primer periódico hiperlocal en España | año VII | 4 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Espíritu Santo, una calle sin nº 17

espiritusantoLa calle del Espíritu Santo corre cuesta arriba desde San Bernardo hasta Corredera Baja de San Pablo paralela a la Gran Vía, perpendicular a Fuencarral.

En tiempos del rey Felipe III cayó un rayo sobre unas viviendas que había en la calle -hogar por aquel entonces de moriscos y gentes de malvivir- matando a numerosos vecinos. En el lugar de este suceso se hizo colocar una cruz de piedra con una paloma en el centro representando al Espíritu Santo, que fue la que le dio nombre a la vía, calle de la Cruz del Espíritu Santo

La citada cruz se conservó instalada en la calle hasta el año 1820. Tras su desaparición física, se cayó también del nombre

La calle antes…

Del pasado más o menos reciente de esta calle, Fernando Fuente, nacido en ella y dueño de la pescadería del número 28 (abierta como tal por su padre en 1932), lo sabe casi todo.

A su memoria acuden raudos vecinos desaparecidos y hechos difuminados. Pero al hablar del ayer, Fernando destaca, sobre todo , el carácter tremendamente comercial que tuvo la vía: “Hasta hace unos 55 años, cuando construyeron el Mercado de Barceló, destruyeron el que había en la plaza de San Ildefonso y prohibieron vender género en la vía pública, toda esta calle era un mercado”.

Vista de Espíritu Santo | Foto A.P

Vista de Espíritu Santo | Foto A.P

“Desde la plaza de Juan Pujol hasta la Corredera había cinco o seis tiendas de ultramarinos, unas siete pescaderías, otras cinco o seis carnicerías, pollerías… Todos sacaban los puestos a la misma calle, por lo que ésta quedaba convertida en un mercado real, que seguía por la Corredera y acababa en San Ildefonso”

“Vivía mucha gente en el barrio, las casas eran muy pequeñas y en cada una había varias familias, gente obrera, pero de clase media, el comercio funcionó muy bien hasta finales de los 50”

Hay comercios de principios de siglo que aún hoy siguen abiertos en Espíritu Santo. “La pastelería Diadema lleva ahí desde los años 20. La abrió un pastelero que hacía los mejores borrachos de Madrid y tenía por cliente al rey Alfonso XIII. La churrería lleva abierta desde antes de la guerra y luego está Radio Gorines“, cuenta Fuente.

El comercio más antiguo

Escaparate de Radio Gorines con un aparato que en 1927 costaba 125 pesetas

Escaparate de Radio Gorines con un aparato que en 1927 costaba 125 pesetas | Foto A.P

Radio Gorines, un pequeño establecimiento de reparación de radios antiguas y de suministros eléctricos que pronto cerrará sus puertas fue inaugurado el 2 de febrero de 1927 por el abuelo del actual propietario. Es, posiblemente la tienda más antigua de la calle y Felipe Gorines, el comerciante que más tiempo lleva al frente de un negocio.

De sus múltiples recuerdos rescatamos que la actual plaza de Juan Pujol siempre se llamó plaza del Rastrillo, porque en ella había traperos y se vendían variopintas mercancías, y que al lado de su negocio, donde hoy hay un edificio nuevo de pisos existió “de siempre” un cine, el Dos de Mayo, con el que acabó un incendio.

También es él quien nos habla del portal número 17 de Espíritu Santo, que hoy podemos tratar de encontrar sin éxito alguno. “Era un edificio que se cayó de viejo y que estaba justo en la plaza del Rastrillo. Albergaba el bar Encarnación y la Bollería Alaska”

La calle ahora…

“La calle y el barrio están mejor que nunca”, coinciden en afirmar varios vecinos, que citan los años 80 de La Movida madrileña y los 90 como años de ruido, droga, inseguridad, suciedad y botellón.

Hoy siguen habiendo en ella tiendas de alimentación de barrio en donde comprar pescado, carne, fiambre, fruta, churros o pan, conviviendo en harmonía con bares modernos, una peluquería, una zapatería, una floristería, comercios de ropa, una almoneda, una cafetería con miles de libros en inglés, etc, etc.

Las terrazas de algunos bares y restaurantes (El Rincón, la Muzzarela Loca) invitan a tomar la calle para conversar y a cualquier hora del día o de la noche podremos encontrar gente que va y que viene por esta calle en cuyo portal número 23 se encontró muerto a Enrique Urquijo (cantante de Los Secretos) un 17 de noviembre de 1999; donde se dice que estaba la imprenta en la que hacía pasquines el fundador del PSOE, Pablo Iglesias, y donde, incluso, mucho tiempo atrás, alguien trató de asesinar al mismísimo rey Felipe lV.

Publicado por

Gran recogida y venta de ‘rejuguetes’ en el Dos de Mayo para ayudar a África

10:01