primer periódico hiperlocal en España | año VII | 27 de septiembre de 2016
Seleccionar página

El Patio quiere afrontar cambios y pide el respaldo ciudadano

A media mañana, y con un arranque que evidenciaba preparación previa entre los círculos activistas de la ciudad, la red social twitter se ha visto inundada de mensajes de solidaridad con el El Patio Maravillas con el hashtag #ApoyaPatio. A la petición de ayuda le acompañaba un comunicado y un formulario de recogida de adhesiones a una petición.

Según cuenta el comunicado, el pasado mes de febrero recibieron la información de que la propiedad del inmueble donde se sitúa El Patio había cambiado. Los nuevos propietarios se pusieron en contacto con la asamblea de El Patio, ofreciéndoles no denunciarles si desalojaban el edificio. La oferta fue rechazada por la asamblea, pasándose a una fase de negociación durante el pasado mes de marzo.

Según nos confirma una portavoz del Centro Social, de dichas negociaciones se ha llegado a la firma de un acuerdo entre ambas partes “que no supone una solución real para la pervivencia del proyecto, ya que la propiedad tiene otros planes para el edificio” El Patio, sin embargo, gana tiempo pues, según el comunicado hecho público, a cambio de velar por la buena conservación del inmueble, obtiene “el reconocimiento del Patio Maravillas como interlocutor legítimo y sujeto de derecho sobre el edificio” y “retrasar lo máximo posible una denuncia por parte de la propiedad”.

Es el primer cambio de propiedad desde que el Centro Social está en la calle del Pez (recordemos que hubo una etapa anterior en la calle del Acuerdo). Con la anterior su relación “se ciño a la vía judicial”, según nos cuentan desde Pez 21.

Apoya el Patio Maravillas, construye Madrid

Bajo este epígrafe se presenta la campaña de apoyo que apela, sin duda, a su utilidad social y a su capacidad como motor del tejido ciudadano en una ciudad falta de buques insignia socioculturales. La gente de El Patio Maravillas se ha propuesto recabar en su pagina web 5.000 apoyos antes del próximo mes de julio, momento de su séptimo aniversario.

Los apoyos buscan ser una demostración de legitimidad para conseguir reunirse “con las áreas municipales de Urbanismo y de Participación Ciudadana, así como con los responsables del distrito Centro ”. El objetivo es obtener el reconocimiento del Patio Maravillas como “una institución democrática en la ciudad”.

¿Desde qué sitio operaría el nuevo Patio en el caso de que el proceso avance con el viento a favor para los miembros del Centro Social? Está por ver. Lo que se plantea en el comunicado es la necesidad de “la cesión de espacios públicos para que se realicen las actividades del Patio con plena autonomía, así como por la elaboración de un estatuto común que pueda servir a otros espacios de la ciudad para ser (si así lo desean) reconocidos también como sujetos de derecho ”

En Madrid existen ya ejemplos de cesión de inmuebles para el autogobierno ciudadano, como pueden ser la Tabacalera o el Centro Social Seco. La experiencia es muy frecuente en otros países como Alemania.

Desde la portavocía de El Patio nos dicen que no pretenden seguir un modelo concreto, ya experimentado, y que “este enfoque y líneas de trabajo político no son nuevos para el Patio. Ya se pusieron en marcha líneas parecidas con el edificio de Acuerdo 8“.

Sea como fuere, parece que El Patio Maravillas puede afrontar el final de una etapa y su intención apunta hacia un cambio cualitativo en su siguiente mutación. De momento, no van a esperar a llegar a las 5000 firmas de apoyo para pedir las anunciadas reuniones con las autoridades: han hecho público que la semana que viene las solicitarán. ¿Cómo será El Patio que está por llegar?

TEXTO DE LA PETICIÓN:

Apoya el Patio Maravillas. Construye Madrid.

1. El pasado mes de febrero recibimos la información de que la propiedad del edificio en el que se encuentra el Patio Maravillas había cambiado. Representantes de la nueva propiedad se pusieron en contacto con la asamblea del Patio proponiéndonos abandonar el edificio a cambio de no denunciarnos. No aceptamos su propuesta y por el contrario planteamos una posibilidad de negociación con la nueva empresa propietaria. Dicha negociación se realizó a lo largo del pasado mes de marzo y ha tenido dos objetivos principales. Uno es el reconocimiento del Patio Maravillas como interlocutor legítimo y sujeto de derecho sobre el edificio. Algo que hemos formalizado a través de la firma de un acuerdo con la propiedad. El segundo es retrasar lo máximo posible una denuncia por parte de la propiedad. A cambio el Patio reafirmó su compromiso a mantener el edificio, cuidarlo, etc.
¿Ganar tiempo para evitar una denuncia con qué objetivo?

2. El Patio es desde hace años uno de los espacios que hace ciudad frente y más allá de quienes la destruyen. Un espacio que el próximo mes de julio cumplirá siete años de vida. Siete años en los que ha dedicado todos sus recursos a ser infraestructura común de una ciudad atacada, deteriorada y despojada de sus espacios comunes. Una ciudad endeudada cuyos gestores venden edificios públicos a fondos buitres, intentan privatizar sus servicios de salud, cierran colegios, cines, salas de conciertos, expulsan a la gente de sus viviendas, acaban con las zonas verdes y, en fin… destruyen. Somos un ejemplo (uno entre muchos) de la ciudad que se resiste a morir a manos de la especulación y el expolio.

Y creemos que va siendo hora de que esa otra ciudad – la de sus habitantes, la nuestra, la tuya -sea reconocida institucionalmente y sus derechos sean respetados. Por ese motivo lanzamos una campaña pública para que, junto con la sociedad civil madrileña, demandemos a las autoridades municipales el reconocimiento de la riqueza que producimos, de los derechos que generamos y del ejemplo de democracia que somos. Su reconocimiento, pero también, y sobre todo, su disfrute común.
¿Cómo vamos a hacerlo?

3.- En primer lugar vamos a solicitar por registro una reunión con las áreas municipales de Urbanismo y de Participación Ciudadana, así como con los responsables del distrito Centro para iniciar un diálogo que lleve al reconocimiento del Patio Maravillas como una infraestructura democrática de la ciudad. Dicho reconocimiento pasa por la cesión de espacios públicos para que se realicen las actividades del Patio con plena autonomía, así como por la elaboración de un estatuto común que pueda servir a otros espacios de la ciudad para ser (si así lo desean) reconocidos también como sujetos de derecho. Hay sobradas experiencias de este tipo tanto en el estado español como en Europa, así como una práctica de más de siete años, que respaldan y legitiman estas reivindicaciones.
En segundo lugar, lanzaremos una campaña de apoyo al Patio Maravillas cuyo objetivo es conseguir 5.000 apoyos antes de nuestro próximo aniversario. Es decir, en un mes. Para ello hemos habilitado esta web. Ayúdanos a visibilizar esta demanda ciudadana. Ayúdanos a decirles que Madrid necesita espacios como el Patio, que Madrid es nuestra.

Seguiremos informando, permanezcan a la escucha
Apoya el Patio Maravillas. Construye Madrid.

Publicado por

Toda la programación del Museo del Romanticismo en septiembre

19:31