primer periódico hiperlocal español | año VIII | 23 de septiembre de 2017
Seleccionar página

Cristina Peris Grau: “Me encantaría intervenir semáforos, farolas, papeleras… lo pintaría todo”

La autora del mejor bolardo de Pinta Malasaña 2017, una ilustradora valenciana, habla sobre el evento y sobre su visión de la estética: "Las calles sucias y sin sentido influyen en nuestro estado de ánimo sin que nos demos cuenta, generando estrés y malestar", afirma

Cristina Peris Grau, interviniendo su bolardo

La autora del mejor bolardo -a juicio del jurado- de ¡Pinta Malasaña! 2017 viajó hasta Madrid desde Valencia solo para participar en el certamen. Primero facturó una impecable persiana en la calle Palma y después creóun divertido personaje en la Galería de Robles. Allí, muchos artistas participantes en el evento dieron rienda suelta a la improvisación, pero Cristina Peris Grau llegó a la galería de bolardos con un diseño muy trabajado, que ejecutó al pie de la letra.

Poco después del evento lanzamos una serie de preguntas a esta ilustradora valenciana sobre el arte, la pintura de elementos urbanos y la experiencia de participar en un festival como Pinta. Esto fue lo que contestó:

Somos Malasaña: ¿Qué te hizo presentaste a Pinta Malasaña 2017?

Cristina Peris: Me apetecía mucho salir de Valencia y pintar en el barrio madrileño de Malasaña, que me encanta; además de vivir una nueva experiencia. El año pasado lo intenté pero me quedé con las ganas, de modo que este año volví a probar suerte.

¿Era la primera vez que pintabas en calle? ¿Tenías experiencia previa en soportes como persianas o bolardos?

En la calle no era la primera vez que pintaba. Sobre un cierre y un bolardo sí. Era algo totalmente nuevo para mí. Ya había pintado en la calle en otras ocasiones, en festivales de Valencia, junto a un colectivo de artistas del que formo parte… aunque sobre una enorme tela clavada en un muro, nada que ver con lo de Pinta Malasaña.

¿Qué recuerdo guardas del día del evento?

Totalmente bueno y positivo. Recuerdo que fui muy nerviosa y con un montón de inseguridades, pero cuando llegué allí, cononcí a los de la organización, anduve un poco por las calles vi la preparación de otros artistas participantes, empecé a relajarme.

Y ya cuando me puse a trabajar, me sentí muy cómoda, era como si lo hubiese hecho ya en otras ocasiones, ya no temía nada, y el soporte ya no me parecía ningún extraño. Lo disfruté mucho y quedé contenta del resultado.

Diseño de Peris Grau para el bolardo ganador

Ganaste el premio al mejor bolardo… háblanos de cómo planteaste tu obra galardonada.

Recuerdo que los mails que nos mandaban desde la organización, enviaron uno con la foto de un bolardo para que los participantes nos hiciésemos una idea de cómo era. Yo nada más verlo, vi claramente en él el personaje que realicé. Veía el sombrerito y el jersey de cuello vuelto en los sobresalientes de las formas, de modo que me hice un dibujo a partir de la forma del bolardo.

¿La figura representada pertenece a tu larga colección de personajes como ilustradora o lo creaste para la ocasión?

Podría ser uno de tantos de mis personajes, pero como ya os comentaba, lo cree expresamente para la ocasión, jugando con la forma del bolardo. Es bastante común en mí realizar personajes a partir de objetos, jugando con sus formas. Me gusta cogerlos y transformarlos, ya sea a partir de un zapato, botella, cubierto, brochas, pinceles… ahora me ha dado por los bolos. Esto hace que cada personaje sea único, el objeto es el que define y da carácter a ese personaje.

¿Te parece que mobiliario urbano como los bolardos tienen capacidad para acoger obras de arte?

El mobiliario urbano, me parece el sitio ideal para crear cosas interesantes, y darle un aspecto a las calles y por supuesto a la ciudad, mucho más agradable e interesante, quitando esa monotonía gris, y dando más color y contenido a estas.

¿Qué otros elementos de la ciudad te animarías a intervenir?

Ahora mismo lo pintaría todo, desde que me estrené en Pinta Malasaña estoy con el mono de pintar más (jaja). Pero me encantaría intervenir en semáforos, farolas, papeleras, cajas de luz…

Bolardo intervenido por Cristina Peris Grau en Pinta Malasaña | R.A.

A la sección oficial de ¡Pinta Malasaña! acudieron diseñadores, ilustradoras como tú o escritores de graffiti, con gran trayectoria de calle. ¿Qué supuso para ti pintar junto a artistas de otras disciplinas?

Fue todo un honor. Lo primero que sentí es una gran inseguridad y miedo a lo que me tenía que enfrentar, como decía antes. Sabía que habría gente muy buena, y muy preparada dentro de este ámbito, que para mí era nuevo. Pero era una experiencia positiva poder trabajar junto con tantos profesionales de distintos campos. Es muy enriquecedor, ya que observando se aprende mucho, y luego hablando entre nosotros más: veo súperinteresante dar oportunidad a artistas de distintas disciplinas llegando todos un poco al mismo fin, defendiendo cada uno su estilo y su técnica.

¿Podría una ilustradora hacer arte urbano/graffiti? ¿Te llama la atención este tipo de expresión artística?

Sí a todo. Creo que es posible que un ilustrador pueda pintar en la calle, al igual que creo que alguien del graffiti y arte urbano puede ilustrar. Y por supuesto es una expresión artística que me atrae y me gusta desde siempre, es por ello que me apetecía tanto probar.

El ganador del certamen -Sue975, planteó en su entrevista una interesante reflexión sobre el arte urbano y certámenes como ¡Pinta Malasaña!… en relación a sus palabras: ¿crees que los participantes en estos eventos que no provienen de la calle pueden/deben interesarse por estas intervenciones e intentar “apropiarse del soporte” fuera de concursos organizados?

Estoy totalmente de acuerdo con lo que Sue975 opina sobre el festival y el graffiti. Y creo que cualquiera puede apropiarse del soporte, gente de la calle y gente que participa en este tipo de eventos, aunque yo al igual que Sue975 creo que el verdadero dueño del cierre es aquel que paga el alquiler del bajo cada mes y esto es de respetar. Además opino que hay que mantener una estética y una limpieza en la calle, para vivir con más armonía, aunque parezca una tontería, las calles sucias y sin sentido influyen en nuestro estado de ánimo sin que nos demos cuenta, generando estrés y malestar.

Más información:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicado por

Cristina Peris Grau: “Me encantaría intervenir semáforos, farolas, papeleras… lo pintaría todo”

13:32