primer periódico hiperlocal en España | año VII | 7 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Bilingual Readers, la aventura editorial de Íñigo y Deanna

Íñigo Gil y Deanna Lyles, con sus 'criaturas' | Foto: A.P

Esta historia comienza más o menos así: chico español conoce a chica estadounidense -o viceversa- e inician una relación sentimental. Ambos viven en Malasaña, en la calle Pozas, trabajan en el mundo editorial y sienten pasión por la lectura. Transcurrido un tiempo piensan que en un futuro, más o menos próximo, es más que probable que decidan tener hijos y que lo más lógico es que éstos sean bilingües. A partir de ahí, Íñigo y Deanna, que así se llama la pareja protagonista de este pseudo-cuento, comienzan a documentarse sobre el bilingüismo y, como saben que “la lectura es fundamental en el aprendizaje de un idioma”, buscan sin demasiada fortuna libros infantiles bilingües en el mercado. ‘¿Cómo que nuestros futuros hijos no van a poder tener unos libros inglés-español como Dios manda?’ -se dicen un buen día y llegan a la conclusión de que lo mejor es crearlos ellos mismos.

Así es como surge Bilingual Readers, editorial nacida en el barrio que el pasado 20 de octubre alumbró su primer título, ‘Marina y el niño verde’, y que desde entonces ya ha publicado otros tres, ‘Abecedario fácil’, ‘Animales del mar y animales de la selva’ y ‘Marina y el niño verde: en la ciudad’, que estará en las librerías a partir del dos de febrero.

– Libros para niños, en inglés y en español. ¿Nos contáis algo más sobre vuestros títulos?
Deanna Lyles: Son libros interactivos que, por el momento, están dirigidos a niños de hasta 6 o 7 años. Están realizados con materiales de gran calidad, cuentan con unos textos y unas ilustraciones muy cuidadas y las historias, básicamente divertidas, tienen que ver con la integración, la ecología, encierran ciertos valores.

-¿Cómo se monta una editorial así de la nada?
Íñigo Gil: Ambos teníamos experiencia en el mundo editorial. Al principio, tiras de amigos y de conocidos, les cuentas qué es lo que estás haciendo, buscas autores entre los más allegados y así. Ahora ya, aunque llevamos sólo unos meses, nos llegan muchas propuestas, sobre todo de ilustradores; las valoramos y nos quedamos con las que nos parecen más interesantes. Siempre estamos dispuestos a recibirlas.

-Desde vuestro nacimiento, váis casi a título publicado por mes
I.G: Sí, nuestra intención es sacar unos 10 libros al año, con una tirada de 4.000 ejemplares por título.

-¿Cómo os las apañáis con la distribución?
D.L: Hemos tenido mucha suerte en este aspecto. Tenemos un distribuidor a nivel nacional que, de momento, nos está tratando muy bien. Nuestros libros se pueden encontrar tanto en pequeñas librerías como en todas las grandes superficies. Lo que estamos buscando es distribuidor en el extranjero. Por supuesto, también se pueden adquirir a través de internet.

-¿Y lo de recorreros el barrio maleta en mano mostrando vuestros libros?
I.G: Esto es otra forma de distribución. Algunas tardes cogemos la maleta y recorremos tiendas de bebés, infantiles, y también de artículos especiales de artesanía y regalos, y les ofrecemos vender en ellas nuestros libros. En Malasaña se pueden comprar en Little Miss Maimun, en la plaza del Dos de Mayo.

-¿No es lo mismo leer a un niño un libro sólo en español y otro día leerle otro, o el mismo, en inglés, que hacerlo a la vez, como proponéis vosotros?
D.L: Lo importante es leerles libros, eso está claro, pero creemos que con los libros bilingües facilitamos las cosas a quienes quieren introducir dos idiomas en el día a día de los niños. Y no me refiero sólo a parejas bilingües, sino también a familias españolas que desean introducir otra lengua a sus hijos en una edad temprana, que es cuando los niños aprenden mejor.

-¿Y si el acento inglés de los padres deja mucho que desear, también es recomendable leerles en dos idiomas?
D.L: Lo bueno es familiarizarlos con otros sonidos, otras lenguas, otras estructuras de frases. Un niño de Madrid castellano hablante también entenderá el español que hable un andaluz cerrado cuando se lo encuentre, y los acentos son muy distintos. De todas formas, para que no haya excusas por este aspecto, en nuestra página web puede descargarse gratuitamente los audios de los textos de nuestros libros en inglés y en español, por si los padres no se atreven.

-¿Qué tal han sido recibidos vuestros libros?
I.G: Estamos muy satisfechos con la acogida recibida, pero no hay que acomodarse.

-En el futuro…
I.G: Mucho trabajo. En marzo sacaremos otro nuevo libro, estamos preparando otro sobre cuentos del mundo, ya para niños más grandes e, incluso, para todo aquel que quiera disfrutar con la lectura y mejorar al mismo tiempo su inglés; hay por ahí una colección sobre ecología, en septiembre publicaremos una guía útil para padres sobre educar en el bilingüismo…

-¿No habéis pensado hacer libros bilingües en otros idiomas además de en inglés y español?
D.L: Sí, claro, pero es una meta más a largo plazo. Quizá podríamos, con el inglés como base, encargarnos de la edición bilingüe de los títulos ya publicados en portugués, catalán y euskera. En lo referente a otras lenguas, aún no tenemos capacidad para hacerlo nosotros mismos y nuestra idea es vender los derechos para otros países. Dentro de poco acudiremos a la feria del libro infantil de Bolonia precisamente para tratar este asunto.

-Dentro de Bilingual Readers, vuestra web es parte muy importante del proyecto
I.G: Sí, en ella damos acceso a multitud de recursos que giran siempre en torno al bilingüismo y se ha convertido también en una comunidad muy activa de padres bilingües que intercambian experiencias a cerca de la educación de sus hijos. En ella participan parejas de muchas partes del mundo, preguntan cosas, es emocionante ver cómo va cogiendo fuerza.

Publicado por

Luces de Navidad 2016 – 2017 en Madrid: calles y diseñadores

21:39