primer periódico hiperlocal en España | año VII | 7 de diciembre de 2016
Seleccionar página

La plaza de Juan Pujol podría pasar a llamarse plaza de Corpus Barga

Cartel identificativo en la plaza Juan Pujol | SOMOS MALASAÑA

Cartel identificativo en la plaza Juan Pujol | SOMOS MALASAÑA

Lo de los cambios de nombres de distintas calles de Madrid, en aplicación de la Ley de Memoria Histórica de 2007, aprobada bajo el mandato del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, lleva camino de convertirse en culebrón de prolongado final.

En lo que a Malasaña respecta, es el nombre de la plaza de Juan Pujol lo que está en juego. El Comisionado de la Memoria Histórica, una entidad dirigida por Francisca Sauquillo y compuesto por otros seis vocales, propone ahora que pase a llamarse plaza de Corpus Barga, según publica el diario El País. Del porqué de esta propuesta nada ha trascendido.

Poeta y periodista, Juan Pujol fue jefe de Prensa y Propaganda de los militares golpistas en 1936. La denominación de la plaza, sin duda, posee una clara vinculación con la época franquista, a pesar de que por la coincidencia en el nombre muchos aún crean que está dedicada al agente doble que durante la Segunda Guerra Mundial hizo que la Alemania de Hitler creyera que el crucial desembarco de Normandía se produciría en otro enclave.

La Ley de Memoria Histórica obliga a la retirada de símbolos conmemorativas de exaltación de la dictadura franquista, de la Guerra Civil y de la represión en la dictadura.  Un total de 27 calles o plazas de la ciudad podrían cambiar sus nombres próximamente. Siempre según el País, serán las Juntas de distrito afectadas por el cambio de nomenclatura las que debatirán las propuestas del Comisionado, que serán ratificados por la Junta de Gobierno. Todo el proceso tardará aproximadamente seis meses.

¿Quién es Corpus Barga?

barga

Corpus Barga

Andrés García de Barga y Gómez de la Serna, quien firmaba sus artículos con el pseudómino de Corpus Barga, nació en el seno de una familia burguesa y fue un periodista activo propagandista de la causa republicana durante la Guerra Civil. Sin embargo, su vinculación con el barrio donde se le quiere dedicar, ni más ni menos, que una plaza, sería casi nula, más allá de que en mayo de 1908, joven y militando en el anarquismo, fue el elegido para hacer estallar una bomba en la celebración del Dos de Mayo en el parque de Artillería de Malasaña, con la presencia de las más altas autoridades y la del Rey, Alfonso XI. Finalmente, Corpus se arrepintió.

En cualquier caso, las juntas municipales tienen seis meses para cambiar la nomenclatura propuesta por el Comisionado de la Memoria Histórica. Después de esto, el uso popular de los nombres tendrá la última palabra: la plaza de Juan Pujol se llama oficialmente así desde 1967 y, sin embargo, los vecinos de siempre siguen hablando de ella como la plaza del Ratrillo, mientras que los recién llegados al barrio la citan por el nombre de los bares más emblemáticos que hay alrededor de la plaza (la plaza del Ojalá, o la del Rincón…) En Somos Malasaña realizamos en su día una encuesta entre nuestros lectores sobre el nombre que le pondrían a la actual plaza de Juan Pujol… Corpus Barga no estaba, ni por asomo, en ninguna de las quinielas.

Publicado por

Luces de Navidad 2016 – 2017 en Madrid: calles y diseñadores

21:39