primer periódico hiperlocal en España | año VII | 25 de septiembre de 2016
Seleccionar página

Carmena asegura a los vecinos que los bomberos se instalarán en San Bernardo 68

Un momento de la visita de Carmena | AYUNTAMIENTO DE MADRID

Un momento de la visita de Carmena | AYUNTAMIENTO DE MADRID

Las obras del futuro parque de bomberos de Centro avanzan a pasos agigantados. Los trabajos de la fachada ya han terminado y la constructora Ortiz, encargada de las obras, se afana en rematar sus interiores. La entrega y su puesta en marcha está prevista para abril, si no lo impide la fuerte oposición vecinal con la que se ha encontrado las nuevas instalaciones.

Manuela Carmena pudo visualizar parte de esta oposición el lunes, durante su visita a Malasaña. La alcaldesa dedicó toda la tarde del día 25 al Centro de Madrid -dentro de la campaña #1mes1distrito– y quiso acudir, a propuesta del concejal del área, a uno de los puntos conflictivos del barrio. Llegó a la plaza del Dos de Mayo sobre las cuatro de la tarde, donde charló con una representante de la Plataforma Maravillas, confederación que agrupa a vecinos, comerciantes y entidades de la zona, quien le trasladó la oposición frontal del barrio a la instalación del parque de bomberos.

Durante esta charla apareció un grupo de una decena de vecinos de los portales aledaños a San Bernardo 68 -el lugar que acogerá la infraestructura conflictiva- quienes portando pancartas contra la instalación y reclamando más dotaciones sociales en la zona le querían entregar una carta. Carmena, acompañada en la visita por el concejal de Asociaciones Nacho Murgui, accedió a recoger su misiva y a hablar con ellos, en una conversación que se extendió algo más de cinco minutos.

La alcaldesa fue tremendamente clara, tanto ante la Plataforma Maravillas como ante los manifestantes: los bomberos se van a instalar inicialmente en San Bernardo 68. “Revertir esa infraestructura cuesta dinero”, explicó tajante a los vecinos después de escuchar sus argumentos. “Si se ha construido ya no se puede cambiar su uso sin gastar más”, añadió en una conversación presenciada por este periódico. El concejal de Centro, también presente, añadió que otro de los motivos que forzaba la llegada de los bomberos era la falta de alternativas para ubicarlos en otros puntos del distrito.

El de aprobar un gasto adicional al inicialmente previsto parece ser una de las líneas rojas de gobierno para la alcaldesa, que no vería con buenos ojos un traslado y una reforma que implique más presupuesto, salvo que el informe que se elaborará a los seis meses de uso del parque advierta de problemas en la instalación. “Vamos a estudiarlo”, prometió a los vecinos, a los que también instó a una futura reunión, aún sin fecha.

Una ‘patata caliente’ heredada de Botella

El grupo de vecinos que protestó durante la visita de Carmena a Malasaña, conversando con la alcaldesa | SOMOS MALASAÑA

El grupo de vecinos que protestó durante la visita de Carmena a Malasaña, conversando con la alcaldesa | SOMOS MALASAÑA

El edificio de San Bernardo 68 es el fruto de una carambola por la que un solar que debería haberse dedicado a espacios vecinales -hubo incluso un proyecto de las asociaciones para usarlo- se acaba convirtiendo en un parque de bomberos por no disponer de más espacios para trasladar el existente en la calle Imperial.

La citada carambola llega porque el parque de Imperial, que funciona bien y que por su ubicación tiene un tiempo de respuesta corto para cualquier siniestro en el corazón de Madrid, se desmantelará debido a la privatización de la Casa de la Carnicería para la construcción de un hotel, una concesión a 40 años ejecutada por Ana Botella cinco días antes de las elecciones.

En el momento de la adjudicación, la construcción del parque de bomberos de San Bernardo 68 se había aprobado un año antes y cuando llegaron las elecciones las obras estaban ya iniciadas. La aparición de los andamios reavivó las protestas vecinales, que ya había iniciado la asociación Acibu cuando Botella presentó el proyecto. Los carteles en su contra empezaron a aparecer en los balcones después del verano y la Plataforma Maravillas organizó una manifestación en diciembre contra el parque y pidiendo dotaciones sociales, que fue secundada por cientos de vecinos.

Usos vecinales en sus tres plantas superiores

El malestar vecinal llegó al pleno de la Junta Municipal de Distrito Centro del 17 de diciembre. Allí, Ahora Madrid presentó una propuesta para intentar ofrecer una salida a vecinos y Ayuntamiento: elaborar una evaluación sobre la pertinencia de mantener el parque de bomberos en San Bernardo 68, que tendría lugar a los seis meses de su puesta en funcionamiento, y estudiar la viabilidad de un traslado a un lugar más adecuado. La propuesta fue aprobada con los votos de Ahora Madrid y PSOE, y la abstención de Ciudadanos y el PP.

Dentro de la misma propuesta estaba el aprovechamiento social de las tres plantas superiores del edificio, que el proyecto de construcción deja inicialmente vacías. Ahora Madrid defendió en el pleno la necesidad de dotaciones sociales para Malasaña, un barrio que ha visto cómo el anterior equipo municipal iba vendiendo uno a uno sus edificios a manos privadas. En su propuesta se pedía la adscripción de esas tres plantas a la Junta de Centro para “uso socio-comunitario y dotaciones públicas necesarias”. Fue aprobada con los votos favorables de Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos. El PP votó en contra porque defiende la instalación en el lugar de una comisaría de policía o un centro de formación para bomberos, como recoge el proyecto inicial aprobado durante su mandato.

Durante su visita este martes a Malasaña, Manuela Carmena admitió la falta de dotaciones sociales para el barrio y coincidió en que el uso de esas tres plantas sobrantes del edificio de la polémica deberían servir para paliarlas, con la vista puesta fundamentalmente en los vecinos. Fue tan clara en ese aspecto como en el de que el edificio acogerá a los bomberos y que seguirán allí definitivamente si la evaluación de su funcionamiento no dice lo contrario.

Publicado por

Presentación de un libro, clases de guitarra o cortometrajes en la semana cultural de Quoncor Café

16:59