primer periódico hiperlocal en España | año VII | 3 de diciembre de 2016
Seleccionar página

La vergüenza de San Vicente

 

Trozo de San Vicente cortado. Debajo de los colchones, que anteayer ardieron, se encuentra el agujero que la Administración no arregla | Foto: Federico Filippi

Desde el mes de enero hay un tramo de la calle San Vicente Ferrer, una pequeño del trozo de vía situado entre San Bernardo y Conde Duque, que se encuentra cortado al tráfico debido a un enorme socavón en la calzada, tapado con unas simples maderas y acotado por unas vallas.

El suelo se hundió al paso de un camión que se dirigía a la obra cercana que se estaba realizando casi en la esquina con Acuerdo y hundido sigue nueve meses después. La Administración se ha mostrado, por el momento, impasible ante las quejas de los vecinos, que ven que la situación se eterniza ante una maraña burocrática aderezada con una pizca de desidia.

Alertado por los vecinos, el Ayuntamiento resolvió en su día que el socavón no era asunto suyo sino del Canal de Isabel II. Desde el Canal se tomaron su tiempo para, finalmente, anunciar que tampoco era asunto suyo, sino que el origen del hundimiento había sido favorecido por la fosa séptica del edificio de vecinos situado en el número 68 de la calle. En resumidas cuentas, y unos por los otros, lo cierto es que el problema, el agujero, no sólo sigue existiendo sino que ha empeorado.

Federico Filippi, vecino del barrio, lleva desde el mes de junio empeñado en que la calle vuelva a recuperar cuanto antes la normalidad: sin agujeros, vallas, contenedores de obra, coches mal aparcados ni suciedad. A través de nuestra cuenta de Facebook nos ha hecho llegar unas fotografías en las que denuncia el abandono  que sufre este trozo de calle junto a un texto explicativo que por su interés pasamos a reproducir íntegramente tal y como lo hemos recibido:

El socavón, cubierto por unas maderas podridas | Foto: Federico Filippi

“Así es como se presenta la Calle San Vicente Ferrer, a la altura de la Calle San Bernardo. Esta calle es una de las puertas de entrada al Barrio de Conde Duque, uno de los más bonitos y característicos de la ciudad. La calle lleva cortada 9 meses, del socavón por la noche salen ratas grandes como perros, la madera del pallet que cubre el hoyo está podrida y hay niños que viven en el número 68 y alrededores, que juegan a escasos metros, con el riesgo de que se produzca algún accidente. Estando la calle cortada, los coches por la noches aparcan alrededor de las vallas y el servicio de limpieza de la calle no llega a limpiar de forma adecuada la vía, con la consecuente acumulación de suciedad. Además, últimamente la gente ha empezado a utilizar este espacio como basurero, dejando muebles, electrodomésticos, colchones y guarrerías de todo tipo. Las personas que visitan el barrio ni se meten en esta calle. Como consecuencia, la sensación de abandono y degradación es aún más fuerte. El Ayuntamiento no hace absolutamente nada para resolver esta situación de degrado y peligro.”

Federico cree que si el agujero de la discordia hubiera surgido en cualquier calle más importante del barrio -léase la vecina San Bernardo- ya se habría arreglado, por lo que considera inaceptable que en San Vicente, “en pleno centro de Madrid”, no se actúe con la misma diligencia.

Si al igual que Federico tienes un tema de cualquier índole que quieras compartir con tus vecinos, no dejes de hacérnoslo llegar antonio.perez@somosmalasana.com

Publicado por

Kirtan Pizza: yoga, meditación, música, mantras y… pizza (todo junto y gratis)

0:00