primer periódico hiperlocal en España | año VII | 28 de septiembre de 2016
Seleccionar página

La Industrial Servicios: “Toca reinventarse”

Elena Martínez y Jesús Villadóniga, gestores de La Industrial Servicios

Bajando por San Andrés hacia el Dos de Mayo, entre San Vicente Ferrer y La Palma, destaca la fachada de la antigua fábrica de hielo La Industrial (1928), que hoy en día no era más que la respetada cubierta de un edificio rehabilitado de pisos. Sin embargo, algo se está moviendo en su interior: La Industrial Servicios, ” un ‘workplace’ (lugar de trabajo) para inquietos”.

Definir un espacio multidisciplinar y heterogéneo como pretende ser La Industrial Servicios es difícil hasta  para los ideólogos del proyecto, Elena Martínez y Jesús Villadóniga. Resumiendo mucho podríamos decir que se trata de 400 metros cuadrados que serán utilizados esencialmente como sitio de trabajo y centro de formación avanzada: espacio de coworking, talleres y aula; vivero creativo para mentes inquietas y profesionales que quieran reinventarse.

Lo de la reinvención es clave en el concepto de La Industrial Servicios. Comenta Villadóniga que existe gran cantidad de profesionales que ante el cambio en el mundo laboral que hemos experimentando, con el fin de la época de contratos estables y despidos por doquier, están deseando emprender un renacer profesional, reciclando conocimientos o bien aventurándose en iniciativas en solitario con sus propios negocios. Para todas esas personas especialmente es para las que La Industrial Servicios abrirá sus puertas a principios del mes de noviembre.

“Creemos que La Industrial puede responder a ciertos tipos de cambio que demanda la sociedad. Vamos a ofrecer espacio en el centro de la ciudad para trabajar y establecer relaciones, asesoramiento para aquellos que quieren montar una empresa y herramientas para que lo consigan y tengan éxito”, afirma Elena Martínez.

Lo de aterrizar en Malasaña, barrio en el que últimamente  florecen espacios de coworking (DCollab, El Patio, Espíritu 23…) que dinamizan enormemente la vida profesional, cultural y social del entorno ha sido casualidad hasta cierto punto. Tanto Jesús como Elena afirman que una idea como la suya necesitaba de un lugar céntrico y que buscaban local entre Justicia y el Chamberí más próximo a Malasaña cuando surgió la oportunidad de La Industrial, un espacio hasta ahora cerrado al público que se recupera y se recicla, tanto como lo harán quienes lo habiten en breve.

Somos Malasaña ha tenido la oportunidad de ver el espacio en obras, pero aún no hay fotografías del interior que poder mostrar. Las obras para abrirlo en menos de un mes avanzan a buen ritmo y el objetivo de las mismas es crear estancias amplias, luminosas, abiertas, totalmente adaptadas para personas con dificultades de movilidad y con un pequeño patio aprovechable donde, entre otras cosas, se podrán aparcar bicicletas. Para trabajar, se están habilitando 30 puestos fijos, otros 20 de media jornada y un número indeterminado de lugares que utilizar a través de pases diarios, una atractiva modalidad que ofrecerán para usuarios esporádicos.

Aún sin haber arrancado con su actividad, sí que quienes estén interesados en formar parte de la próxima familia de La Industrial pueden informarse en su página web sobre precios y más servicios al detalle e, incluso, visitar el lugar -previa cita- y reservar desde ya un puesto. De hecho, varios “inquietos” -relacionados con proyectos culturales y tecnológicos- ya han dado el paso de apuntarse como primeros nuevos inquilinos.

Publicado por

Toda la programación del Museo del Romanticismo en septiembre

19:31