primer periódico hiperlocal en España | año VII | 1 de octubre de 2016
Seleccionar página

“¡Jardines de Liria públicos ya!”, una exigencia del movimiento vecinal en los ’70

Reivindicaciones de la Asociación de Vecinos de Malasaña hacia 1975-76 | http://www.memoriavecinal.org

Desde el pasado mes de diciembre las televisiones del metro y las agendas culturales nos han bombardeado con la exposición sobre la casa de Alba que se celebra en el Palacio de Cibeles. Hemos encontrado esta foto que da noticia de un tiempo no tan pasado (los años setenta) en el que el disfrute público de los jardines del Palacio de Liria, residencia madrileña de los Alba y lugar donde habitan buena parte de los tesoros que componen la mencionada exposición, fue una reivindicación del movimiento vecinal.

La entonces recién creada Asociación de Vecinos de Malasaña centró sus reivindicaciones en la necesidad de disfrutar (y participar de la gestión) de estos jardines y del vecino Cuartel del Conde Duque, además de luchar contra el Plan Malasaña, que pretendía acabar con el barrio tal y como lo conocemos.

En 1976 el diario El País aseguraba que los jardines del Palacio de Liria podrían ser abiertos al público. Según las informaciones que manejaba el periódico, la propia casa de Alba no lo veía con malos ojos y se iban a producir negociaciones con la asociación de vecinos. Sin embargo, el propio Alfonso Martínez de Irujo escribió a El País para negar la mayor.

El palacio es visitable, pero los turnos son tan controlados y los descansos tan grandes (las visitas cesan casi seis meses al año), que el periodo de espera para hacerlo era en 2011 de dos años. En realidad, el mínimo indispensable para cumplir con la  Ley de Patrimonio Histórico, que exige la existencia de estas visitas en condiciones de gratuidad desde que en los setenta se constituyó la Fundación Casa de Alba, que permite a la familia beneficiarse de subvenciones y rehabilitaciones de Patrimonio.

La residencia de los Alba en Madrid data del siglo XVIII. Su primer habitante fue el tercer duque de Berwik, (la presencia de esta familia en España se debe a James Fitz-James, hijo ilegítimo de Jacobo II de Inglaterra, que recibió el ducado de Liria y Jérica después de su triunfo en la batalla de Almansa en 1707). Es en 1802 cuando las casas de Alba y Berwik (Liria) se unen tras morir sin descendencia  María del Pilar Teresa Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo, conocida por haber sido musa de Goya. Ésta nombró heredero a su sobrino de ocho años, Carlos Miguel, del linaje Berwick.

El edificio neoclásico, hecho al gusto francés del XVIII, sufrió un incendio devastador en 1936 (la familia había salido de España al comienzo de la guerra y residía en Londres). La catástrofe sucedió por bombardeos de la aviacion franquista. Muchos documentos, muebles y obras de arte se habían sacado por orden del duque, otros se pudieron salvar porque empleados de la casa y voluntarios republicanos los sacaron al exterior…y otros se perdieron para siempre. La actual duquesa es quien mandó reconstruir el palacio entre los años cuarenta y cincuenta del siglo XX.

El palacio es el más importante de la ciudad después del Palacio Real y alberga en su interior incontables tesoros artísticos.

Publicado por

Semana de la Arquitectura 2016 en Madrid: expos, conferencias y visitas a edificios

7:57