primer periódico hiperlocal español | año VIII | 25 de noviembre de 2017

La esperanza tiene un nombre: Nuevas Escuelas Pías de San Antón

Las obras que comenzaron en 2008 en las Escuelas Pías de San Antón concluirán la próxima primavera. El vecindario espera como agua de mayo el impacto positivo que para la zona supondrá los 20.000 metros cuadrados edificados del proyecto, 8.000 de los cuales serán para dotaciones municipales tales como un centro de día para mayores, una piscina, un gimnasio, una escuela infantil, un conservatorio...

Primavera de 2011 es la fecha estimada para que concluyan las obras de las Escuelas Pías de San Antón, 20.000 metros cuadrados edificados en cuatro diferentes ámbitos que el barrio espera como agua de mayo. Del total del espacio disponible, el Ayuntamiento recibirá 8.000 metros cuadrados, en los que abrirá una escuela infantil, un centro de día, un centro de mayores, una piscina (en una última planta, donde también habrá un mirador), una sala de ejercicios, un conservatorio y una sala de música de cámara. Tampoco debemos olvidar que en el centro del espacio se situará una amplia zona verde abierta al vecindario.

En este espacio, en obras desde el año 2008, también se instalará la nueva sede del Colegio de Arquitectos (COAM), que es la institución que se encarga del proyecto, con un coste aproximado de 33 millones de euros. A cambio, el COAM recibe el espacio en concesión administrativa por 75 años. Para costear las edificaciones, el Colegio de Arquitectos ha vendido su antigua sede de la calle Barquillo y será el que ponga a la venta las 480 plazas de aparcamiento que se han construido. Además, arrendará distintos espacios que queden libres a otras entidades y colegios profesionales, a un restaurante gourmet y a un vivero de empresas relacionadas con la arquitectura, según publica Madridiario en un amplio reportaje dedicado a este espacio. EL COAM reservará para uso propio unos 6.000 metros cuadrados, repartidos entre oficinas y despachos, un amplio salón de actos, una biblioteca, una sala de exposiciones y una cafetería.

Todo el proyecto es de Gonzalo Moure y el hormigón, el granito y el cristal son los materiales más utilizados en la construcción de este gigantesco espacio que, sin duda alguna, transformará de manera radical la vida de la zona, revitalizando calles como Farmacia y Santa Brígida, junto con Hortaleza vías desde donde se accederá al complejo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicado por

La esperanza tiene un nombre: Nuevas Escuelas Pías de San Antón

9:11