primer periódico hiperlocal en España | año VII | 25 de septiembre de 2016
Seleccionar página

Desaparece la parroquia de la Virgen de las Maravillas, la patrona de Malasaña

Entrada a la Iglesia de la Virgen de las Maravillas | SOMOS MALASAÑA

Entrada a la Iglesia de la Virgen de las Maravillas | SOMOS MALASAÑA

Los feligreses que acudan este lunes a la recién remodelada Iglesia de las Maravillas se encontrarán con dos sorpresas; la primera, que el templo permanece cerrado por vacaciones hasta el mes de septiembre. La segunda es de más calado: la parroquia de Nuestra Señora de las Maravillas deja de existir como tal a partir de hoy.

“Desde el 1 de agosto la parroquia se ha unificado a la de San Ildefonso”, reza un cartel a la entrada de la iglesia, que explica que el lugar permanecerá cerrado hasta el 6 de septiembre por ese motivo. El escrito, colocado junto a una cadena de grandes dimensiones enrollada alrededor de la puerta, apunta que el acto de hermanamiento de las dos parroquias se producirá el día 11 de septiembre, con una misa en el tempo de la plaza de San Ildefonso. Además, el 18 de septiembre se despedirá en otra eucaristía a Roberto Carlos, el actual párroco de las Maravillas, que se queda sin plaza por la absorción de su demarcación.

Cadena a la entrada de la iglesia | SOMOS MALASAÑA

Cadena a la entrada de la iglesia | SOMOS MALASAÑA

Con la desaparición de la Parroquia de Nuestra Señora de Maravillas y de los Santos Justo y Pastor, que así se llamaba, se traslada también toda su actividad parroquial, que se integrará a partir del mes de octubre en San Ildefonso. Allí también irá la actividad del Cáritas de Maravillas, que fijará su sede en el número 16 de la calle Colón.

El cierre agostil de la iglesia, que fue reinaugurada a mediados de julio después de un largo periodo de obras, originará la paradoja de que no pueda celebrar en su interior la festividad de dos de las santidades a las que está dedicada: la misa del 6 de agosto por la festividad de los Santos Justo y Pastor se tendrá que celebrar en San Ildefonso.

La parroquia de Nuestra Señora de las Maravillas abarcaba a los fieles residentes entre las calles Carranza y Sagasta por el norte y , San Vicente Ferrer y Beneficiencia por el sur, San Bernardo al oeste y Serrano Anguita al este (ver plano debajo). Este periódico se ha puesto en contacto con el Arzobispado de Madrid para obtener información adicional sobre el cierre de la parroquia, sin haber obtenido aún respuesta (ACTUALIZACIÓN: el Arzobispado contestó una semana después, puedes leer aquí el artículo).

Demarcación de la parroquia Maravillas

Demarcación de la parroquia Maravillas

Una iglesia propiedad del Ayuntamiento

La Iglesia de las Maravillas y sus dependencias, que daba nombre a la zona antes de que fuera conocido popularmente como Malasaña -los mayores del lugar aún lo denominan barrio de las Maravillas– tiene una curiosa peculiaridad que la diferencia del resto de templos de la capital: su titularidad es municipal y no del Arzobispado de Madrid. Es el Ayuntamiento el que costeó las obras y el actual propietario del edificio, que mantiene cedido para usos eucarísticos a la Iglesia Católica.

Iglesia de las Maravillas restaurada | SOMOS MALASAÑA

Iglesia de las Maravillas restaurada | SOMOS MALASAÑA

Su construcción data del siglo XVII, a raíz de la instalación en la zona de una congregación de monjas carmelitas, que en principio habitaron un templo dedicado a San Antonio Abad y que posteriormente cambiaron su nombre al de Nuestra Señora de las Maravillas, por haber encontrado -dice la leyenda- una pequeña imagen del niño Jesús en el jardín del convento, entre flores maravillas (también conocidas como caléndulas). La talla, de apenas siete centímetros y venerada como Jesús de las Maravillas, fue colocada posteriormente en la estatua de una virgen donada al convento, que se convirtió en Nuestra Señora de Maravillas por acoger al niño entre una cama de estas flores.

El edificio de la iglesia fue inaugurado en 1647, un 2 de febrero -día en el que se celebra la festividad de la patrona de Malasaña- y sufrió importantes reformas en 1770, con el cambio de algunas de sus arquitecturas barrocas, que fueron retiradas y convertidas en neoclásicas, entre ellas el retablo. Aunque el hecho de más relevancia para el templo fue la desaparición del monasterio de las carmelitas en 1869, que junto a la demolición del antiguo cuartel de Monteleón sirvió para hacer aparecer la Plaza del Dos de Mayo. Con la marcha de las monjas también se fue la imagen original de la virgen, que tuvo que ser sustituida por una copia.

Publicado por

Presentación de un libro, clases de guitarra o cortometrajes en la semana cultural de Quoncor Café

16:59