primer periódico hiperlocal en España | año VII | 9 de diciembre de 2016
Seleccionar página

El centro de Madrid superó tres días los niveles de contaminación sin ningún aviso del Ayuntamiento

Los ciudadanos del centro de Madrid estuvieron respirando aire contaminado durante tres días de la semana pasada: el martes 4, el miércoles 5 y el sábado día 8 los niveles de dióxido de nitrógeno se dispararon en las estaciones del interior de la M-30 y superaron los límites marcados por el protocolo del Ayuntamiento de Madrid para el establecimiento de medidas que frenaran la polución.

Sin embargo, el Ayuntamiento no informó de estos episodios. El aviso lo dio un sistema particular de recopilación automático de sus datos de contaminación, @datoxnitro_bot, que publica cada hora el estado de la atmósfera en la capital. Estas son las cifras:

Los límites de polución, situados desde el 1 de febrero en concentraciones de 180 microgramos/m3, se superaron el martes por la noche en las estaciones de Escuelas Aguirre y Méndez Álvaro, al día siguiente, miércoles, también se volvieron a superar en Escuelas Aguirre y en la Avenida Ramón y Cajal. Este doble episodio de contaminación hubiera obligado a establecer las restricciones al tráfico previstas en el Escenario 2 del protocolo municipal: limitar a 70km/h la velocidad máxima en la M-30, prohibir el estacionamiento de vehículos de no residentes en las zonas SER (entre ellas, Malasaña) y promocionar el transporte público.

Sin embargo, nada de esto se hizo y el sábado volvieron a saltar las alarmas con otra doble superación de la contaminación en las estaciones de Plaza de España, Avenida Ramón y Cajal y Escuelas Aguirre. Tampoco hubo aviso municipal entonces.

El protocolo de polución del Ayuntamiento identifica a mayores, niños y personas con patología respiratoria o cardiovascular crónica e inmunodeprimidos, embarazadas y diabéticos como personas que pueden resultar especialmente afectadas por episodios de contaminación como los vividos la pasada semana.

Los datos de contaminación los detalló una ciudadana, María Medina, en twitter, red social en la que recibió una respuesta equívoca de la cuenta oficial del Ayuntamiento de Madrid:

La normativa municipal, poco concreta

El Ayuntamiento de Madrid ha admitido que se produjeron estos episodios de contaminación la semana pasada, pero informa de que el protocolo aprobado en enero le permite obviar los avisos a la población en función de la previsión meteorológica. El texto de la normativa (aquí, en PDF) dice así:

“Una vez superado alguno de los niveles citados, y si la previsión meteorológica es desfavorable, se considerará iniciado un episodio de contaminación”.

Además, la normativa indica lo que considera una previsión desfavorable: “Aquella en que la atmósfera de la ciudad no permite una correcta ventilación debido a una situación de estabilidad”. Sin embargo, no aporta datos objetivos sobre las variables atmosféricas que se han de tener en cuenta para considerar la previsión desfavorable o no, lo que implica que la decisión de iniciar las medidas para contrarrestar la contaminación es arbitraria.

“Efectivamente, hay un margen de error, pero ningún sistema es perfecto”, ha explicado sobre este episodio a El País la directora general de Sostenibilidad y Control Ambiental del Ayuntamiento, Paz Valiente. “Quizá lo que no funciona tan bien es la predicción porque es difícil afinar más”, dice y se excusa: “Si estamos continuamente haciendo saltar las alarmas pero luego no se supera el nivel de contaminación, la gente dice que alarmas”.

Las superaciones de los niveles de dióxido de nitrógeno suelen tener lugar por la noche. Por ello, los técnicos municipales tienen hasta las 0.40 horas para tomar medidas para el día siguiente, explica el Ayuntamiento en Diario Madrid, en un artículo publicado después de estos episodios de contaminación.  Hace un año, con el anterior protocolo de Botella, menos restrictivo que el actual, se prohibió aparcar en dos ocasiones en el centro de Madrid por alta contaminación.

 

Publicado por

Luces de Navidad 2016 – 2017 en Madrid: calles y diseñadores

21:39