primer periódico hiperlocal español | año VIII | 24 de octubre de 2017
Seleccionar página

El Ayuntamiento planea tumbar un proyecto vecinal en SB68 para trasladar allí a funcionarios de Urbanismo

Un nutrido grupo de vecinos, apoyado por la Plataforma Maravillas, propuso un centro cívico en la tercera planta del nuevo edificio de bomberos, que ha sido rechazado inicialmente en los Presupuestos Participativos por "inviable"

Miembros de la Plataforma Maravillas, manifestándose este sábado pidiendo espacios para Malasaña

El Ayuntamiento de Madrid está a punto de echar por tierra uno de los proyectos más votados por los vecinos del centro en la primera fase de los Presupuestos Participativos, en la que cosechó 289 apoyos. Es el que propone la construcción de un centro cívico en la tercera planta del edificio municipal de San Bernardo 68 (SB68), todavía sin uso.

Centro cívico y cultural zona norte del distrito: Espacio Malasaña es el nombre del proyecto que fue presentado a Decide Madrid 2017. Un espacio que se define como “abierto y participativo, donde tú puedas decidir, proponer, desarrollar y hacer visibles actividades creativas de todo tipo para todas las edades”. El lugar, pensado como estructura multifuncional, podría albergar “sala de teatro, música y danza, centros de reuniones, encuentros y eventos, talleres de trabajo artístico o ludotecas, espacios de coworking e innovación colaborativa”, explican los responsables del proyecto, que cuenta incluso con una página web propia donde se explica todo el proceso y las causas que lo justifican.

Este proyecto fue impulsado por un grupo de vecinos que forman parte de la Plataforma Maravillas, entidad que agrupa a colectivos comerciales, vecinales y asociaciones del barrio de Malasaña. La plataforma lo apoyaba, así como también el Espacio distrital que trabajó en Centro durante la primera fase de los Presupuestos Participativos. Incluso había cosechado más apoyos populares durante varias acciones de difusión en el festival Pinta Malasaña (una de las 100 obras oficiales se tituló SB68) y en las Fiestas del 2 de Mayo, cuando se reclamó como espacio para el barrio junto al Solar de Antonio Grilo.

 [Carta abierta de los vecinos: ¿Decide Madrid? ¡Amos anda!]

Pero el pasado viernes el proyecto recibió un jarro de agua fría por parte del Ayuntamiento, que lo declaraba “inviable” al tener previsto en el lugar “realojo de empleo público municipal”. El consistorio aducía además no disponer “en la zona de Malasaña de contenedores propios donde desarrollar el programa propuesto”.

Un barrio sin dotaciones vecinales

El hecho de no disponer de espacios para la ciudadanía fue lo que llevó al citado grupo de vecinos a buscar alternativas en el único espacio posible del barrio, después de la venta de varios edificios y oficinas por parte de Ana Botella en el último tramo de su legislatura. Fue esa carencia de espacios la principal demanda de la Plataforma Maravillas durante la reunión que mantuvo hace unas semanas con el delegado de Urbanismo, José Manuel Calvo. El encuentro fue convocado por Urbanismo para explicar la conversión del antiguo edificio municipal de Divino Pastor 9 en apartamentos turísticos, y para detallar las medidas contra la turistificación que pensaba tomar el Ayuntamiento de Madrid.

Sección propuesta para el ‘Espacio Malasaña’ de San Bernardo 68 (pincha para ampliar)

En la misma reunión se habló de San Bernardo 68 y de sus plantas 3, 4 y 5. Los vecinos pidieron poder destinarlas a usos vecinales, tal y como vienen exigiendo desde hace casi dos años. Calvo les explicó que pensaba destinarlas a oficinas de Urbanismo, que ahora mismo se encuentran en Campo de las Naciones, sin argumentar más razón que la de unificar los diferentes departamentos en un mismo espacio. Los vecinos preguntaron si no había más espacios en toda la ciudad para unificarlas que en un barrio carente de espacios sociales y explicaron a Calvo el proyecto que iban a presentar a los Presupuestos Participativos. La reunión finalizó con el concejal animando a los vecinos a defender ese proyecto, diciéndoles una frase que se quedó grabada en su memoria: “El pueblo es soberano”, en referencia a que si la propuesta de SB68 conseguía los votos necesarios, se acabaría ejecutando.

Es fácil imaginar el estupor de estos vecinos al comprobar, el pasado viernes, cómo la palabras expresadas por el concejal eran rebatidas por el frío email enviado por Decide Madrid, que echaba abajo todo el proyecto. Los impulsores del espacio hicieron el sábado las alegaciones pertinentes en el plazo hábil de 48 horas para que el Ayuntamiento reconsidere la exclusión. Entre las razones que argumentan están que en la convocatoria de 2016 del Presupuestos Participativos se presentó el mismo proyecto y entonces sí que fue admitido a la fase final. Además, destacan que las bases de esta convocatoria de presupuestos no permiten el veto a proyectos “por supuestas necesidades de otros usos”.

Más información:

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicado por

El Ayuntamiento planea tumbar un proyecto vecinal en SB68 para trasladar allí a funcionarios de Urbanismo

11:56