primer periódico hiperlocal en España | año VII | 30 de septiembre de 2016
Seleccionar página

Las obras de un hotel mutilan ilegalmente los árboles del solar de San Mateo

Obras del hotel y las ramas rotas de uno de los árboles dañados (pincha para ampliar) | SOMOS MALASAÑA

Obras del hotel y las ramas rotas de uno de los árboles dañados (pincha para ampliar) | SOMOS MALASAÑA

El solar situado frente al instituto San Mateo va de polémica en polémica. Primero por la pérdida del parque infantil instalado en el lugar para solventar la carencia de estos espacios por las obras en los jardines cercanos. Antes había llegado la venta del terreno municipal a una empresa privada para la construcción de un hotel, con la consiguiente tala de varios árboles. Y ahora, estas mismas obras están dañando los que quedaban en la zona, alertan los vecinos.

Miembros de la plataforma Vecinos Haciendo Jardines (VHJ) han denunciado a Somos Malasaña que los trabajos iniciales de la constructora del hotel están afectando a la integridad física de varios de los pinos del pasaje. Estos árboles, situados en suelo municipal, han quedado encerrados dentro del perímetro de la obra y presentan ramas rotas, rozamientos en sus troncos y son usados como soporte de material de obra.

Maquinaria pesada bajo las raíces de los árboles | VHJ

Maquinaria pesada bajo las raíces de los árboles | VHJ

“La legislación es clara en estos casos: los árboles tienen que protegerse o talarse. Y para talarlos la constructora tiene que pedir una autorización especial al Ayuntamiento que lo justifique”, explica Danko Linder, de Vecinos Haciendo Jardines. Según sus palabras, los pinos de San Mateo deberían haber sido protegidos con tablas alrededor de sus troncos y con una zona de especial protección para las copas.

“Lo habitual es que se acordone el dominio vital del árbol, es decir, el diámetro de la copa y un metro más alrededor, para proteger las ramas y el terreno bajo las raíces. Si la maquinaria aplasta el suelo que rodea al árbol, se le mata a largo plazo”, apunta Danko.

La empresa constructora, Ideus Construction, se ha saltado todas estas precauciones y, como resultado, varios de los siete árboles lineales junto a las obras han sido dañados. Somos Malasaña intentó recoger su versión de los hechos, pero Ideus guarda silencio. Si bien en un primer contacto se limitó a señalar que los árboles afectados estaban en suelo privado -extremo que no es cierto, como se explica más abajo- y que su intención era que pudieran ser trasplantados.

“Es muy poco probable que estos árboles tengan un trasplante exitoso a un coste aceptable”, explica Danko, que apunta a la madurez de las plantas como causa principal que impide esta opción que contempla también la ley en la Comunidad de Madrid. En el caso de que finalmente haya una tala, la constructora tendría que indemnizar a la ciudad con una compensación.

Un proyecto sin árboles

Proyecto del hotel que ocupará el solar de San Mateo| IDEUS

Proyecto del hotel que ocupará el solar de San Mateo| IDEUS

Promovido por Inmohostel Propiedades Inmobiliarias, S.L., el hotel que se construye en el solar de San Mateo tendrá una superficie de 3.003 m² y cuenta con el diseño de Arbau Arquitectos, que proporcionan en su página web una breve descripción del proyecto y dos infografías en las que se puede apreciar el aspecto exterior del futuro edificio, tanto a plena luz del día como de noche. Llama la atención que en dicha recreación no están incluidos los pinos que ahora han resultado dañados.

Plano oficial de la parcela, con los árboles dibujados sobre ella | SOMOS MALASAÑA

Plano oficial de la parcela, con los árboles dibujados sobre ella | SM

Las obras, ejecutadas por la citada Ideus – Construction, Design & Managment, cuentan con un presupuesto de 3.006.315 euros, casi el mismo importe de lo que costó la parcela (3.303.653,16 euros) vendida por el Ayuntamiento en abril de 2014. El límite vertical de dicha parcela llega justo hasta las ramas de los pinos del solar, según los planos municipales de la parcela (ver imagen de la derecha), que ocupa 15 metros de largo desde la fachada del edificio colindante.

El Consistorio no ha intervenido todavía en las obras, que se encuentran ralentizadas después de sacar al descubierto los cimientos de varias construcciones antiguas, que tendrán que ser catalogadas por Patrimonio.

Mientras, la plataforma Vecinos Haciendo Jardines, que todavía perfila el proyecto de los cercanos Jardines del Arquitecto Ribera, del que fueron los principales impulsores, permanece vigilante sobre los próximos pasos a tomar por la constructora del solar de San Mateo.

Publicado por

Toda la programación del Museo del Romanticismo en septiembre

19:31