primer periódico hiperlocal en España | año VII | 9 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Carta abierta de la AVV Barrio Justicia sobre los Jardines del Arquitecto Ribera

En el primer trimestre de 2014 los comerciantes de Barceló abandonarán la estructura provisional que ahora ocupan, situada sobre los Jardines del Arquitecto Ribera, para instalarse en el nuevo edificio del mercado. Esto permitiría la reurbanización y nuevo ajardinamiento de los Jardines, una vez retirados los prefabricados, según el compromiso adquirido por el Ayuntamiento. Sin embargo, unas recientes declaraciones del nuevo concejal del distrito, David Erguido, han hecho saltar todas las alarmas. La estructura provisional podría no ser retirada y utilizarla para otros fines, por lo que la ciudadanía podría perder el uso público como espacio verde de la zona. José Carlos Nicolau, presidente de la asociación de vecinos de Justicia, manifiesta, a través de una carta, su oposición a esta posibilidad, al tiempo que reclama más árboles y más zonas verdes en todo el área
Por Juan Carlos Nicolau (Presidente de la AVV Barrio Justicia)

Desde la Asociación de Vecinos del Barrio de Justicia estamos absolutamente en contra del mantenimiento de esas estructuras provisionales (que son eso, “provisionales”). Queremos la recuperación de los Jardines del Arquitecto Ribera (que son eso, “jardines”).
 
Desde el mismísimo comienzo de la operación del Mercado de Barceló venimos insistiendo al Ayuntamiento sobre la necesidad de recuperar esa zona verde para la ciudad. Y no sólo el ámbito estricto del jardín. La contigua calle de Barceló contaba antes con arbolado de gran porte a lo largo de la fachada del antiguo Mercado. Cuando talaron aquellos árboles, al iniciar las obras del aparcamiento subterráneo (todavía estando las oficinas municipales del Área de Medio Ambiente justo delante de donde se procedía a aquella tala),  ya protestamos enérgicamente. Nos aseguraron que aquello era imprescindible para el desarrollo de la construcción, pero prometieron reponer los árboles cuando la calle fuera urbanizada de nuevo. No sólo eso. También nos aseguraron que al final resultaría un incremento neto de la masa arbórea en la zona, ya que en teoría iban a plantar árboles además en las otras fachadas del Mercado y en la plaza de nueva creación que surge entre las dos nuevas edificaciones.
 
Actualmente están ejecutando ya la urbanización de algunas de esas zonas, como son las calles de Mejía Lequerica y Beneficencia. Claramente no hay planes para introducir en ellas arbolado alguno. Sin embargo, sí han gastado dinero, a nuestro juicio absurdo, en la marquesina de una parada del autobús 37. Desproporcionada para el ancho de la acera donde se encuentra ubicada y para el escaso número de viajeros que normalmente esperan ahí. Lesiva también para el escaparate del local comercial que ahora tapa. Eso sí, muy conveniente para colgar publicidad sobre ella (quizá sea éste su verdadero objetivo). No nos extrañaría ver pronto una proliferación por la zona de otros elementos de “mobiliario urbano”, aptos para el bombardeo publicitario, en lugar de esos árboles que tanto esperábamos.
 
Nos disgusta sobre todo el doble discurso del Ayuntamiento. Sobre el papel todo es “sostenible”, “ecológico”, “verde”, “olímpico”… En la realidad luego caminamos sobre “hormigón”, “hierro”, “asfalto”,  “antinaturaleza”… 
 
El actual intento de mantener las estructuras del mercado provisional no es más que otra batalla en la guerra que el Ayuntamiento tiene declarada a las zonas verdes. Un intento de secuestro de espacios públicos en favor de espurios intereses comerciales.
Publicado por

Luces de Navidad 2016 – 2017 en Madrid: calles y diseñadores

21:39