primer periódico hiperlocal en España | año VII | 7 de diciembre de 2016
Seleccionar página

El cierre al tráfico del distrito Centro se adelanta a 2017 por iniciativa del PSOE

Área de prioridad peatonal propuesta por el Ayuntamiento

Área de prioridad peatonal propuesta por el Ayuntamiento

La fecha aproximada en la que entrará en vigor la gran Área de Prioridad Residencial (APR) de Centro, área de acceso restringido de vehículos motorizados -sólo para residentes-, se ha modificado en distintas ocasiones y, pese a queel delegado de Desarrollo Urbano Sostenible lo fijó para los primeros meses de 2018, este lunes el pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobaba a instancias del grupo municipal socialista que la restricción sobre la circulación de vehículos en Centro se ponga en marcha a lo largo de 2017.

Este compromiso se ha incluido dentro de una batería de medidas que daba forma a una moción que llamaba a actuar para mejorar la calidad del aire de Madrid, una actuación que para el grupo municipal socialista es de extrema urgencia, algo que también piensa Ahora Madrid, que la ha apoyado con sus votos y la ha sacado adelante pese a la abstención de Ciudadanos y la negativa del Partido Popular. “Finalmente, hay un compromiso político firme para poner en marcha la APR de Centro el año que viene”, se felicitaba a la conclusión del pleno el concejal del PSOE de Madrid y secretario general de los socialistas de Centro, José Manuel Dávila.

Las asociaciones vecinales del distrito habían instado ya al ayuntamiento a que la entrada en funcionamiento de la APR se produjera cuanto antes y la fecha que se manejaba hasta el día de ayer como probable para iniciar las restricciones de tráfico, 2018, había sido mal recibida por los vecinos.

Para Dávila, además de la importancia que para mejorar la calidad del aire de Madrid tiene el restringir cuanto antes el paso por Centro de vehículos motorizados de no residentes, aplicar ya esa medida daría pie a poder plantearse y a ejecutar en la presente legislatura otras reformas relacionadas con la movilidad, como podrían ser la peatonalización de ciertas vías o el ensanchamiento de algunas aceras.

Por su parte, según ha declarado en alguna ocasión el concejal de Centro, Jorge García Castaño, el cierre al tráfico de no residentes puede considerarse como “el momento más importante de la legislatura en el distrito”. El mismo García Castaño escribía hace unos días lo siguiente, en El Boletín:  “En mi opinión, en esta segunda parte de la legislatura, el tema central que va a ocupar la mayor parte del espacio de debate va a ser el nuevo modelo de movilidad. Lo va a ser porque el equipo de Gobierno está comprometido con sus compromisos internacionales en materia de emisiones o ruidos y porque la ciudad necesita recuperar espacio público – actualmente más del 60% del espacio libre está dedicado al aparcamiento y la circulación- para hacer unos barrios más vivibles y más dinámicos comercialmente”.

Ahora Madrid quiere hablar con las distintas partes afectadas por la futura APR para tratar de que la medida se ponga en marcha con el mayor consenso posible. Sin embargo, tanto ese proceso de consultas como, al parecer, lo farragoso del necesario proceso de modificación del contrato de cámaras de control de acceso de las APR que ya están en funcionamiento en el distrito,  juegan en contra de la formación gobernante. El tiempo apremia, sobre todo ahora que se ha comprometido en el pleno municipal a que en un plazo máximo de un año, dadas las fechas en las que estamos, sólo podrán rodar coches de residentes por las calles de Centro.

Publicado por

Luces de Navidad 2016 – 2017 en Madrid: calles y diseñadores

21:39