primer periódico hiperlocal en España | año VII | 3 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Consultorio veterinario: vacuna de la leishmaniosis

urbanComo cada semana, el veterinario a domicilio del barrio, Urban Vet*, contesta a preguntas de los vecinos sobre cuidados animales. Si tú también quieres dejar la tuya a nuestro experto, tienes que enviarla al correo urbanvet@urbanvet.es

Quería pedir información sobre cómo vacunar de la leishmanía. Un familiar ha perdido a su perro por esta enfermedad y no me gustaría pasar por eso. Mi perro lleva las otras vacunas y está desparasitado. Gracias por atenderme.

La leishmaniosis es una enfermedad parasitaria, producida por un protozoo, que se transmite a través de la picadura de un mosquito denominado flebotomo o mosca de la arena. Es una enfermedad grave que, a pesar de disponer de tratamientos que garantizan la calidad de vida del animal, es de difícil curación. En la mayoría de los casos se podrá controlar con medicación y revisiones veterinarias cada 6 meses. En ausencia de tratamiento puede llegar a ser mortal.

La profilaxis de la enfermedad se basa en la combinación de dos estrategias de prevención:

  • Por una parte, el uso de repelentes e insecticidas que protegen contra la picadura del mosquito. Son los collares y pipetas.
  • Por otro lado, la vacuna contra la Leishmania canina, que ayuda al animal a crear defensas de manera permanente. La vacunación ayuda al sistema inmunológico para que el organismo se defienda del parásito en caso de contagio, evitando el desarrollo de la enfermedad.

El protocolo de vacunación consiste en tres dosis de vacuna separadas por un intervalo de tres semanas. Se puede comenzar a aplica a partir de los seis meses de edad. Previamente, se realiza un análisis para comprobar que el animal no padece la enfermedad. Se puede utilizar un test rápido o enviar la muestra de sangre al laboratorio. Si el resultado fuera positivo a Leishmania, la vacunación no será efectiva. En este caso, el veterinario te indicará cual es el tratamiento adecuado.

Tras las primeras dosis, es necesaria una revacunación anual y de una única dosis, para mantener la protección inmunitaria del perro.
Como en toda vacunación, tanto humana como veterinaria, es necesario tener en cuenta que pueden darse ciertas reacciones adversas, como dolor e inflamación en el punto de inoculación, apatía, fiebre y mal estar digestivo. Si bien pueden producirse reacciones alérgicas, estas son poco frecuentes.

Puesto que ningún método garantiza la protección al 100%, se recomienda la combinación del uso de insecticidas repelentes de mosquitos, en forma de collar u otros métodos, junto con la vacunación. Adicionalmente, se debe considerar que tienen mayor riesgo de contagio aquellos perros que vivan en el campo o duerman al exterior, así como aquellos que frecuenten parques en los que hay lagos y/o zonas húmedas, ya que están mas expuestos a los mosquitos. Por lo tanto, las medidas antes señaladas deberán extremarse.

Más información:

Publicado por

Kirtan Pizza: yoga, meditación, música, mantras y… pizza (todo junto y gratis)

0:00