primer periódico hiperlocal español | año VIII | 22 de octubre de 2017

Cierra el cine Palafox, la segunda sala más grande de Madrid

Su proyector se apagará el 28 de febrero después de un ciclo de grandes clásicos del cine

Sala principal del Cine Palafox

El proyector de una de las salas más míticas de Madrid se apagará el próximo 28 de febrero. Ese día está prevista la última función en el cine Palafox, en la calle Luchana. El anuncio se hizo hace unos días a los espectadores que acudieron a una de sus sesiones, y se ha confirmado este martes con la publicación de su ciclo de despedida, ocho días durante los que se proyectarán varias películas clásicas.

Con este cierre se ponen fin a los 55 años de historia de la segunda sala más grande de Madrid, un tipo de cine de los que casi ya no quedan. 856 butacas (número solo superado por el Capitol de Callao) y un espectacular órgano ornamental que han visto pasar por sus butacas y escenario a numerosas estrellas del séptimo arte, tanto nacional como actores y directores de Hollywood, que presentaron allí sus películas.

El futuro que le depara a este espacio será probablemente el de albergar unos nuevos multicines, después de haberse conocido su compra por parte de la cadena Yelmo, informa Efe, aunque este extremo no está confirmado por los nuevos propietarios. El espacio ya fue remodelado en el año 1995 por los propietarios actuales, momento en el que se crearon otras dos salas de 260 butacas cada una, aprovechando la desaparición de su entresuelo. Entonces el cambio costó 150 millones de pesetas.

Con la desaparición de la gran sala del Palafox se pierde el mayor cine que quedaba en el entorno de la glorieta de Bilbao, un lugar que ha visto cómo en los últimos años iban perdiéndose los espacios para la cinematografía. Los Roxy fueron la penúltima víctima, al cerrar y aprobar el Ayuntamiento su conversión en supermercado. Antes cayeron el Fuencarral, el Bilbao o las salas que ahora albergan un enorme Zara. Otros lugares como los Luchana se salvaron para la cultura y hoy albergan unas resplandecientes salas de teatro.

Un “broche de oro” para la despedida

Con el objetivo de dar “un broche de oro” a la despedida del Palafox, la agencia Sunset Cinema ha organizado la proyección de 14 títulos clásicos del 20 al 27 de febrero, entre ellos Cantando bajo la lluvia, Memorias de África, El padrino o Pulp Fiction, la mayoría de ellas en versión original con subtítulos en español.

El ciclo recuperará la memoria de una sala que se inauguró a principios de los sesenta con Barrabás, de Richard Fleischer y protagonizada por Anthony Quinn. La última película que proyectará será Casablanca, el clásico de Humphrey Bogart e Ingrid Bergman. El precio de las entradas para todo el ciclo será de 6 euros y se pondrán a la venta a partir del viernes 10 de febrero.

Después de este ciclo, la última función del Palafox -el día 28- será una ópera, La bella durmiente de Tchaikovsky. Tres horas de proyección con un tipo de espectáculo que se había vuelto habitual en esta sala para despedir a lo grande uno de los cines históricos de Madrid.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicado por

Cierra el cine Palafox, la segunda sala más grande de Madrid

18:21