primer periódico hiperlocal en España | año VII | 3 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Lo que sucedió en Malasaña cuando estabas de vacaciones: cierres históricos, okupaciones…

Cartel colocado en la puerta del Café Comercial | SOMOS MALASAÑA

Cartel colocado en la puerta del Café Comercial tras su cierre | SOMOS MALASAÑA

El verano de 2015 ha sido en Malasaña el de los cierres de comercios históricos. Durante los meses de julio y agosto anunciaron que cesaban en su actividad el centenario Café Comercial de la glorieta Bilbao, pero también el bar Noviciado, víctima de la renta antigua, y el no menos importante Chamizo de San Vicente Ferrer, por jubilación de sus dueños.

La racha de cierres que se completó con la muerte anunciada del Mercado de Fuencarral, que echó la verja el pasado 25 de julio y que tememos continuará en las próximas semanas y meses, fruto de los cambios en un barrio que se regenera cada día y en el que nuevos comercios se van haciendo hueco. ¿Supondrá esto el fin de Malasaña tal y como la conocíamos? Algunos lo creen así pero otros piensa que se trata solo de nostalgia.

Lolo – polos artesanos (C/ Espíritu Santo 16)

Lolo – polos artesanos (C/ Espíritu Santo 16)

Entre los recién llegados hay muchas franquicias en las calles principales, pero también interesantes comercios abiertos en los últimos meses, algunos de ellos auténticos éxitos de ventas como la polería de Espíritu Santo o el taller-bar de San Mateo, dos lugares que se han convertido en referencias instantáneas de Malasaña y que marcan el camino a seguir a los que quieren emprender un negocio original, interesante y que dure en el tiempo tanto como los lugares históricos que nos han dejado en los últimos tiempos.

También nos alegramos de ver cómo volvieron iniciativas frescas durante el verano como la del cine al aire libre del Conde Duque, que revitalizó las noches de julio y agosto con su pantalla y sus terrazas. Y comprobamos cómo Malasaña sigue siendo un barrio predilecto para los cineastas: en verano acogió dos rodajes de postín, el de la próxima película de Coronado y Alberto Rodríguez (La isla mínima) en los alrededores de San Bernardo y el de una serie de Telecinco con gran elenco.

Nuevo Ayuntamiento, nueva política

El verano también ha estado marcado por las primeras decisiones del nuevo Ayuntamiento, gobernado por Ahora Madrid, con Manuela Carmena al frente. El nuevo alcaldillo del distrito Centro, Jorge García Castaño, concedió a Somos Malasaña su primera entrevista, en la que habló de los problemas de Malasaña y del enfoque que quiere dar a sus posibles soluciones. Uno de los temas que se tocaron en el encuentro fue la posible puesta en marcha del Área de Prioridad Residencial en la zona, similar al que entró en vigor el pasado 1 de agosto en Ópera. Habló también de terrazas, semanas antes de que se conociera que un tercio de ellas son piratas. Y del Patio Maravillas, el centro social okupado que llegó a los medios de tirada nacional en la primera semana de agosto, cuando fue desalojado por la Policía Nacional.

Gracias a esta última okupación del Patio descubrimos el escándalo de la venta en condiciones de ganga de un edificio público, el de Divino Pastor 9, vendido por Ana Botella a precio irrisorio sin que las agencias inmobiliarias expertas en la zona tuvieran constancia de su puesta en el mercado, en una maniobra similar al del histórico inmueble de Corredera 20, donde sus nuevos dueños han empezado las obras para convertir el lugar en viviendas privadas, en lugar de equipamientos sociales, como inicialmente estaba previsto.

Puerta de entrada del Patio Maravillas | RAQUEL ANGULO

Puerta de entrada del Patio Maravillas | RAQUEL ANGULO

El nuevo Ayuntamiento también anunció que cambiará la denominación de las calles con referencias franquistas de Madrid. En Malasaña descubrimos dos y creamos una lista de vecinos ilustres, candidatos a prestar su nombre al callejero de la capital. El recientemente desaparecido Javier Krahe, las Costus o la Abuela Maravillas son algunas de las opciones.

Derrumbes y apagones

Durante el verano se vino abajo -de forma controlada- un edificio con más de 200 años de antigüedad: San Bernardo 48, el bloque de casas bajo el que estaba la librería Fuentetaja. También se derrumbó -metafóricamente- el bicimad, el sistema de alquiler de bicis públicas que no pudo soportar inicialmente la ampliación hasta Chamberí. Encontrar un aparato en condiciones y no registrar ni un solo problema se ha convertido actualmente en una quimera para los sufridos ciclistas urbanos.

En el apartado de sucesos cabe reseñar un fin de semana negro para Malasaña con un incendio y apagón en el entorno de la plaza del Dos de mayo el sábado 18 de julio y una trágica muerte por un incendio en Antonio Grilo la madrugada del día siguiente. Menos importante pero con mucho recorrido y cachondeo en las redes sociales fue la pérdida del perro más famoso de Madrid, Pecas, la mascota de Esperanza Aguirre que habitualmente pasea por Jesús del Valle. Afortunadamente, el animal fue encontrado sano y salvo cerca de la sede del PSOE, en Ferraz.

Lo que viene…

La desértica galería de Fuencarral 77 | Foto: Somos Malasaña

La desértica galería de Fuencarral 77 | SOMOS MALASAÑA

El otoño en la zona centro de Madrid se presenta cargado de noticias sobre acción política: está prevista la creación de una mesa de colectivos afectados por el inminente cierre al tráfico no vecinal de Malasaña. Además, se anunciarán los mecanismos para que una parte del presupuesto municipal sea gestionada por los vecinos a través de iniciativas ciudadanas. También deberían adjudicarse las obras de los Jardines del Arquitecto Ribera y de comenzar los trabajos en el cercano –y polémico– Centro Deportivo Barceló. Y se espera que acaben antes de fin de año los trabajos del nuevo parque de bomberos de San Bernardo.

En septiembre sabremos si alguien compra el enorme y jugoso edificio de Fuencarral 77, puesto a subasta por la Seguridad Social. Y en octubre abrirá una gigantesca tienda que revolucionará el entorno de la calle Desengaño, el mega Primark de Gran Vía. También ese mes llegarán dos importantes citas de ocio a Malasaña, el festival de música Villamanuela (desde el 9 de octubre) y Coctelsaña, la ruta de cócteles más esperada de la zona.

Y suponemos que llegará el esperado plan de choque limpiar Malasaña, que se anunció en el mes de julio pero que todavía no se ha hecho presente, como sí ha sucedido en muchos otros barrios de Madrid. La consecuencia: que los contenedores y calles sigan rebosando de desperdicios, que llegan incluso a los parques infantiles de la zona.

Publicado por

Kirtan Pizza: yoga, meditación, música, mantras y… pizza (todo junto y gratis)

0:00