“El Ayuntamiento de Madrid está buscando alternativas que sean capaces de atender las necesidades expresadas por los propios vecinos y vecinas del distrito Centro que reclaman más dotaciones para la ciudadanía. En ese sentido, las que iban a ser oficinas para la corporación municipal en el edificio situado en la calle San Bernardo 68 serán destinadas a instalaciones para los vecinos y vecinas del distrito, cuyos usos serán consensuados con el tejido social del barrio”.

Los mismos círculos de Podemos del distrito Centro se habían posicionado estos días en contra del plan inicial de Urbanismo, exigiendo al Gobierno de Manuela Carmena escuchar la voluntad de los vecinos de la zona y respetar lo expresado a través de la votación ciudadana en los Presupuestos Participativos.

Según el comunicado de hoy, “la voluntad del Gobierno municipal, como han indicado el propio concejal del distrito Centro Jorge García Castaño, es la de escuchar las propuestas y proyectos que la ciudadanía presente y que puedan solventar una necesidad en la zona. La Junta Municipal de Centro escuchará las propuestas concretas para la dotación dentro de los marcos ya implementados, como son los Foros Locales o el propio pleno del distrito.