primer periódico hiperlocal en España | año VII | 30 de septiembre de 2016
Seleccionar página

La Casa del Barrio: el centro vecinal que puedes votar en los Presupuestos Participativos

Imagen promocional de La Casa del Barrio

Imagen promocional de La Casa del Barrio

Malasaña es un barrio con mucha imaginación. Solo así se explica que a alguien se le ocurriera dar la vuelta al proyecto que tenía enojado a media Malasaña –el nuevo parque de bomberos de San Bernardo– y aprovechar sus plantas superiores para montar allí un centro social para los vecinos. Se llamará La Casa del Barrio y su arranque inmediato depende en gran medida de los Presupuestos Participativos, a los que se ha presentado.

“Un lugar de encuentro para todos los vecinos, familias, niños, jóvenes y mayores en pleno Malasaña. Un sitio para jugar, cantar, reunirse, aprender… un espacio en el que abordar la vida de barrio desde los intereses de sus vecinos, nosotros”. Con esta frase definen su proyecto los impulsores de La Casa del Barrio, que presentan este jueves a las 19.30 en la plaza del Dos de Mayo.

“El proyecto abarca las tres plantas superiores de San Bernardo 68, pero a los Presupuestos Participativos hemos presentado solo la reforma de la tercera planta”, explica José Luis, uno de los vecinos más implicados con esta causa y el que publicó la idea en los presupuestos ciudadanos (puedes votar por ella aquí). El proyecto, muy elaborado, plantea una distribución funcional de esta tercera planta del edificio, con un salón de actos, cuatro salas polivalentes, un almacén, una zona de recepción, secretaría-archivo y baños.

Propuesta para la tercera planta del edificio de San Bernardo 68 (pincha para ampliar)

Propuesta para la tercera planta del edificio de San Bernardo 68 (pincha para ampliar)

“El salón de actos tiene 146 metros cuadrados y podría ser ampliable hasta los 400 ya que las salas polivalentes anexas tendrán tabiques móviles. Todo el proyecto está ideado de forma muy flexible, para que se pueda adaptar a diferentes usos y momentos”, detalla José Luis. En este salón de actos cabrían unas 100 personas, suficiente para albergar muchos actos de asociaciones y organizaciones que ahora no tienen ningún espacio público cercano para hacerlo.

Las cuatro salas polivalentes, con tamaños comprendidos entre 38 y 63 metros cuadrados, podrían servir para impartir talleres de todo tipo, montar un coworking, ensayos de teatro, danza, reuniones ordinarias de colectivos vecinales, empresariales, etc. Actualmente algunas de estas actividades tienen lugar gracias a cesiones de espacios en Cruz Roja Espacio Pozas o, en ocasiones, se han de desarrollar en bares ante la falta de otros espacios alternativos.

De comisaría a La Casa del Barrio

La idea de La Casa del Barrio empezó a fraguar el pasado mes de diciembre, poco después de la manifestación contra la instalación del parque de bomberos. El pleno de la Junta de Distrito Centro de ese mes aprobó el cambio de uso de las tres plantas superiores del edificio de San Bernardo 68: aunque estaba previsto que albergara en un futuro dependencias policiales, los votos de PSOE y Ahora Madrid sirvieron para cambiar su destino final a usos sociocomunitarios.

Detrás de este llamativo cambio estaba la acuciante falta de dotaciones públicas en Malasaña, donde anteriores corporaciones vendieron la mayoría de los edificios municipales a manos privadas. Pero también influyó la constante presión vecinal a los grupos políticos, que sabían que tenían que ofrecer algo a los vecinos que iban a soportar al lado una infraestructura tan incómoda como es un parque de bomberos.

“A mí me parecía increíble que, por ejemplo, la asociación vecinal del barrio -Acibu- no tuviera ningún lugar en el que reunirse; es algo que no ocurre en otros barrios de Madrid”, comenta José Luis. A partir de ahí se fue fraguando el proyecto que se acabó presentando a los presupuestos participativos: “A ver si con ellos abrimos una cuña y se rompe este muro que nos paraba a la ciudadanía”, bromea.

“El potencial de Malasaña es extraordinario, pero necesitamos espacios”

Los impulsores de La Casa del Barrio son tremendamente optimistas con este proyecto: “En cuanto la pongamos en marcha, se va a llenar de iniciativas interesantes. El potencial del barrio y su energía es extraordinario, pero actualmente no está canalizada”, indica José Luis. “Necesitamos más espacios donde la gente se encuentre, donde innove. Que la creatividad fluya”, afirma antes de aventurar: “Si lo conseguimos, será el germen de otro proyecto de barrio distinto al que tenemos ahora”.

Para ello, los impulsores de La Casa del Barrio recalcan que este se trata de un proyecto abierto y que necesita de muchas manos vecinales para ponerlo en funcionamiento. La mejor forma de conocerlo en profundidad es acudir este jueves a la plaza del Dos de Mayo, donde tendrá lugar su presentación, desde las 19.30. Los vecinos, asociaciones y comerciantes de Malasaña interesados en colaborar también pueden ponerse en contacto a través de la página de Facebook del proyecto.

¿Cuáles serán sus próximos pasos a seguir? “Primero intentar que salga adelante el proyecto de la tercera planta y después crear un grupo vecinal fuerte, que negocie con el Ayuntamiento y gestione el centro con su colaboración, pero siendo los vecinos los que marquen las pautas”, recalcan. También confían en no tener que esperar al año que viene para completar las obras de las plantas 4 y 5: el Ayuntamiento tiene una reserva de 400.000 euros para acondicionar el centro en 2016, que en función de cómo se resuelvan los presupuestos participativos podrían ser el complemento ideal para que, en poco tiempo, Malasaña tenga su primera Casa del Barrio.

Más información:

Publicado por

Toda la programación del Museo del Romanticismo en septiembre

19:31