primer periódico hiperlocal en España | año VII | 27 de septiembre de 2016
Seleccionar página

“Suerte es tener un barrio limpio”

campaña

Desde que llegó a la Alcaldía, el equipo de Manuela Carmena ha hecho de la limpieza en Madrid uno de los puntos centrales de su día a día. Sin que la  remunicipalización de los servicios de limpieza -posibilidad que se planteaba en su programa- sea una realidad posible a corto plazo, el Consistorio ha optado por un plan que descansa sobre dos patas. A corto plazo, exigir más a las concesionarias de los contratos integrales de Limpieza y Zonas Verdes. Con vistas al futuro, comprometer a los madrileños en el mantenimiento de la ciudad.

Este lunes 2 de noviembre el Ayuntamiento comienza la fase de sensibilización ciudadana, que lleva por nombre La limpieza, tarea de todos y que consistirá en la colocación de carteles en autobuses, en marquesinas, en camiones de recogida y contenedores, señales en la calle, formación en los colegios y en las Juntas Municipales de distrito, entre otras cosas.

El Ayuntamiento ha presupuestado 163.000 euros para señalización permanente en la calle. Además, la propia campaña tiene unos costes, que se cifran en 44.183 euros. La campaña tendrá una duración prevista de dos años y llegará, de entrada, a 93 colegios dentro del programa paralelo Educar hoy por un Madrid más sostenible.

Una campaña por fases

Cada medida se implantará gradualmente: primero llegarán los carteles en 65 autobuses de la EMT, desde el 9 de noviembre se verán los anuncios en las marquesinas y a mediados de diciembre llegarán los carteles más llamativos a las farolas. Los contenedores y los camiones de la basura los llevarán a lo largo del año que viene.

La campaña también incluye el diseño y reparto de ceniceros portátiles para evitar que los fumadores arrojen colillas a la calle.

Recogiendo el testigo histórico  de Enrique Tierno Galván (a cuyas prácticas la alcaldesa se ha referido en numerosas ocasiones), Manuela Carmena hará un bando para presentar la campaña.

Mientras, continua el programa de limpiezas intensivas por barrios, que esta semana no toca ningún área de Malasaña (como sí hizo en semanas anteriores). En él participan partidas de trabajadores especiales, que desde hace poco se han visto incrementadas por 388 trabajadores, que estaban afectados por los ERTE y que han vuelto a trabajar en las calles, y otros 107 procedentes de nuevas contrataciones.

Publicado por

Toda la programación del Museo del Romanticismo en septiembre

19:31