primer periódico hiperlocal español | año VIII | 24 de noviembre de 2017

Cuando Gallardón quiso sacar los coches de la calle Palma

El exalcalde de Madrid ideó un plan en 2011 para peatonalizar la calle, que fue probado en 2012 con gran éxito pero que se dejó en un cajón por la crisis económica

Responsables municipales en la calle Palma peatonalizada, en 2012 | AYUNTAMIENTO DE MADRID

Responsables municipales en la calle Palma peatonalizada, en 2012 | AYUNTAMIENTO DE MADRID

Ahora que Barcelona ha puesto de moda la palabra Supermanzana al planificar la movilidad, conviene recordar cuando en Madrid se empezó a utilizar esa expresión para hablar de la semipeatonalización de la calle Palma, que ejecutó temporalmente Ana Botella en el año 2012 siguiendo los planes que había previsto el propio Gallardón un año antes. La actuación de mayor calado tuvo lugar durante la Semana de la Movilidad de 2012, cuando se cortaron al tráfico durante cinco días varios tramos de la calle y se desalojaron coches de las plazas de aparcamiento para albergar decenas de actividades.

Así explicaba la intervención el propio equipo de movilidad del PP, entonces en el gobierno de Madrid: “Toda la teoría de la Supermanzana, que apuesta por la reducción de velocidad de los vehículos motorizados en el interior de la misma, está muy presente en nuestra intervención. No se pretende peatonalizar completamente sino pacificar el tráfico de modo que se produzca la adecuada convivencia entre peatón, ciclista y automovilista“.

La entonces concejala de Seguridad y Emergencias, Fátima Núñez | AYUNTAMIENTO DE MADRID

La entonces concejala de Seguridad y Emergencias, Fátima Núñez | AYUNTAMIENTO DE MADRID

El resultado de esta intervención fue una calle Palma irreconocible, con peatones paseando por la calzada, en la que apenas se veían coches, que huyeron a otras zonas por las que poder transitar a mayor velocidad. Mientras, actividades culturales y recreativas se sucedían en las plazas de aparcamiento, que lucían alfombras verdes, algunas con forma de hojas. No faltaron los políticos, que acudieron al lugar para hacerse la foto de una calle libre de tráfico.

La intervención se evaluó unos meses después, en un informe en el que el Consistorio analizaba el centenar de encuestas sobre la actividad rellenadas por vecinos y comerciantes. En sus respuestas valoraban enormemente la desaparición del tráfico en las calles y apoyaban todas las medidas salvo la desaparición de las plazas de aparcamiento, en la que había división de opiniones. También generaba cierta inquietud el resultado que colocar bancos y otros lugares estanciales podría tener sobre el fenómeno del botellón en la zona. Estas son algunas de las imágenes que se dieron entonces:

Sin embargo, la consolidación de todas estas acciones se dejó aparcada por la crisis económica. Aunque el poso hizo que muchos comerciantes y vecinos de la zona siguieron pidiendo una intervención para pacificar el tráfico de la calle Palma, como publicamos hace unas semanas.

El pasado y el futuro sin coches de Palma

El actual equipo de Gobierno, de Ahora Madrid, retomará en breve los planes municipales sobre la calle Palma con un plan para semipeatonalizar esta vía y la cercana San Vicente Ferrer. En esta intervención “se tendrán en cuenta las experiencias anteriores”, ha confirmado a Somos Malasaña el concejal de Centro, Jorge García Castaño. Se han estudiado la peatonalización temporal que tuvo lugar en 2012 así como el proyecto para cambiar totalmente la calle que se firmó en 2011 y que hace unos días hacía público la página web Ecomovilidad.net. Este colectivo pedía además “sacar planes de los cajones y llevarlos a la práctica”. Esta es la imagen del proyecto de 2011:

Planos para la peatonalización de la calle Palma en 2011 | ECOMOVILIDAD

Planos para la peatonalización de la calle Palma en 2011 | ECOMOVILIDAD

En el plano se observa cómo el equipo de Gallardón ideó la viabilidad de convertir la calle Palma en un eje de prioridad peatonal para conectar el Conde Duque con el Museo de Historia primero y luego la Biblioteca Nacional después, a través de tres fases de actuaciones en la vía, que incluían en su parte final una reurbanización completa del tramo que va de Fuencarral hasta San Bernardo y también desde el cruce con Amaniel hasta Conde Duque.

Los detalles de los planes municipales para la actuación en Palma de 2017 todavía no se conocen. De momento se sabe que se eliminarán las plazas de aparcamiento con la idea de que los peatones puedan moverse con libertad por toda la calle. Los bolardos también podrían ser retirados, en una actuación similar a la que tendrá lugar en las cercanas Farmacia, Hernán Cortés o Santa Brígida.

Más información:

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicado por

Cuando Gallardón quiso sacar los coches de la calle Palma

9:50