primer periódico hiperlocal en España | año VII | 7 de diciembre de 2016
Seleccionar página

El Patio Maravillas ‘okupa’ el solar de Antonio Grilo para abrirlo al vecindario

Un grupo de personas trabajan ya en la adecuación del solar, donde se construirá un huerto urbano | Foto: Patio Maravillas

El proyecto del Patio Maravillas se expande y un grupo vinculado al mismo anuncia la ‘okupación’ de un nuevo espacio en el barrio. Se trata del solar de propiedad municipal situado en el número 8 de la calle Antonio Grilo.

“El solar será durante el verano el patio del Patio“, indican los responsables de esta acción de “liberación” de un espacio en el que se ha empezado ya a construir lo que será “el primer huerto urbano del barrio“.

El espacio de Antonio Grilo tiene aproximadamente 465 metros cuadrados y está destinado a convertirse en un centro cultural que, de haberse cumplido las promesas electorales de los responsables municipales, debería haber estado acabado en la presente legislatura.

Asociaciones de vecinos, como ACIBU, y grupos políticos, como el PSM, habían solicitado al Consistorio que, mientras no se dispusiera de presupuesto suficiente para edificar en el solar, éste se acondicionara para realizar actividades deportivas al aire libre; cosa que, sin embargo, no se acabó de concretar.

Quienes sí que aprovecharon el abandono del espacio durante meses fue un grupo de personas sin hogar que construyó allí su refugio. Según las denuncias de algunos vecinos, durante el tiempo en el que el citado grupo estuvo residiendo en el número 8 de Grilo el espacio acabó convirtiéndose en lugar de trapicheo de drogas. Hace aproximadamente un par de meses, el Ayuntamiento logró desalojar de este espacio, mediante ejecución de orden judicial, a las personas que lo habían ‘okupado’. Desde entonces, permanecía cerrado.

El solar de Grilo también fue utilizado en su día como moneda de cambio en la negociación entre Consistorio y Patio Maravillas, cuando este colectivo ‘okupaba’ un edificio de la calle del Acuerdo e iba a ser desalojado. El Ayuntamiento ofreció este espacio como alternativa, pero su oferta fue rechazada y El Patio acabó instalándose por sorpresa en su sede actual, el número 21 de la calle del Pez.

Este periódico sabe que el concejal presidente del distrito, José Enrique Núñez, era partidario de darle un uso social al espacio de Grilo y que estaba abierto a cederlo a un grupo de personas que presentaran un proyecto socio-cultural a desarrollar en él. También conocemos que esperaba que el citado proyecto llegara a su concejalía avalado por ACIBU, la asociación vecinal más representativa de la zona. Sin embargo, las cosas no han sucedido así. La gente del Patio Maravillas ha decidido pasar a la acción y devolver ellos mismos la vida a este suelo desaprovechado.

En otros lugares de la ciudad como, por ejemplo, Lavapiés, iniciativas similares de ‘okupación’ de solares urbanos abandonados para darles un uso vecinal han generado proyectos tan interesantes como el de ‘Esto es una plaza’, una iniciativa que hoy en día cuenta, incluso, con el visto bueno municipal.

Publicado por

Luces de Navidad 2016 – 2017 en Madrid: calles y diseñadores

21:39