primer periódico hiperlocal en España | año VII | 28 de mayo de 2017

Barco celebró su metamorfosis

Los numerosos comercios que han ido abriendo en la calle Barco han transformado su paisaje y hoy es una de las más dinámicas de Malasaña. Conciertos, monólogos, exposiciones y ofertas celebraron este cambio experimentado.

La calle Barco estuvo este jueves de fiesta, así lo decidieron los comerciantes de esta vía.  El motivo, “el cambio positivo” que ha dado durante el último año. Nuevos comercios han abierto sus puertas y han comenzado a trabajar para de darle vida a una calle hasta hace poco bastante dejada de la mano de Dios.

La calle se cerró al tráfico pasadas las 19 horas y así estuvo hasta las 22 horas. Un par de conciertos callejeros ocuparon el pavimento: el cuarteto de jazz Funk Loops, a las 20 horas, y la Bloody Mary R’n’R Band, que repasaron grandes clásicos del rock desde las 20:45 horas.

En locales como Ojoloco Laboratorio Creativo, ConSentido, Gatoperro, BAR.CO, Nanaï, Vía Gourmet, Pizza al Cuadrado, El Café de la Luz, Monkey Garden, Stock 19 y El 13 de Triball, hubo actividades, así como ofertas.

Muchos de estos locales no es que organizaran actividades sólo para esta ocasión, sino que los eventos culturales son parte de su oferta habitual. Ojoloco, en el número 8 de la calle, es un buen ejemplo de ello: exposiciones, sesiones de tuppersex, lecturas, conciertos acústicos e, incluso, todo un mes dedicado a artesanos y artistas, son parte de su día a día. Joaquín y Lucía, su dueños, creen que esa es la forma de dinamizar la zona.

La unión hace la fuerza

Lo que quieren estos comerciantes es potenciar aún más esta calle, lograr que se convierta en un lugar transitado. “Mientras más comercios se instalen aquí mejor, aún quedan locales vacíos y sería bueno que se ocuparan”, nos dicen desde ConSentido, abierto hace 14 meses.

Víctor  explica que cuando ellos se instalaron en la calle aún se reunía enfrente de su negocio un grupo de toxicómanos para consumir. “Era una zona llena de drogadicción y eso ha cambiando“. “Desde que nosotros estamos aquí han abierto no menos de siete espacios que llevaban mucho tiempo cerrados y eso da vida a la calle, que también se está beneficiando de las peatonalizaciones de algunas zonas y de la mejora general experimentada por Corredera Baja de San Pablo, Ballesta, Loreto y Chicote y la misma plaza de la Luna”.

Este año es también el primero que esta vía cuenta con luces de Navidad. La asociación de comerciantes Triball es quien coordinó este evento.

Programa detallado de la fiesta

programa_barco

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicado por

Barco celebró su metamorfosis

0:32