primer periódico hiperlocal en España | año VII | 25 de septiembre de 2016
Seleccionar página

El Ayuntamiento quiere frenar a los lateros… encareciendo sus latas

Un latero multado por los agentes de policía | POLICÍA MUNICIPAL DE MADRID

Un latero multado por los agentes de policía | POLICÍA MUNICIPAL DE MADRID

Guerra a los lateros desde el mes de enero. El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado su intención de intentar frenar a los vendedores de cerveza callejeros a partir de enero sentando en una mesa a todos los actores implicados en la distribución y a los afectados por esta venta ambulante e ilegal.

El anuncio lo hizo este martes el concejal de Distrito Centro, Jorge García Castaño, quien explicó durante una intervención en el Hoy por Hoy regional de la Cadena Ser que montaría una mesa con “todos los actores implicados” en el mes de enero. Todos salvo los propios lateros, claro. “No creo que aún estén organizados en una asociación”, bromeó el concejal.

En la mesa de mesa de trabajo sobre la venta de latas de alcohol en la calle se sentarán distribuidores, productores y algunas organizaciones de hostelería como La Viña y -puede- la Asociación de Hosteleros de Malasaña (AHM), además de la Delegación del Gobierno. Entre todos intentarán buscar paliar un problema que el concejal tiene claro por dónde enfocar.

“En mi opinión tiene que ver con bajar los márgenes de beneficio”, explicó García Castaño en la Ser. Se refería a encarecer el precio de adquisición de latas de cerveza a los propios lateros, de forma que no les resulte rentable venderlas a un euro en la calle, el precio más extendido para este tipo de bebidas. Para ello necesita contar con la colaboración de los distribuidores.

50.000 latas vendidas cada fin de semana

El fenómeno de los lateros surgió con fuerza a raíz de la Ley Antibotellón. Los consumidores de alcohol callejeros preferían adquirir latas a un euro y dejarlas en el suelo si llegaba la policía que comprar botellas de grandes dimensiones y más caras. Además, las latas son más fáciles de consumir en cualquier espacio y los propios lateros las venden hasta en las colas de entrada a pubs y discotecas, o entre los fumadores que salen a echarse un cigarro.

Los hosteleros afirman que cada fin de semana se consumen en el distrito Centro 50.000 latas de cerveza callejeras.  “Además del botellón, este fenómeno genera suciedad y yo veo constantemente cómo se produce venta indiscriminada a menores”, denunciaba hace unos meses la presidenta de AHM, Blanca del Amo, a Somos Malasaña. También afirmaba que existe una “mafia” detrás de esta distribución de latas y que desde los locales se trabajaba con la Policía Local para intentar acabar con los “pisos lanzadera” desde los que se reparte todo este alcohol, que llega a venderse hasta en las propias terrazas de los bares.

El concejal de distrito no cree sin embargo que su mesa consiga acabar con el fenómeno de los lateros ni con el botellón. “Lo que podemos hacer es paliar estas prácticas”, afirmó este martes, a la vez que se mostraba favorable a la imposición de multas por beber alcohol en la calle. Multas que podrán ser conmutadas por trabajos a la comunidad o entradas de cine, teatro o actividades deportivas, según informó ayer el Ayuntamiento.

Publicado por

Presentación de un libro, clases de guitarra o cortometrajes en la semana cultural de Quoncor Café

16:59