primer periódico hiperlocal en España | año VI | 30 de agosto de 2015

Malasaña y la rebelión silenciosa de las cervezas artesanas

En el barrio que vio nacer a la Mahou (1890) se está gestando desde hace un par de años una rebelión silenciosa contra la cerveza de producción industrial. Se trata de una rebelión que dio comienzo en pequeños locales como el Bar Amor (Manuela Malasaña, 22) y La Luna de Madrid (Monteleón, 17), pioneros en ofrecer pequeñas marcas artesanales (La Cibeles, La Virgen…) y en acoger catas de estos productos; en Cervezorama, una tienda con más de 400 referencias artesanas en sus estanterías; y, más recientemente, en nuevos locales especializados como la cervecería Irre Ale, el ‘Brew Pub’ Fábrica Maravillas o el gastro-bar La Tape, organizador de las jornadas en torno a la cerveza artesana y la gastronomía que se celebran en Malasaña desde hoy y hasta el 31 de mayo. La cultura de la cerveza se extiende por el barrio para suerte de quienes al declararse cerveceros no sólo hablan de la cantidad de líquido que consumen, sino que hacen referencia al amor que profesan por un brebaje al que la etiqueta de refresco se le queda estrecha y no le hace justicia. La Tape y su Beerfest David Novaes y Aurora Pérez-Seoane son las personas que están detrás del Beerfest de La Tape (San Bernardo, 88), unas jornadas en las que hay presentaciones de libros, cursos, degustaciones, charlas y todo tipo de actos divulgativos en torno al mundo de la cerveza artesana. En su local, recientemente reformado, no hay lugar para la cerveza de producción industrial. Diariamente tienen pinchados siete barriles rotativos de cervezas artesanas de barril, de distintos estilos, que se anuncian en una pizarra expuesta...

De cervezas por la historia de Madrid

La cerveza rebosa del vaso de caña y cae mojándolo. Una vez consumida, finas líneas paralelas de espuma quedarán como testigo de la caña madrileña bien tirada, estratos arqueológicos de un costumbrismo de bar que, como tantas tradiciones, no lleva entre nosotros tantos años como pudiéramos pensar. La cerveza no estuvo ahí siempre. O sí, como veremos a continuación, pero no como ese elemento ineludible de las reuniones sociales que es hoy. España siempre fue tierra de tintorro, pero Madrid y el barrio han ido construyendo también una importante tradición cervecera. Vamos a degustarla. Historia de las cervezas: de Iberia al Madrid de hoy Familiares directos de la cerveza en la península pueden rastrearse hasta la prehistoria, de hecho los restos más antiguos de Europa se han encontrado en vasijas en Ambrona (Soria) o la cueva de Can Sadurní (Barcelona). Durante el Imperio Romano era habitual el consumo de una bebida elaborada a base de trigo y hierbas llamada celia (en honor a la diosa Ceres) que bien podría considerarse antecedente de la actual cerveza. No fueron los siglos de dominación musulmana desde luego un buen acicate para el esplendor de este ni ningún otro brebaje alcohólico, aunque la cerveza siempre estuvo presente, y ya en la Baja Edad Media encontramos, por ejemplo, el lúpulo representado en la catedral de León. La cerveza digna de tal nombre llega del norte -de Flandes- junto con Carlos V que, cuando ha de venir a vivir a Castilla, trae consigo a su maestro cervecero para hacerle más livianos los cambios de residencia e idioma. Curiosamente, la primera fábrica de cerveza llega a...

Taller de cerveza artesana

Este fin de semana, 6 y 7 de junio, a partir de las 10 de la mañana, habrá un taller de cerveza artesana en el Patio Maravillas. El sábado terminará el taller con una fiesta y el domingo, además, habrá dos conciertos a las 13 horas. No es necesario inscribirse al taller para participar, pero si se agradece el envío de un correo a contacto@patiomaravillas.net para confirmar la asistencia. “¡Vente a liberar la receta de la cerveza!”, gritan desde el Patio Dónde: Patio Maravillas, calle del Acuerdo 8 Cuánto: Gratis...
Publicado por

Llegan las Escuelas Abiertas de Verano para familias, en Espacio Pozas 14

19:12