primer periódico hiperlocal español | año VIII | 23 de agosto de 2017

Crítica de ‘Un reino unido’: una historia africana que merecía ser contada

La película utiliza el amor como hilo conductor de una historia que trasciende enormemente la relación de pareja entre Seretse Khama (David Oyelowo) y Ruth Williams (Rosamund Pike), hablando del racismo y de una parte de África casi desconocida en España

Una imagen de ‘Un reino unido’

África es un continente que pasa muy desapercibido en Europa, más aún en España. Y, sobre todo, si se habla de lo que ocurre al sur del Magreb. Por eso el espectador que acuda a ver Un reino unido se sorprenderá muy probablemente al descubrir, gracias a esta película, la historia de Seretse Khama y de su propio país, Botsuana, una nación al norte de Sudáfrica de la que casi nunca se hace mención en libros, cine o noticias.

Además de descubrirnos todo un país de mayor extensión que España (aunque con una población menor que Madrid ciudad), el filme narra la vida de su líder político de mayor trascendencia, aquel que quiso trasladar las ideas que aprendió en Europa para conseguir la emancipación de su propia nación. Unas ideas que, tal y como se pintan en la película, incluso a día de hoy podrían parecer avanzadas. Lo que da cierta perspectiva de lo mucho que tuvieron que chocar en la Europa y en el África de los años sesenta.

Un reino unido utiliza el amor como hilo conductor de una historia que trasciende enormemente la relación de pareja entre Seretse Khama (David Oyelowo) y Ruth Williams (Rosamund Pike), una relación que agradará al público que vaya buscando esa parte de la historia al cine, pero que además sirve como excusa para hablar de los problemas sociales de la época, especialmente del racismo. En lo cinematográfico destaca la interpretación del protagonista, algo más creíble y menos intenso que Pike. El trabajo de dirección de Amma Asante (directora británica de orígenes ghaneses) es correcto y sin estridencias que incomoden al que acude con curiosidad a la película.

Ante el desconocimiento previo de la historia africana, al espectador le quedará la duda de saber si esa imagen edulcorada de Bechuanalandia -como se denominaba al país africano antes de su independencia- es la real de los años sesenta, si todos sus habitantes eran tan calmados como se les retrata y si las discusiones de gobierno se resolvían en una asamblea al estilo del 15-M. Harían falta más películas como esta para averiguarlo. Y para aprender más sobre nuestros vecinos del sur.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicado por

Crítica de ‘Un reino unido’: una historia africana que merecía ser contada

8:06