primer periódico hiperlocal en España | año VII | 30 de septiembre de 2016
Seleccionar página

Centro aprueba ubicar el nuevo centro de salud de Universidad en el edificio de los bomberos

Ubicación propuesta por la Junta de Centro para los diferentes espacios de San Bernardo 68 | SOMOS MALASAÑA

Ubicación propuesta por la Junta de Centro para los diferentes espacios de San Bernardo 68 | SOMOS MALASAÑA

Giro inesperado este jueves sobre la futura ubicación del nuevo centro de salud que dará servicio a los vecinos del barrio de Universidad. Mientras en la Plaza del Dos de Mayo se presentaba el proyecto vecinal autodenominado La Casa del Barrio, que reivindica un uso sociocultural para las plantas superiores del edificio de bomberos y Samur de San Bernardo 68, en el pleno de la Junta Municipal de Centro se aprobaba una propuesta de última hora del grupo municipal popular en la que se pedía destinar dos de las tres citadas plantas de San Bernardo 68 a albergar el tan necesario nuevo centro médico.

Todo esto ha sucedido días después de conocerse la existencia de un acuerdo entre Ayuntamiento y Comunidad de Madrid, que parecía prácticamente hecho, y que propiciaba que el futuro centro de salud se construyera en el Solar de Antonio Grilo, además de acarrear el final de los proyectos sociales, políticos y culturales que se vienen desarrollando en ese espacio okupado de titularidad municipal, aspecto éste por el que Ahora Madrid había recibido no pocas críticas por parte de colectivos sociales afines a la formación gobernante.

De prosperar esta última vuelta de tuerca, el Solar de Grilo quedaría indultado, al menos por el momento. No obstante, la aprobación por parte de la Junta del distrito de la propuesta del PP no significa más que un primer paso para que se estudie la viabilidad de San Bernardo 68 como lugar donde instalar el centro de salud que sustituiría a los actuales y deficientes centros de las calles Norte y Palma, una opción que cuenta con el visto bueno de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y de los mismos trabajadores de los citados centros, según ha manifestado a este periódico Íñigo Henríquez de Luna, portavoz adjunto del PP en la Junta Municipal de Centro e impulsor de la propuesta. El texto salió adelante con los votos a favor de PP; Ahora Madrid y Ciudadanos y con la abstención de los representantes del PSOE, quienes en boca de su secretario general de Centro, José María Dávila, creen que es necesario hacer un análisis más calmado de las distintas carencias que hay en Universidad y de los espacios idóneos en donde darles respuesta.

Propuesta sorpresa del PP

La propuesta del PP de ubicar el centro de salud en las plantas superiores de San Bernardo 68 pilló por sorpresa al resto de grupos. Henríquez de Luna, quien visitó hace un par de días los ambulatorios de las calles Palma y Norte, indicó a Somos Malasaña que la iniciativa de su grupo surge después de un trabajo de campo, en el que se ha tenido en cuenta la opinión de los profesionales del centro de salud, y tras constatar lo urgente y necesario que resulta para los más de 23.000 vecinos adscritos a esos centros de atención primaria contar con instalaciones, personal y medios adecuados.

“Para la Consejería de Sanidad es prioridad absoluta tener un nuevo centro de salud integral en Universidad cuanto antes y poder instalarlo en un edificio ya construido como es San Bernardo 68 adelantaría muchísimo los plazos. Sobre el solar de Antonio Grilo es cierto que hay un principio de acuerdo entre administraciones para levantar allí el centro de salud que necesita la zona, pero aún no se ha culminado el expediente de cesión de ese espacio y construirlo demoraría al menos un par de años”, cuenta Henríquez de Luna, antes de añadir que, por ubicación, San Bernardo 68 convence mucho más a los profesionales sanitarios con los que ha hablado su grupo. “Es un sitio más operativo, que podría ser utilizado mucho antes y situado más en el centro del barrio. De todas formas, sobre la propuesta aprobada por la Junta, aún tendrá que pronunciarse Urbanismo y Patrimonio Municipal, entre otros, y habrá que solicitar un estudio técnico de viabilidad del proyecto“.

La propuesta popular dejaría el recién contruido edificio de bomberos con los siguientes usos e inquilinos: bomberos y Samur en las dos primeras plantas, una planta tercera para proyectos socioculturales -como el de ‘La Casa del Barrio’- y una cuarta y quinta que ocuparía el centro de salud. Sobre el uso del Solar de Grilo, Henríquez de Luna, indica que habría que determinar las necesidades del barrio y del distrito, estudiarlas y ver entonces qué se hace con el solar.

¿Qué pasará con ‘La Casa del Barrio’?

La Casa del Barrio es un proyecto que se llevará a cabo en el probable supuesto de que salga elegido en los presupuestos participativos del Ayuntamiento y que este jueves se presentó ante los vecinos de Malasaña en la plaza del Dos de Mayo, con el objetivo de darlo a conocer y de captar adeptos y votos. La idea de sus impulsores era comenzar con el mismo instalándose en una de las tres plantas superiores del edificio de San Bernardo 68, por la vía de los citados presupuestos, e ir luego conquistando alturas superiores, algo imposible si, finalmente, las plantas últimas se dedicaran a atención primaria.

“La iniciativa aprobada en el pleno del distrito Centro es una burla, no es viable. Los ascensores de San Bernardo 68, minúsculos, no están pensados ni para meter las camillas que tendrían que subir hasta la cuarta o quinta planta”, opina José Luis, uno de los impulsores del proyecto vecinal y gran conocedor del edificio, sobre el que lleva un año trabajando. “La Casa del Barrio no es solo una planta. Es mucho más que eso. La tercera altura está pensada para ser el motor de todo el proyecto y que el centro se extienda a lo largo de los 2.000 metros cuadrados de las tres últimas plantas”, explica sobre su ideal de un gran espacio vecinal que sirva como modelo de cómo deberían ser los nuevos centros municipales: “flexibles, abiertos y cogestionados entre Ayuntamiento y ciudadanos”.

Sabedores de lo necesario del centro de salud para Universidad, los impulsores de La Casa del Barrio creen que quienes sobran en San Bernardo 68 son los bomberos, contra cuya presencia se manifestaron en su día. “En las plantas 1 y 2 sería donde debería ubicarse el centro de salud y con el alquiler que pagaría la Comunidad por ese espacio se podría llevar a los bomberos a un emplazamiento serio, fuera de este lugar, que no es el adecuado. De este modo tampoco habría necesidad de tocar el solar de Antonio Grilo”.

Publicado por

Toda la programación del Museo del Romanticismo en septiembre

19:31