primer periódico hiperlocal en España | año V | 28 de noviembre de 2014

Alberto Aguilera 20, otro edificio municipal desaprovechado

Momento de la 'okupación' del edificio en mayo de 2011 | Foto: www.centrodemedios.org

Tal y como publicamos en Somos Malasaña hace unos días, tanto el Ayuntamiento de Madrid como la Comunidad tienen edificios céntricos vacíos. Algunos de ellos fueron ‘okupados’ en su momento y, tras ser desalojados, continúan a día de hoy cerrados, sin uso alguno y deteriorándose. En el número 20 de Alberto Aguilera hay uno de estos edificios, que también vivió una ‘okupación’, aunque sólo de unas horas.

El grupo municipal de UPyD denuncia ahora la existencia de estos espacios desaprovechados, al tiempo que el Consistorio alquila decenas de inmuebles para alojar dependencias municipales. Por poner solo tres ejemplos, Alcalá 45, Almagro 5 o Juan Esplandiú11.

El edificio de Alberto Aguilera 20 tiene 2.700 metros cuadrados “de los que solo una décima parte está ocupada por una base del Samur. El resto del edificio está sin uso actual ni previsto”, según el portavoz municipal de UPyD, David Ortega.

“El edificio, cuyo acceso central está tapiado –a la base del Samur se accede por un pequeño portal de la calle Vallehermoso- ya muestra, tras cuatro años de mínima actividad, síntomas de abandono, especialmente en su artesonado, a pesar de que ya en 2010 se acometieron en él unas obras de mantenimiento por valor superior a los 750.000 euros. Se trata de un palacete significativo, construido en 1926 por Luis Bellido y González, el mismo arquitecto que diseñó el Matadero”.

En este sentido, Ortega ha pedido al Ayuntamiento que “ponga en valor este edificio, pues carece de toda lógica que, en plena crisis y con una deuda de más de 6.000 millones de euros, se esté gastando dinero de los madrileños en alquilar inmuebles mientras se tienen otros vacíos”.

El portavoz ha recordado que en su día “el Ayuntamiento habló de crear aquí una escuela de danza y música, de las que prometieron en todos los distritos, y de las que apenas se sabe nada hoy día. Parece una buena idea, pero para eso hay que gestionar con sentido común el dinero público. Si no se hace, y entre otros muchos ejemplos se invierte en alquileres cuando tienes edificios vacíos, las promesas se las lleva el viento porque no te queda dinero para llevarlas a
cabo”.

1 Comment

  1. “gestionar con sentido común el dinero público” osea justo lo contrario de lo que hace cualquier politico español, buena iniciativa de denuncia por lo menos