primer periódico hiperlocal en España | año VII | 10 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Begoña Villacís: “De joven hice mucha plaza en el Dosde, soy rockera”

begona-villacis

Begoña Villacís, en el Café Comercial | RAQUEL ANGULO

  • “Hay que revisar las terrazas, el botellón o el ruido que se provoca a la salida de los bares”
  • “En algunos casos, bibliotecas como la Vargas Llosa deberían abrir las 24 horas”
  • “Dicen que somos el partido bisagra del PP pero a lo mejor somos la puerta para ellos”

La política local, además de tratar de programas, tiene mucho que ver con sensaciones. Las que transmite Begoña Villacís (Madrid, 1978), candidata a la alcaldía de Madrid por Ciudadanos, son las de una persona confiada, segura de sí misma, enérgica y con un punto de ambición. Habla como una recién llegada a la política -se afilió a la formación de Albert Rivera a principios de año-, sin los corsés que imponen los argumentarios de partido, llamando a las cosas por su nombre y sin rehuir ningún tema en la charla preelectoral que mantiene con Somos Malasaña en una mesa del Café Comercial.

Lo primero que quiere dejar claro Villacís es que conoce la realidad a pie de calle de Madrid, “no como otros que se enteran de lo que sucede por lo que les cuentan unos que les han dicho otros”, presume sin citar nombres, aunque no es difícil imaginar a los políticos profesionales de toda la vida en esta tesitura. Lo segundo que hace Villacís es marcar territorio, porque Malasaña es un barrio por el que se desenvuelve bien, fruto de haber pasado allí muchas noches de su juventud: “Iba mucho a La Vía (Láctea), al American Pie o al Chill Out porque allí ponían la música que me gustaba, del estilo de Nirvana o Foo Fighters, aunque también los Rolling. Era la rockera del grupo de mis amigas”, apunta al recorrer de memoria los bares de su juventud.

Nacida en el cercano Argüelles, una adolescente Begoña acudía a las calles Velarde o Corredera los fines de semana y, como el resto de su generación, hacía mucha vida en los parques: “De joven hice mucha plaza en el Dosde” (refiriéndose al Dos de Mayo), confiesa sin detallar si participaba o no del botellón, mientras recuerda las hogueras que aparecían en invierno ocasionalmente en el lugar y también las pizzas argentinas que se comía en la plaza más conocida de Malasaña. “En un argentino que ya no está”, señala.

villacis1

Un momento de la entrevista | RAQUEL ANGULO

Tal vez por conocer de primera mano esos ambientes pasados considera que “la convivencia” en situaciones conflictivas es uno de los aspectos fundamentales que debe preocupar a un buen alcalde: “Hay que revisar temas como el botellón o el ruido que se provoca a la salida de los bares”, dice, además de hacer especial hincapié en la ocupación de la vía pública por terrazas: “No se pueden colocar una hilera de terrazas en una calle en la que no caben. Estamos a favor de revisar la normativa porque la proporción actual de mesas de bares frente a bancos de cada plaza es exagerada”, apunta a la vez que explica que también hará “que se cumpla la ley actual en este aspecto, cosa que en algunos lugares no sucede”.

Villacís tampoco quiere meter en un saco de incumplimientos a todos los bares: “Creemos que en barrios como Malasaña la mayoría de locales cumplen la normativa e intentan convivir en paz con los vecinos”. Y lanza una propuesta a su favor: “Se va a revisar en profundidad la concesión de licencias y se va a actualizar la normativa que rige a los locales. Algunas normas datan de hace décadas y no tienen nada que ver con la realidad. En ese sentido, los limitados aforos máximos de los bares pueden verse afectados”, anuncia. Revisión de aforos tal vez, pero no tanto permitir más actuaciones musicales. La candidata no se muestra muy favorable a relajar los permisos para que los bares que no son salas de conciertos vuelvan a acoger pequeños grupos. “Por encima de todo está la seguridad y el descanso de los vecinos”, sentencia.

Espacios públicos abiertos 24 horas

Aunque en la charla se tocan temas relativos a las normas para lugares privados, lo que más preocupa a Begoña Villacís son los espacios públicos y, en el caso del centro de Madrid, su carencia: “Hay que buscarlos de donde sea. Necesitamos más parques, escuelas infantiles y zonas deportivas para la infancia. Lo digo como candidata pero también como madre de dos niñas. A veces parece que los Ayuntamientos gobiernan solo para los adultos porque los niños no votan”, se queja.

En este momento de la conversación Villacís introduce un concepto muy poco de político pero normal en alguien que lleva años trabajando en la empresa privada: el funcionamiento de algunos servicios públicos según la demanda de los madrileños. “No tiene sentido que una biblioteca recién inaugurada como la de Vargas Llosa esté llena de lunes a viernes y cerrada los fines de semana o en épocas de exámenes. En determinados momentos debería abrir las 24 horas. Vamos a reorganizar los servicios públicos básicos para que se adapten a la demanda de los ciudadanos”, explica a la vez que alaba el BiciMad, sistema municipal de alquiler de bicicletas del que es usuaria, aunque echa de menos más vías ciclistas y aparcamientos para los vehículos de dos ruedas que no pertenecen a este sistema.

La candidata de Ciudadanos extiende el modelo de demanda citado al Centro Cultural Conde Duque, que conoce bien desde que era pequeña. Villacís elogia la profunda transformación que ha sufrido el entorno cultural más importante de la zona, pero no entiende que se encuentre actualmente tan desaprovechado: “Cuando lleguemos, tendremos que investigar seriamente qué es lo que ha sucedido y por qué se encuentra vacío de contenido. Lo queremos llenar con propuestas y tal vez puede ser un buen lugar para que en sus instalaciones acudan a tocar grupos que no pueden hacerlo en otros lugares”, afirma dando una salida al problema planteado anteriormente. También afirma que dará oportunidades a propuestas culturales que atraigan a madrileños al centro: “El que manda es el público”, insiste.

villacis2

Villacís, en la entrevista con Somos Malasaña | RAQUEL ANGULO

No sabemos si en lugares como el Conde Duque tendrían cabida propuestas autogestionadas que ahora albergan edificios como el del Patio Maravillas o solares como el de Antonio Grilo. Villacís no se muestra especialmente cómoda con este tipo de ocupaciones y advierte: “No vamos a permitir  que se ocupen edificios que puedan estar en ruina, en Ciudadanos ponemos por encima de todo la seguridad. No se puede estar por encima de la ley” advierte a la vez que anuncia que su formación intentará “aprobar ayudas” para reformar este tipo de inmuebles.

El referéndum ciudadano, algo habitual

Esta concepción de la política, más enfocada a las personas que habitan la ciudad, tendrá su máxima expresión en la participación ciudadana: a Begoña Villacís le parece muy adecuada la resolución del conflicto de los Jardines del Arquitecto Ribera, que volverán a ser una plaza gracias a un diseño en el que colaboraron los vecinos y votaron por referéndum. “En nuestro programa electoral vamos a incluir mucha mayor participación ciudadana, queremos que el madrileño gane representatividad. No se puede limitar su participación a votar cada cuatro años”, dice mientras anuncia que este tipo de votaciones será habitual de llegar su partido al equipo de gobierno.

Begoña Villacís visualiza claramente ese momento, el del partido de Rivera desembarcando en el Palacio de Cibeles. Lo afirma totalmente convencida y detalla la que sería su primera actuación al entrar al despacho que ahora ocupa Ana Botella: “Lo primero que haría sería una auditoría general del Ayuntamiento”, indica. La madrileña se muestra convencida de que sería “una buena alcaldesa”, tanto que fue ella misma la que se propuso al partido liderado por Albert Rivera, cuando se supo que concurriría a las elecciones locales. Eso fue antes de convertirse en la sensación política de esta primavera, que aspira a ser pieza clave en el próximo gobierno municipal.

En cuanto a los pactos, niega que su candidatura vaya a ser el partido “bisagra” del PP. “A lo mejor somos la puerta para ellos”, dice medio en broma, medio en serio. Villacís prefiere hablar de acuerdos “por proyectos” con todos los partidos con representación después de las elecciones de mayo. Hasta que eso ocurra seguirá desgranando sus propuestas en las calles de Madrid y tal vez visite este fin de semana las inminentes Fiestas Populares del Dos de Mayo, la celebración vecinal organizada sin el Ayuntamiento de la que tiene conocimiento en la entrevista y que tal vez recupere si resulta finalmente alcaldesa: “No es la prioridad, porque antes están otras muchas necesidades básicas de los madrileños, pero podremos colaborar con los vecinos”, deja escapar.

Entrevistas con los alcaldables de Madrid:

Publicado por

Luces de Navidad 2016 – 2017 en Madrid: calles y diseñadores

21:39