primer periódico hiperlocal en España | año VII | 30 de septiembre de 2016
Seleccionar página

Adiós a El Bocho

bocho2

‘Cerrado por jubilación’

El Bocho, toda una institución en cuanto a casas de comidas se refiere, parece haber cerrado definitivamente su cocina, esa que desde 1945 -y aún siendo de carbón- venía utilizando para alimentar a sus muchos devotos. Hoy cuelga en uno de los cristales de su típica puerta roja un cartel donde reza ‘cerrado por jubilación’. Adiós a sus manteles de cuadros rojos y blancos y, sobre todo, a esos platos de toda la vida que se vendían por el ‘marketing’ clásico del boca a boca.

Oficialmente será la jubilación lo que ha llevado al cierre de El Bocho, pero, sobre todo, ha sido la declaración de ruina del edificio donde se ubica, el 18 de la calle San Roque, lo que ha hecho que se vaya al traste toda posibilidad de legar el negocio a las hijas del matrimonio formado por Esteban y Luisa; las mismas que llevaban ya tiempo al frente del mismo. Tras 14 años de disputas con la propiedad -la Fundación de la Universidad de Salamanca-, El Bocho ha perdido la partida contra lo que hace el paso del tiempo a los inmuebles que no cuidan quienes deberían cuidarlos.

Cuenta el periodista y vecino del barrio Moncho Alpuente que en los 80 El Bocho era el lugar donde lo miembros del Gobierno de Felipe González iban a comer con frecuencia: “García Vargas, Solana, Barón, Borrell y el más asiduo, Ernest Lluch”. También dice Alpuente que El Bocho nació como taberna de vinos y pinchos, pero que tornó en restaurante a raíz del éxito que tuvieron sus especialidades entre sus vecinos periodistas del extinto diario Informaciones.

Publicado por

Toda la programación del Museo del Romanticismo en septiembre

19:31