primer periódico hiperlocal en España | año VII | 9 de diciembre de 2016
Seleccionar página

El Ayuntamiento sólo promociona los comercios de ‘Triball’

Cabina telefónica de la plaza del Dos de Mayo con publicidad de Triball

Desde hace unos días, las cabinas telefónicas de Malasaña lucen planos y directorios en los que se destacan negocios de la zona. Se trata de una campaña del Ayuntamiento para la promoción del comercio que, sin embargo, en nuestro barrio, sólo tiene en cuenta a los establecimientos situados en la llamada ‘zona Triball’. Es más, dentro de esa franja, casi exclusivamente los pertenecientes a la Asociación de Comerciantes de Triball son los que salen en el plano. ¿Por qué el Gobierno municipal premia a unos y obvia a otros comercios, ya no de un mismo distrito sino incluso de un mismo barrio? ¿Quién ha decidido quién sale y quién no sale en los anuncios?

Según explicaciones dadas por el Consitorio,  para la confección de los mapas los responsables municipales se han puesto en contacto con las asociaciones de comerciantes de cada una de las zonas incluidas en la promoción con el objetivo de que les facilitaran una especie de censo de los establecimientos del área. “El Ayuntamiento no tiene personal suficiente para realizar esta tarea por sí solo”, indican desde el gabinete de prensa de la Municipalidad.

Sin embargo, por lo que hemos podido comprobar, en Malasaña han contactado sólo con una asociación de comerciantes, existiendo más. Por ello, podríamos concluir que el Ayuntamiento habrá recurrido a algunas asociaciones, cosa que no han querido admitir. Estas asociaciones elegidas -sin porqué oficial conocido- son las que habrían decidido qué negocios se benefician de la campaña municipal y cuáles no. Así pues, en el barrio, por decisión municipal, Triball ha sido juez y parte.

Agravio comparativo

Manuel Valero es el presidente de la Asociación de Comerciantes de Maravillas, representante de “250 socios activos“, según cuenta. La primera noticia que ha tenido sobre la existencia de esta campaña municipal se la ha dado este periódico.

“Sus intereses tendrá el Ayuntamiento, que nosotros desconocemos, para anunciar sólo a Triball”, comenta. Mucho menos comedida, María García, vicepresidenta de esta misma asociación, exclama: “¡No hay derecho! ¿Es que nosotros pagamos menos impuestos?“. En la misma plaza del Dos de Mayo, tanto Manuel, como María, como el resto de comerciantes del área, podrán ver durante el tiempo que dure la campaña cómo en ‘sus’ cabinas a quienes anuncian es a otros.

Satisfacción en ‘Triball’

Por su parte, Triball confirma que técnicos de Medio Ambiente y Economía se pusieron en contacto con ellos y que se les facilitó un listado de establecimientos ubicados en la zona.

“Creemos que está muy bien que el Ayuntamiento apoye a las asociaciones de comerciantes, el comercio de barrio y en nuestro caso en particular una zona tan dañada por la prostitución y las drogas”, declaran desde esta asociación. “Esperemos que nos ayude a que cada vez más gente sepa lo que hay por la zona, para que cada vez sean menos los que evitan pasar por aquí”.

Omisiones imperdonables

La campaña de promoción del comercio se está desarrollando en 21 barrios de ocho distritos de Madrid y Malasaña no es el único lugar donde está generando cierta polémica.

En el entorno de la Plaza Mayor, otra de las zonas del distrito elegidas para promocionar el comercio, la campaña tampoco ha comenzado con buen pie. Como en Malasaña, no es el propósito el discutible, sino la materialización de la iniciativa. Allí resulta que no figuran en el plano comercios centenarios como ‘Casa Ciriaco’, mientras que a establecimientos como ‘Burger King’ o ‘Dia’ sí se les ha dado un lugar, lo mismo que a algunos otros locales que llevan tres y cuatro años cerrados.

Por si me equivoco

En los planos de las cabinas, abajo, a la izquierda, aparece el siguiente mensaje: “La relación de establecimientos que figura en el plano no es exclusiva ni excluyente y ha podido ser objeto de variación como consecuencia de los cambios de actividad, perturas o cierres de establecimienots producidos con posterioridad a la elaboración del censo”.
Parece como si en el momento de haber estado realizándolos alguien hubiera tenido ya conciencia de que algo se podía estar haciendo mal.

¿Coste cero?

Según fuentes municipales, la campaña de promoción en las cabinas telefónicas tiene coste cero para las arcas municipales merced a un acuerdo con Telefónica por el que la compañía cede este espacio al Consistorio cuando no lo tiene contratado. Por este motivo, los mapas en las cabinas durarán lo que estime oportuno la compañía presidida por César Alierta.

Paralelamente a este sistema de promoción, el Ayuntamiento ha editado los mismos mapas en papel, los cuales son repartidos en los correspondientes puntos de información turística. A expensas de que exista otro acuerdo con alguna imprenta por el cual lograran la gratuidad del trabajo, es de suponer este gasto sí correrá a cargo de las cuentas públicas.

Publicado por

Luces de Navidad 2016 – 2017 en Madrid: calles y diseñadores

21:39