primer periódico hiperlocal en España | año VII | 29 de mayo de 2017

Expo: Desperté de ser niño, nunca despiertes… Fotografías de niños (1935 – 1995), en Blanca Berlín

Niños en la escalera | Gabriel Cualladó

La galería Blanca Berlín, especializada en fotografía, nos ha traído este enero una exposición colectiva de título Desperté de ser niño, nunca despiertes… Fotografías de niños (1935 – 1995). Bajo el verso de Miguel Hernández, exponen los fotógrafos que exponen son Cristóbal Hara, Eugeni Forcano, Gabriel Cualladó, Nicolás Muller y Ramon Masats.

acemos nuestras las estrofas de Miguel Hernández con las que el poeta alicantino, desde el más profundo desaliento de su celda, anima al hijo recién nacido a superar las adversidades, a aprovechar los años inocentes de la niñez, a hacer de la risa una fuerza incontenible…. Y hemos reunido en la galería una conmovedora colección de imágenes con los niños como protagonistas, fotos irónicas, divertidas, poéticas, ingenuas, sorprendentes, tristes, estremecedoras… instantáneas que los impedimentos legales no permitirían realizar hoy. Por ello, y por haber sido captadas por cinco de los principales representantes de la historia de la fotografía española, esta exposición adquiere un sentido único y especial. Los artistas son Ramón Masats, con quien inauguramos nuestra galería hace ya 10 años, Cristóbal Hara, Eugeni Forcano, Gabriel Cualladó y Nicolás Muller, todos ellos galardonados con reconocimientos tan importantes como el Premio Nacional de Fotografía o el Bartolomé Ros, entre otros.

Cristóbal Hara
En su constante búsqueda de un lenguaje visual propio, Cristóbal Hara entiende al espectador como actor último del proceso, a través de cuya mirada quedan finalmente concluidas cada una de sus fotografías. De este modo, sus instantáneas adquieren un valor propio al margen de cualquier discurso, de cualquier historia, para componer escenas surgidas de la emoción, del sentido del humor y de la empatía. Para esta exposición se han elegido escenas nunca antes presentadas en España. Todas ellas están protagonizadas por niños, creando un discurso inteligente e irónico, alejado de convencionalismos y tópicos.

Eugeni Forcano
Autodidacta, fascinado por el poder de la imagen y la manera de captarla, la fotografía ha significado para Eugeni Forcano, más que una dedicación profesional, una gran pasión y una manera de entender la vida. De él dijo Jorge Rueda que, persiguiendo las luces, había conseguido fotografiar los suspiros. Toda su obra está dotada de una mirada penetrante, sensible, apasionada e irónica. En sus imágenes infantiles existe una gran dosis de ternura, humanidad y vitalismo y se diría que, en ellas, se puede atrapar la vida al vuelo.

Gabriel Cualladó
La mirada auténtica y comprometida de Gabriel Cualladó nos ofrece un imaginario de situaciones que, pese a su variedad, ha marcado un estilo muy personal en su obra; un recorrido por los recuerdos, por esos momentos en los que, tanto las personas como los ambientes, reflejan situaciones de tal naturalidad que han hecho de él uno de los mayores representantes de la llamada fotografía humanista. Gabriel Cualladó superó los límites de la representación, descubriéndonos los sentimientos, las emociones y las dudas de la sociedad que le rodeaba; imágenes que traspasan el territorio de lo privado para aunarse directamente a nuestros propios recuerdos. Con toda su responsabilidad, Gabriel Cualladó nos ha entregado su mundo, un mundo que, sin duda, también ha sido el nuestro.

Nicolás Muller
El azar no siempre es fortuito, en Nicolás Muller es una consecuencia del reflejo de la realidad rescatado por su objetivo, un reflejo que capta, a través del robo al tiempo de milésimas de segundo, instantes mágicos en los que el fotógrafo fija su mirada para dar testimonio de la verdad fotográfica que conforma su fundamento expresivo. Compromiso con la actualidad de su tiempo, con sus habitantes y con el paisaje por el que transita el discurrir cotidiano, en esta ocasión, centrado en la época más inocente del ciclo de la vida. Una curiosidad infinita, una gran dosis de agudeza visual y mucha osadía guían su cámara en una dirección estética a la cual se ha ceñido con fidelidad notarial. En esta exposición se muestra una selección de sus vintages, imágenes exquisitas y certeras que reflejan el complejo movimiento de la vida del siglo XX, una época que marcó su vida y su imponente trabajo.

Ramón Masats
De Ramón Masats hemos elegido una serie de imágenes de niños captadas en diferentes momentos del siglo XX, que nos convierten en testigos de una realidad ya pasada, fotografiada con el lenguaje libre, intuitivo y carente de artificios con que este gran maestro nos ha deleitado en las distintas épocas que han marcado su trabajo. Masats vuelve a sorprendernos con una selecta colección de instantes decisivos en los que nos muestra, una vez más, la gran maestría que siempre ha caracterizado su labor fotográfica, transgresores encuadres que nos sitúan frente a una voluntad discursiva certera y provista de un enorme sentido del humor y que nos enfrentan al complejo movimiento de la vida.

Dónde: calle limón 28
Cuándo: hasta el 25 de febrero (de miércoles a sábado)
Cuánto: entrada libre

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicado por

Expo: Desperté de ser niño, nunca despiertes… Fotografías de niños (1935 – 1995), en Blanca Berlín

16:39