primer periódico hiperlocal en España | año VII | 25 de abril de 2017

La policía colapsa la calle Pez tras pedir una identificación

La petición de la documentación a un inmigrante por parte de dos agentes de paisano frente al Patio Maravillas derivó en la llegada de un exagerado número de coches patrulla y la detención de una activista

Coches y coches de Policía Nacional colapsando la calle Pez y su entorno por pedir una identificación. Parece increíble pero es lo que ocurrió ayer por la tarde en Malasala, a las puertas del Patio Maravillas.

Los hechos ocurrieron de la siguiente forma, según explica el Patio Maravillas en un comunicado y confirman varios testigos: dos presuntos agentes de policía de paisano solicitaron la identificación a la salida de este Centro Social Okupado (CSO) a uno de sus integrantes “basándose únicamente en el color de su piel”, explica el CSO. Acto seguido, varios miembros de este centro exigieron a los agentes que se identificaran, cosa que se negaron a hacer pese a que así lo exige la ley.

La situación de tensión creciente continuó con la petición de más identificaciones al resto de miembros del CSO que allí se encontraban y con la llegada de numerosos coches patrulla a la zona. Al final, los agentes allí desplegados detuvieron a una de las activistas, Esther, “de forma aleatoria e indiscriminada”, explica el Patio Maravillas.

La actuación policial, que practicó un despliegue exagerado para una situación que, según los testigos, no lo merecía, ha sido criticada desde anoche por numerosos colectivos, que han calificado el acto de “redada racista”. Incluso personalidades de la altura del músico Nacho Vegas han denunciado esta “agresión”.

Las redadas racistas, una práctica que consistía en encontrar inmigrantes ilegales parando a los viandantes y exigiéndoles el DNI o la tarjeta de residencia basándose únicamente en el color de piel, estuvieron generalizadas en Madrid durante la estancia de Rubalcaba al frente del Ministerio del Interior, tal y como contó Somos Malasaña.

La actual delegada del Gobierno en la región y vecina de Malasaña, Cristina Cifuentes, se comprometió a acabar con este tipo de actuaciones el pasado año.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

Publicado por

La policía colapsa la calle Pez tras pedir una identificación

11:12