primer periódico hiperlocal en España | año VII | 5 de diciembre de 2016
Seleccionar página

El Street Museum de Dourone

Esta será la obra que pintará Dourone en la fachada de la Sala Yasta

Esta será la obra que pintará Dourone en la fachada de la Sala Yasta

Dourone es el nombre por el que se conoce a Fabio López en el mundillo artístico. Autodidacta y graffitero ‘de letras’ en origen -a los 12 años hizo su primera firma en una pared-, ha ido evolucionando con los años hacia un estilo figurativo surrealista, fácilmente reconocible y en el que se adivina -en el uso predominante del blanco y negro en sus trabajos- su gusto por los grabados.

A partir de mañana, jueves, y durante cuatro días, Dourone ‘atacará’ un gran muro en el número 10 de la calle Valverde, el de la fachada de la Sala Yasta, para plasmar en él ‘El hombre sin aliento’, una cabeza humana de cuatro metros de alto por tres de ancho en la que permanecerá trabajando a la vista de todos entre las 11 y las 19 horas del 30 y 31 de mayo y del 1 y 2 de junio. Se trata de una acción de calle en la que los espectadores curiosos serán bien recibidos y podrán intercambiar impresiones con el artista al mismo tiempo que éste avanza en su trabajo.

Dourone (Fabio López), ayer, ante la fachada del número 10 de la calle Valverde que va a intervenir | Foto: Somos Malasaña

Dourone (Fabio López), ayer, ante la fachada del número 10 de la calle Valverde que va a intervenir | Foto: Somos Malasaña

Street Museum

“Esta propuesta se engloba dentro de ‘Street Museum‘, un proyecto personal en el que llevo algo más de un año trabajando y que, de momento, habrá dado con éste tres frutos (MadridParís-Madrid) Lo veo como una alternativa cultural urbana, de continuidad y en grandes formatos, gratuita, para todo tipo de público y en la que al no ser producto de encargo alguno se puede ver al verdadero Dourone”, comenta el artista.

Fabio vive desde hace años exclusivamente de sus dibujos. Tras los primeros encargos de decoración de fachadas que le fueron surgiendo, llegaron los de decoración de interiores, ilustraciones para revistas y periódicos y trabajos de imagen para grandes marcas comerciales. No para de trabajar ni en estos tiempos de crisis. Sin embargo, las obras de ‘Street Museum’ son diferentes. No hay dinero de por medio y, por lo tanto, no hay temas impuestos o condicionados por la voluntad de quien paga. Se trata de puro amor al arte materializado gracias a horas y horas de minucioso desempeño profesional. Lo único que necesita son muros donde plasmar su visión del mundo y reclama grandes paredes en el centro de la ciudad: “Lo que me gustaría es pintar una medianera, tengo algunas fichadas por Malasaña… en Barco, en el solar de la calle Palma esquina con San Bernardo. Quiero muros lo más grandes posibles y, si son en vertical, mejor que mejor. Quizá lo consiga para próximas ediciones del ‘Street Museum'”.

Con sus papeles, rotuladores, pinceles y aerosoles ya preparados confiesa que le encanta pintar en la vía pública, sentir la respuesta de quienes ven sus obras e intercambiar opiniones con ellos. Asegura que una de las frases que más acostumbra a escuchar cuando trabaja en la calle es: “Espero que la respeten y que dure”, en referencia al trabajo de turno que se traiga entre manos. Realmente a Dourone es lo que le gustaría, pero es consciente de lo que sucede en la calle con los graffitis y sabe que su ‘Hombre sin aliento’ durará lo que tenga que durar. Es algo que tiene más que asumido.

Un juego con recompensa

Paralelamente a la acción de la que hemos hablado, en la que como espectadores vamos a poder todos participar, Dourone anuncia que dentro de unos días ‘liberará’ en distintos puntos de Malasaña cinco reproducciones -a tamaño A3- de la gigantesca cabeza que dibujará en Valverde; todas ellas enmarcadas y firmadas por él y que podrán llevarse a casa los primeros que las encuentren.

Para saber dónde se irán soltando estas reproducciones habrá que estar atentos a las pistas que irá dándonos a lo largo de la próxima semana a través de las redes sociales y a través de este mismo periódico.

Dourone es uno de esos ‘sospechosos habituales’ cuyo arte y persona podemos encontrarnos con frecuencia por Malasaña

Street Museum (I). Calle Echegaray, Madrid.

Street Museum (II). París.


Publicado por

Wildlife Photographer of the Year, las mejores fotografías sobre naturaleza en el COAM

19:02