primer periódico hiperlocal español | año VIII | 24 de octubre de 2017
Seleccionar página

Filipinos, chinos, italianos y estadounidenses: una radiografía de la inmigración en Malasaña

Una monografía traza un dibujo actual de las poblaciones de otro país en el barrio y ofrece interesantes datos que muestran la tendencia actual de esta zona de Madrid

Población extranjera en el barrio de Universidad, de 2011 a 2015 según el Padrón Municipal de Habitantes

Población extranjera en el barrio de Universidad, de 2011 a 2015 según el Padrón Municipal de Habitantes

“En Malasaña hay un batiburrillo de gente: inmigrantes, modernos y gente de toda la vida”. La frase la pronunció un vecino durante las entrevistas previas a la elaboración de la Monografía del barrio de Universidad, elaborado por Cruz Roja el pasado año. Estas palabras definen con sencillez pero de forma bastante certera la diversidad poblacional de Malasaña, compuesta por habitantes de toda la vida, gentes que llegan atraídos por su carácter bohemio y cerca de un 20% de inmigrantes, según datos de la monografía citada.

Lo primero que sorprende del análisis de la inmigración que hace el estudio es el origen de este grupo poblacional: las nacionalidades mayoritarias no corresponden a otras habituales en el resto de la ciudad de Madrid (Ecuador, Marruecos o Rumanía) y la predominante es la filipina, con 742 ciudadanos empadronados a 1 de enero de 2015. Les siguen a continuación los chinos, con 610 empadronados, un grupo de inmigrantes que ha ido creciendo en la ciudad y es el primero en la capital de España. En Malasaña es evidente su concentración en la zona del Mercado de los Mostenses, por la abundancia de comercios asiáticos, mientras que la población filipina “es más difícil de ubicar”, según los autores del estudio, si bien hay una alta concentración en el entorno de la plaza de Soledad Torres Acosta.

Los otros dos grupos de extranjeros más abundantes son los italianos y los estadounidenses. De los primeros se cuentan 596 empadronados en Malasaña y de los segundos hay ya 481 habitantes, con una evolución muy reseñable en los últimos años (ver el cuadro de la derecha), en la que los ciudadanos provenientes de EE.UU. han multiplicado por tres su presencia en el barrio de Universidad.

La monografía también analiza la evolución de la población extranjera, que se ha ido reduciendo en los últimos años, al tiempo que iba también decreciendo la población total, y presta especial atención a la piramide poblacional extranjera, con algunas diferencias en comparación a la del total de habitantes de Malasaña. En el caso de los inmigrantes, la mayoría se concentran en las franjas de edades comprendidas entre los 20 y los 40 años (frente al general, que va de 30 a 50 años), especialmente abundante entre los 20 y los 29 años en el caso de mujeres de otro país. Por otro lado, casi no existen habitantes extranjeros a partir de los 60 años. El siguiente cuadro muestra las cifras completas:

Pirámide poblacional de extranjeros y españoles a 1 de enero de 2016

Pirámide poblacional de extranjeros y españoles a 1 de enero de 2016

Todos los datos del artículo han sido extraídos de la Monografía sobre el barrio de Universidad (aquí, en PDF), liderado por trabajadores de Cruz Roja en Espacio Pozas 14, con la colaboración de la obra social de La Caixa y la Junta de Distrito Centro. El estudio es una mirada a Malasaña desde un punto de vista social, económico, ecológico, sanitario, educativo… con meses de trabajo y decenas de coloquios en profundidad que estamos desgranando en el periódico Somos Malasaña.

Más información:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicado por

Filipinos, chinos, italianos y estadounidenses: una radiografía de la inmigración en Malasaña

11:32