primer periódico hiperlocal en España | año VII | 11 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Calle del Divino Pastor: tiendas para todos

Nuestra calle de hoy – la del Divino Pastor – transcurre entre Fuencarral y San Bernardo con una hilera de edificios mayoritariamente de finales del XIX y vistas a la plaza del Dos de Mayo. En ella cabe de todo, como vamos a ver.

El nombre

En Madrid hay poco neogótico | L.C.

La historia que se cuenta dio origen al nombre de la calle no difiere de otras muchas que determinan el callejero madrileño: se refiere a la pintura que adornaba la puerta de entrada de la casa de Luis Carrillo, ministro de Felipe III, y que representaba al niño Jesús con una oveja sobre sus hombros. Se cuenta que una joven, hija del pintor Gregorio Ferro, en un arrebato de pena amoroso decidió suicidarse, para lo que entró en la quinta con la intención de arrojarse al pozo que sabía existía en su interior, pero la visión de la piadosa pintura le hizo arrepentirse y volver a casa de su padre. La casa fue incendiada en el siglo XVII y en su lugar hubo unos corrales que conservaron el nombre, que se mantuvo cuando allí se abrió la calle (en el plano de Texeira figuraba como callejón cortado). El incendio en estas fechas es incompatible con la historia de la hija de Gregorio Ferro, que vivió a caballo entre los siglos XVIII y XIX. Como otros nombres de calles de evocación religiosa cambió su nombre durante la Guerra Civil, adoptando el del periodista Javier Bueno.

Al caminante que tuerce en Fuencarral le da la bienvenida en Divino Pastor la fachada de la iglesia del Colegio de María Inmaculada, con unas trazas neogóticas muy originales en nuestra ciudad. En aquel lugar, colegio edificado sobre dos palacios a caballo entre la calle Fuencarral y Divino Pastor, se construyó en 1898 el actual colegio, aprovechando el palacio del Conde de Villahermosa y otro. La iglesia neogótica es fruto de una reforma llevada a cabo entre los años 1910 y 1915.

A lo largo de la calle la vista se va tomando con un ecosistema muy variado de establecimientos, que dan idea de las Malasañas presentes y pasadas: hay escaparates de ropa moderna y la alpargatería más antigua de Madrid; hay bares de música alta –como el Más Allá – o cafés que quieren recuperar el espíritu sosegado de los viejos cafés madrileños, como el Isadora; hay tiendas de arte y decoración y tiendas de cómics…

Las tiendas de siempre

Muhos años vendiendo alpargatas | L.C.

Da pena encontrarse con puertas cerradas de negocios que uno adivina resistieron allí durante décadas: ya nadie limpia los cristales de la Mercería Aurora, ni de la tienda de vidrios de al lado, sin embargo subsisten comercios históricos como la Fontanería Aguirre, que lleva allí desde 1920, o sobre todo Antigua Casa Crespo, donde llevan vendiendo alpargatas y cordelería desde antes que nadie, desde 1863.

La que ya no está es la antigua tahona de la esquina con San Andrés que aguantó desde el siglo XIX hasta los noventa, alimentando a juerguistas hambrientos que tanto abundaron en el barrio en los ochenta. Una pérdida que quienes conocieron el edificio lamentan.

Y las de ahora

Pero conviven con los vecinos de más tiempo varios comercios de los últimos años en Divino Pastor. Con sabor añejo y la noble intención de recobrar la tranquilidad de los viejos cafés de Madrid está en el número 14 el Café Isadora. Las escenas de carnaval de sus paredes son muy apropiadas para estas fechas.

Y existen en la calle además tiendas para todo tipo de gente: hasta dos de cómics, varias de arte en el último tramo, tiendas de ropa exclusiva y garajes donde en algún momento hubo huertos.

Publicado por

Gran recogida y venta de ‘rejuguetes’ en el Dos de Mayo para ayudar a África

10:01