primer periódico hiperlocal en España | año VII | 10 de diciembre de 2016
Seleccionar página

El ‘hotel Airbnb’ se hace fuerte en Malasaña y ya ofrece más de 1.100 alojamientos

Algunos de las viviendas de alquiler vacacional disponibles en Malasaña | AIRBNB

Algunos de las viviendas de alquiler vacacional disponibles en Malasaña | AIRBNB

Si una pareja se pusiera a buscar hoy piso de alquiler en Malasaña se encontraría con solo un puñado de viviendas disponibles en agencias y páginas online. Pero si esa misma pareja quisiera pasar un fin de semana como turistas en la zona tendría a su disposición un amplio catálogo de cientos de pisos y habitaciones, de todos los precios y tipos, en Airbnb, la multinacional que lidera en internet el alquiler de viviendas vacacionales.

Airbnb ofrece cada día -al menos- 1.106 apartamentos o habitaciones en la búsqueda Malasaña o Universidad, según datos disponibles en la web recopilados por este periódico. Si fuera un hotel, sería el más grande de todo Madrid. La cifra es muy superior a la que publicamos en Somos Malasaña hace un año, cuando contamos 645 alojamientos. Un incremento que se ha producido de forma paralela a la fuerte subida en el precio de los alquileres de vivienda habitual, de hasta el 15% en solo tres meses, que expertos inmobiliarios achacan a una fuerte contracción en la oferta: es decir, que cada vez hay menos pisos disponibles en el mercado para alquileres a largo plazo.

Según los datos de Airbnb obtenidos por Somos Malasaña, la mayoría de estos alojamientos se ofertan como pisos completos (el 77,6%), mientras que el resto se pueden alquilar solo en parte, como habitaciones privadas o compartidas, dentro de una vivienda en la que también reside el anfitrión. Hace un año, el porcentaje de pisos completos era menor (71%), mientras que tenían más peso las habitaciones privadas en pisos compartidos.

Para poner estas cifras en perspectiva, cabe indicar que Malasaña cuenta actualmente con casi 16.000 hogares, según el padrón municipal, por lo que las viviendas ofertadas por Airbnb representan cerca del 7% del total de casas en el barrio.

Una apariencia de oferta ‘confusa’

Los datos que forman parte de este análisis han sido obtenidos después de una intensa tarea de data mining, debido a que Airbnb no permite la consulta de datos globales, al tener limitada cualquier búsqueda a 306 resultados como máximo. La empresa tampoco ha contestado todavía a las peticiones de información formuladas desde este medio.

Modelo de placa obligatorio en las viviendas de uso turístico

Modelo de placa obligatorio en las viviendas de uso turístico

Además, Airbnb no ofrece un mapa general de todos los alquileres disponibles por zonas, debido a que acota las visualizaciones en el mapa a solo 20 resultados. Una imagen real de los más de 1.100 pisos que ofrece en Malasaña pintaría un mapa del barrio plagado de carteles rojos con cifras, en el que apenas se verían las calles ni las manzanas de la zona.

La mayoría de alquileres de Airbnb se rigen por el Decreto de Viviendas de uso turístico, aprobado por la Comunidad de Madrid en 2014. Sus propietarios están obligados (entre otras cosas) a presentar una declaración responsable ante la Dirección General de Turismo, han de ofrecer un teléfono de contacto y han de mostrar en la puerta de la vivienda, visible desde el exterior, una placa distintiva de la actividad a la que dedica su vivienda, similar a la de la imagen adjunta.

Más información inmobiliaria en Malasaña:

Publicado por

Luces de Navidad 2016 – 2017 en Madrid: calles y diseñadores

21:39