primer periódico hiperlocal en España | año VII | 30 de septiembre de 2016
Seleccionar página

Food Gourmet Barceló: gastronomía y cultura en el Mercado Barceló

Plano de la nueva zona de comercio con degustación del Mercado Barceló, 330 metros cuadrados que acogerán a 21 operadores en su área perimetral e instalarán todo el mobiliario en una versátil zona central, con cabida también para eventos de carácter cultural

Plano de la nueva zona de comercio con degustación de 330 metros cuadrados, que acogerá a 21 operadores en su área perimetral e instalará todo su mobiliario en una versátil zona central, con cabida también para eventos culturales.

Testimonialmente, esta mañana se ha colocado la primera piedra del proyecto Food Gourmet Barceló, el que será el nuevo espacio gastronómico y cultural de Madrid, ubicado en el Mercado de Barceló. Un total de 21 operadores de primeras marcas gastronómicas se instalarán en 330 metros cuadrados de la segunda planta del citado mercado a partir de septiembre de este año, cuando acaben las obras de acondicionamiento. Desde ese mismo instante, tanto ese espacio como la plaza situada entre la biblioteca Vargas Llosa y el mercado comenzarán también a acoger propuestas culturales de distinta índole asociadas a Food Gourmet y al Mercado de Barceló. El proyecto contribuirá a la dinamización del mercado municipal, al tiempo que ofrecerá a vecinos y visitantes una experiencia de compra distinta y una alternativa de ocio saludable.

Detrás del proyecto recién presentado se encuentra Food Gourmet Experience, la empresa promotora de una iniciativa que se instalará de forma permanente en el hasta ahora espacio polivalente para eventos de la segunda planta del mercado: Isla Barceló. Aún estando en pleno proceso de selección de operadores, lo que sí tienen claro en Food Gourmet Barceló es que cualquier propuesta gastronómica que incluyan en su oferta general deberá contener productos de primera calidad y frescos, del propio mercado.

Entre los objetivos de Food Gourmet Barceló, “demostrar que el producto gastronómico de calidad está al alcance de todos los publicos”, cuentan sus promotores.

A la presentación oficial del proyecto y colocación simbólica de su primera piedra han asistido la directora general de Comercio y Emprendimiento del Ayuntamiento de Madrid, un representante del mercado y los propios promotores de la iniciativa, quienes han manifestado que para la programación de actividades gastronómicas, culturales y deportivas que planean trabajarán en coordinación con las instituciones, el operador deportivo del Complejo Municipal Barceló, la asociación de comerciantes del mercado, así como con cualquier asociación del entorno que desee colaborar. Entre sus pretensiones, afirman, convertir el Mercado de Barceló en un punto de encuentro, hacer que sea la plaza que en origen era cualquier mercado.

“El proyecto tiene como objetivo la reactivación, modernización y dinamización del Mercado Barceló, llenándolo de vida y otorgándole el prestigio que se merece. Nuestros clientes podrán disfrutar de una ubicación en pleno centro, un servicio exquisito, unos precios óptimos y una programación sin igual”, aseguran los promotores.

Engancharse a los nuevos tiempos sin perder su identidad

El Mercado Barceló, fundado en origen en 1956, estrenó nuevo edificio, tras unos años de destierro en los cercanos terrenos pertenecientes a los Jardines del Arquitecto Ribera, en septiembre de 2014. Gestionado por la asociación de comerciantes de Barceló, con 101 miembros, tiene una superficie comercial total de 3.000 metros cuadrados.

Desde su renacimiento, entre otras cuestiones, se ha encontrado con el problema de hacer funcionar su segunda planta y de tratar de atraer nuevos clientes a un mercado tradicional con cuerpo nuevo, pero con la esencia de los de toda la vida. Tras el intento fallido de revitalizar esa planta 2 a través del proyecto Cooking Barceló, con Food Gourmet Barceló se apuesta de nuevo por una iniciativa de transformación de la citada planta en una zona gasronómica, una transformación mucho más profunda que la anterior y que irá acompañada de una amplia oferta cultural dinámica y fresca, conectada con su entorno y abierta a acoger novedosas propuestas.

De este modo, el Mercado de Barceló pasará a contar con un auténtico espacio de comercio con degustación, al estilo de los que hay ya en la mayoría de mercados municipales de la ciudad y con el compromiso de mantener unos precios óptimos. Es de esperar que esta apuesta actúe como locomotora de la totalidad del Mercado y aumente de forma considerable la afluencia de público al mismo. La iniciativa también contempla zonas específicas de terraza exterior en las inmediaciones del mercado y eventos de naturaleza efímera que ofrezcan la posibilidad de disfrutar del entorno e integrar los espacios del mercado con vecinos y visitantes, estableciendo un fluido diálogo con todos ellos.

 

Publicado por

Toda la programación del Museo del Romanticismo en septiembre

19:31