la noticia de que el Ayuntamiento va a expropiar las licencias de los sex-shop (El País, 20 Minutos). Entonces se hablaba de la calle Montera, pero era evidente que la medida afectaba al barrio, ciertas calles estaban llenas de este tipo de negocios. Por entonces nadie había oído hablar de Triball, pero poco después surgió de la nada y resulta que se había hecho con la mayoría de los locales de la zona, con gran ruido mediático. Nadie sabía realmente quién estaba detrás de Triball, pero era obvio que sus intenciones eran claramente especulativas: comprar barato y revalorizar mucho el metro cuadrado.

Al principio, ignoraron totalmente a vecinos y cualquier realidad del barrio, iban a la suya. Lo cierto es que las cosas no son muy distintas hoy. Esto podía estar motivado por la gran cantidad de prebendas y favores que recibían del Ayuntamiento, que ha llegado a cambiar el nombre al barrio: subvenciones enormes, iluminación navideña, publicidad gratuita en espacios públicos, etc. En esto tampoco han cambiado mucho las cosas. Hay que tener en cuenta también la aprobación y ejecución del ARCH Pez-Luna.

Lo que sí supuso un cambio importante fue la crisis. La operación Triball se gestó en la cresta de la ola y en este momento tienen que replantearse toda su estrategia, lo que para el barrio creemos ha sido positivo.

Publicado por

Kirtan Pizza: yoga, meditación, música, mantras y… pizza (todo junto y gratis)

0:00