primer periódico hiperlocal en España | año VII | 9 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Dónde comer en Malasaña a deshoras: lista completa de lugares donde saciar el apetito

abierto 24 horas- comida

Hay pocos barrios en España donde la oferta culinaria a las 6.00 de la madrugada sea tan rica como en Malasaña. La abundancia es tal que un tramo de la Corredera Alta de San Pablo, en los alrededores de San Ildefonso, se ha convertido en lugar de peregrinaje para los estómagos hambrientos a esas horas que buscan algo que echarse a la boca.

“A esta calle los jóvenes la llaman la de la Fast Food” nos cuentan los responsables de uno de los comercios que sirve bocadillos hasta altas horas de la noche. Muchos de los locales de esa zona permanecen operativos hasta las 7.00 de la mañana, hora que se ha convertido en el nuevo momento de cierre de la Malasaña nocturna.

Pero a esas horas no solo es posible hacerse con comida rápida. En el entorno hay locales que ofrecen todo tipo de propuestas alimenticias para acabar saciados una noche de fiesta memorable. Los más destacados son estos:

Horarios de apertura de Il Siciliano de San Ildefonso | SOMOS MALASAÑA

Horarios de apertura de Il Siciliano de San Ildefonso | SOMOS MALASAÑA

1. Comida italiana hasta las 7.00

Una de las comidas internacionales más democráticas que existe es la italiana: gusta tanto a los paladares más exquisitos como a los que odian las verduras o el pescado. Por ello y porque resulta una comida completa y barata, es una de las mejores opciones para los que buscan comida de madrugada.

En Malasaña hay tres cadenas que ofrecen hasta tarde este tipo de productos: Il Siciliano, Allô Pizza y Piccolo Andrea. Los dos primeros, además, cuentan con sendos establecimientos abiertos hasta las 7.00 los fines de semana en San Ildefonso. Allí se sirven pizzas, panini (bocadillos planos), stromboli (masa fina rellena), arancini (arroz frito con relleno) y otras delicias para llevar o tomar en una minúscula barra. Incluso es posible comer sano (varios son de verduras y con poca grasa) a base de comida rápida.

Dónde: Plaza San Ildefonso 5
Horario: De 12.00 a 3.00. Jueves, viernes y sábado hata las 7.00.
Qué comer: Panini, pizza, arancini y stromboli.
Cuánto: Desde 2,50 euros.

El TGB Go de Malasaña

El TGB Go de Malasaña

 2. Hamburguesas durante toda la noche

Casi al lado de los anteriores, en la esquina de Corredera con Don Felipe, abrió en 2015 una versión exprés de la cadena de hamburgueserías The Good Burguer, un local que comenzó abriendo 24 horas durante los fines de semana y que ha reducido su horario hasta las 7.00 de la mañana.

El TGB Go de Corredera ofrece una versión reducida de la carta de los TGB más grandes, a los mismos precios, pero todo para llevar. Hamburguesas sabrosas desde 3,50 euros y perritos calientes, raciones de nachos y patatas. También mantiene su oferta de 2×1 los jueves.

Para los amantes de las hamburguesas que busquen una marca clásica, el relativamente cercano McDonalds de Gran Vía 52 abre todos los días del año a todas horas. Otra opción para comedores nocturnos que se suma a la mexicana del Taco Away (también en la Corredera), que abre hasta las 7.00.

Dónde: Corredera Alta de San Pablo 1
Horario: De 13.00 a 1.00, todos los días. Jueves, viernes y sábados hasta las 7.00
Qué comer: Hamburguesas, perritos y raciones de nachos y patatas
Cuánto: Desde 3,5€.

Bocadillos de jamón recién cortado a 2,95 euros en la Corredera | SOMOS MALASAÑA

Bocadillos de jamón recién cortado a 2,95 euros en la Corredera | SOMOS MALASAÑA

3. Bocadillos ibéricos hasta las 4.00

Salir por la noche en un barrio como Malasaña tiene la ventaja de que te puedes comer un bocata de jamón ibérico, bien cortado, en una tienda de ultramarinos especializada en charcutería de calidad de toda la vida. Es lo que ofrece Chacinas R. García, un local de la Corredera que ha adaptado su horario a la animada vida nocturna de la zona durante las noches de los viernes y los sábados, aprovechando la liberalización de horarios.

“Hay que adaptarse a los cambios”, indica José Ramón García, el responsable del local que un día decidió ampliar su horario a la madrugada de los fines de semana. Los viernes aguanta hasta la 1.00-1.30, “porque al día siguiente hay que madrugar para volver a abrir”, nos cuenta. Y los sábados tiene un horario peculiar. Cierra su comercio a las 14.30, después de haber trabajado toda la mañana, y lo abre junto a su mujer a medianoche.  Hasta las 4.00 de la madrugada. “La experiencia nos dice que cuanto más tarde es, más bocatas vendemos”, revela.

Dónde: Corredera Alta de San Pablo 7
Horario: Hasta la 1.00-1.30 los viernes y hasta las 4.00 los sábados.
Qué comer: Bocatas de jamón ibérico recién cortado y otros artículos de chacinería y ultramarinos.
Cuánto: Desde 2,95 €.

 

La entrada al Iberia | SOMOS MALASAÑA

La entrada al Iberia | SOMOS MALASAÑA

 4. Raciones entre taxistas y policía

El Iberia es un gran clásico de la noche madrileña. Es el típico bar madrileño, sin especial encanto decorativo más allá de su carta repleta de raciones de oreja, bravas, callos… y un largo listado de bocadillos a buenos precios. Para conocer su horario, es mejor contarlo a la inversa: solo cierra de 3.00 a 6.00 horas. El resto del tiempo está abierto. Cualquier día del año.

Su ubicación, en la glorieta Ruiz Jiménez (más conocida con el nombre oficioso de Glorieta de San Bernardo), junto a una parada de taxis, hace que entre su clientela sea habitual encontrarse con conductores profesionales, además de policías nacionales, que han tomado por costumbre hacer un alto en sus turnos en este local. En su reapertura, a las 6.00, cuenta con vigilantes de seguridad: todo ello aporta un extra de seguridad y cero broncas, nada desdeñable en lugares que abren a horas intempestivas.

Curiosidad indie: el local aparece en la canción Bares de taxistas de Francisco Nixon (ex Australian Blonde). Otra curiosidad: el local abrió 24 horas hasta el año 2000, cuando un cambio de legislación le obligó a cerrar de 3.00 a 6.00.

Dónde: C/ Glorieta de Ruiz Jiménez 4
Horario: De 6.00 a 3.00, todos los días
Qué comer: Bocadillos y raciones típicas de grasabar madrileño.
Cuánto: Cañas con tapa desde 1,50 euros. Bocadillos a partir de 3 euros.

Porras y churros recién hechos | CHURRERÍA 1883

Porras y churros recién hechos | CHURRERÍA 1883

5. Churros con chocolate desde las 5.00

Una de las opciones más clásicas a la hora de irse a la cama con un estómago satisfecho es el del chocolate con churros. Malasaña cuenta con una antigua churrería a mitad de la calle Espíritu Santo que surte de desayunos a medio barrio desde hace más de 100 años. No en vano se llama Churrería Madrid 1883.

Además de cogerlos para llevar, es posible desayunar los churros y porras con el chocolate -no sirven cafés- en una pequeña repisa situada dentro del local, que abre al público a las 5.00. Competitivos precios y productos de calidad completan la oferta de este local que tiene varios módulos de ahorro que incluyen chocolate para llevar.

Dónde: C/ Espíritu Santo 5
Horario: De 5.00 a 13.00 todos los días
Qué comer: Chocolate con churros y porras.
Cuánto: Churros a 0,30 € y porras a 0,35 € la unidad. Oferta de taza de chocolate +

Parte de la oferta de la panadería - cafetería La Doña

Parte de la oferta de la panadería – cafetería La Doña

6. Cafetería-panadería con horno propio 24 horas

El dulce entra a cualquier hora. Si además te lo ofrece un establecimiento especializado, con horno propio, es difícil resistirse. Apetitosas tartas, berlinas y otros tipos de bollería son parte de la oferta de La Doña, una cafetería-panadería de San Bernardo con mucho trasiego y que desde el verano abre 24 horas los jueves, viernes y sábados. Diferentes tipos de empanadas y ensaladas completan por lo salado la oferta de un local que, además, presume de visitantes ilustres como el presidenciable Pedro Sánchez.

Dónde: C/ San Bernardo 57
Horario: Abierto 24 horas todos los jueves, viernes, sábados. Resto de días cierra a las 22.30
Qué comer:Empanadillas de todo tipo, cafés, bollería, tartas, ensaladas…
Cuánto: Desde 1 €.

 

 

Entrada al Laidy Pepa y sus míticos espaghetti

Entrada al Laidy Pepa y sus míticos espaghetti

7. Comida (y más bebida) de after en un piano-bar

El Laidy Pepa es un clásico de las noches y amaneceres malasañeros. Un piano-bar, café-teatro, a un paso de Fuencarral en el que pueden suceder las cosas más inverosímiles y que permanece abierto (oficialmente) hasta las 6.30 horas los fines de semana. Incluso algunos cuentan que permanece abierto parte de la mañana de tapadillo.

El local ofrece ricas raciones de spaggethi en cazuela de barro, que pueden ser acompañadas normalmente de cervezas. Sus precios son caros (12 €), pero la experiencia se complementa con lo cómodo de su salón de comidas y la música en directo de un pianista, que suele aceptar las aportaciones de espontáneos con buena mano a los teclados.

Una noche en este lugar no deja a nadie indiferente y suele ser recordada durante semanas por los comensales (si su estado les permite rememorar la noche anterior al día siguiente, claro).

Dónde: C/ San Lorenzo 5
Horario: Hasta las 6.30 horas todos los jueves, viernes, sábados y vísperas de festivo.
Qué comer: Spaggethi con tomate regados con tercio de cerveza.
Cuánto: Desde 12 €.

Escaparate del Market Café de Mejía Lequerica | SOMOS MALASAÑA

Escaparate del Market Café de Mejía Lequerica | SOMOS MALASAÑA

8. Tiendas 24 horas

Fueron las pioneras en este sector, pero el paso del tiempo y la aparición de nuevas y apetitosas ofertas las han dejado en un segundo plano. Dos resisten en los alrededores de Malasaña: una en San Bernardo y otra en Mejía Lequerica. Ambas pasaron a denominarse Market Café y a adoptar una estética hipster después de permanecer durante años bajo la marca de la cadena Open 25, adaptándose los nuevos tiempos.

Mientras antes solo ofrecían comida envasada o una suerte de hamburguesas o perritos recalentados, ahora disponen de bollería original (ojo a la palmera rellena de Ferrero Roché), apetitosos perritos calientes y otras opciones culinarias con inventos audaces pero que pueden funcionar bien a ciertas horas de la noche, como la pizza al corte con una loncha de jamón serrano por encima. Además, añaden a su atractivo poder comprar productos de supermercado a las tantas.

Dónde: C/ San Bernardo 33 y C/ Mejía Lequerica 1
Horario: Abierto 24 horas todos los días del año.
Qué comer: Bocadillos con pan de semillas, palmeras con chocolate, pizza al corte…
Cuánto: Desde 1 €.

Publicado por

Luces de Navidad 2016 – 2017 en Madrid: calles y diseñadores

21:39