primer periódico hiperlocal en España | año VII | 5 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Este graffiti no es (y sí es) un graffiti

Imagen de la obra de Guillermo Enforma sobre la firma de Buny | SOMOS MALASAÑA

Imagen de la obra de Guillermo Enforma sobre la firma de Buny | SOMOS MALASAÑA

¡Pinta Malasaña! se celebró hace seis meses con gran éxito artístico y de público: miles de personas acudieron a las calles de Malasaña para disfrutar de un maratón de arte urbano mientras más de un centenar de artistas creaban en directo, ante sus ojos. El evento también generó un enorme e interesante debate en el mundo del graffiti, que propició que muchas de las piezas artísticas que se crearon aquel día pasaran desapercibidas después de las reacciones que sucedieron al concurso.

Una de las obras más interesantes, que todavía hoy puede verse en la calle Palma, fue la propuesta de Guillermo Enforma, un artista que presentó al concurso una performance, una intervención conceptual sobre un grafitti ya existente de un escritor muy presente en paredes, cierres y puertas de Malasaña: el madrileño Buny.

Guillermo Enforma propuso a la organización realizar su obra más característica en uno de los 100 espacios que se iban a intervenir ese día y entregar al propio Buny el sobrante de los materiales a los que tenía derecho como uno de los creadores seleccionados (170 euros en sprays y otros materiales de pintura de Liquitex).

La propuesta fue rápidamente añadida a la selección de artistas participantes en ¡Pinta Malasaña!, un listado que se elaboró exclusivamente en virtud de la calidad de las propuestas presentadas. De este modo, Guillermo Enforma se plantó en la persiana de Alimentación Nieto a primera hora del 17 de abril para plasmar un throw up de Buny sobre la propia firma de Buny. Enforma escogió el único de los sprays rosas del pack que recogió de la organización, plagado de pinturas plata, las preferidas de Buny.

El resultado es el que se aprecia sobre estas líneas: un graffiti que forma parte del catálogo de obras de ¡Pinta Malasaña! 2016 y que preserva la firma de Buny en esa persiana, tal vez por unos cuantos años e incluso décadas, gracias a la calidad de los materiales con la que fue redibujada. Guillermo Enforma escribió sobre su obra a posteriori, explicando la acción:

Imagen del cierre intervenido, antes y después de la performance | GUILLERMO ENFORMA

Imagen del cierre intervenido, antes y después de la performance | GUILLERMO ENFORMA

(…) Lo que veis no es más que un cambio de color testimonial en el trabajo que ya había antes, así me parece que está bien.

Es un buen síntoma.
Sigue siendo graffiti, graffiti feo con una mueca rabiosa en la B pero significa que sí hay una intención por parte de los organizadores de escuchar lo que se reclama. Que si tú lo que les exiges es que te dejen poner tu nombre en las persianas en el evento y 798 personas más también lo piden, es lo que va a haber.

Esto, retomando el principio del texto, se puede aplicar al sistema en el que vivimos; nosotros le damos forma en una gran proporción pero si no pensamos qué impacto queremos generar en nuestra sociedad acabaremos por escoger lo más fácil, lo más barato, sin preocuparnos en nadie más que en nosotros mismos.

Los comerciantes de Alimentación Nieto, una familia de tenderos que regenta el local desde hace décadas, tampoco habían sido avisados de la acción e incluso llegaron a confundir la obra con las firmas que suelen estar en sus persianas. Sin embargo, cuando la organización les explicó la intervención, la recibieron con simpatía.

Más sobre ¡Pinta Malasaña!

Publicado por

Wildlife Photographer of the Year, las mejores fotografías sobre naturaleza en el COAM

19:02