primer periódico hiperlocal en España | año VII | 24 de septiembre de 2016
Seleccionar página

Las pelis que se rodaron en Malasaña, en un mapa

En otras ocasiones hemos hecho recuento de los lugares del barrio que han servido, a lo largo de los años, como plató de cine. Intentamos hoy poner sobre un mapa el recuento exhaustivo de todas las localizaciones que hemos podido encontrar.

– Ya muy pronto encontramos el barrio como plató cinematográfico. En Sortilegio (1927), la única película del escritor, periodista y dramaturgo Agustín de Figueroa, aparecen los jardines del Palacio de Liria.

– En 1955 Juan Antonio Bardem rodó la mítica Muerte de un ciclista, y para sus escenarios eclesiásticos se valió de la Parroquia de San Marcos, en la vecina calle de San Leonardo.

– El mismo año José Luis Saénz de Heredia estrenaba Historias de la radio, con un inolvidable Pepe Isbert. En la cinta se reconoce perféctamente la vecina Plaza de Santa Bárbara.

Marco Ferreri (El Pisito) rodó en 1960 su genial El Cochecito en el barrio. Aparece, por ejemplo, la plaza de Carlos Cambronero.

– En Del Rosa al Amarillo, de Manuel Summers, se puede reconocer la Plaza de las Comendadoras ¿Quién no recuerda a Cristina Galbó haciendo de Margarita?

El mundo sigue, de Fernando Fenán Gómez, es una de sus películas malditas y menos vistas por sus problemas con la censura. La última de la trilogía formada La vida por delante (1958) y La vida alrededor (1959). Refleja la pobreza y la miseria en la que vivían los españoles y está ambientada en el barrio de Maravillas. De cierto aire documental, se trata de un magnífico documento para conocer el ambiente de la época.

Buscando a Eimish (en Galería de Robles)

Buscando a Eimish (en Galería de Robles)

– Muchas escenas de Patton se rodaron en la Granja de San Ildefonso…y también en el Cuartel del Conde Duque. Así lo recordaba un lector de Somos Malasaña: “Vimos rodar todas las Zarzuelas de Juan de Orduña, la pelicula Patón, a Alain Delón y otros… ”

– La calle Barceló es la localización de la primera escena de Asignatura pendiente, de José Luis Garci, donde salía la calle en 1975, con taxis de los negros, colores de otra España y jubilosas manifestaciones por la llegada de la democracia

– Muchos son los cortos que se han rodado y se ruedan en el barrio. Valga como representante Legítima defensa, de Trueba, que rodó en la Plaza del Dos de Mayo, muy cerquita de El Yucatán, bar de la Glorieta de Bilbao que era cuartel general de los entonces jóvenes Trueba, Ladoire, Resines y Boyero.

– Corrían los años de la movida y en número 14 de la calle Palma, en la casa de los pintores Costus, se jugaba gran parte del juego en la época. Allí, en la misma casa, se rodó parte de Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón, ópera prima de Pedro Almodovar. Años después, el manchego situó la tienda de La piel que habito en la calle Barco.

– El ambiente tranquilo de la calle de San Ignacio de Loyola se convirtió en el paraje idóneo para desplegar un equipo de rodaje. La calle se puede ver mucho en la adaptación de Luces de Bohemia de 1985, en la que Paco Rabal encarna a Max Estrella, el trasunto de Alejandro Sawa, que fuera vecino de la calle Conde Duque.

¡Riégueme! Todos recordamos por esta exclamación una escena mítica rodada junto al Cuartel del Conde Duque en la que la ropa de Carmen Maura se humedecía ante la mirada de Eusebio Poncela y una niña. Se trata, claro, de La ley del deseo .

– Del mismo año que la anterior (1987) es La estanquera de Vallecas, cuyo estanco no estaba en aquel barrio sino en la Plaza de San Ildefonso. Por aquellos años el barrio era más adecuado para escenarios de pelis de Eloy de la Iglesia de lo que es ahora.

– Aunque los personajes de Bajarse al Moro (la adaptación de la obra de Alonso de Santos realizada por Fernando Colomo) son oriundos de Lavapiés los escenarios son de Malasaña.

– En Los peores años de nuestra vida, de Emilio Martínez Lázaro, salen la calle Molino de Viento y el desaparecido Café del Foro.

– Aunque no es posible reconocer el barrio por ser un documental de interiores, Sexo Oral, de Chus Gutierrez, está rodada en un piso de la calle Pez. Los looks noventeros sí que son muy reconocibles en la cinta. Pocos años después otro interior de la calle sería protagonista de una película de un nuevo director de aquellos años: se trata de Abre los ojos y el piso era el del propio Amenabar. También su socio Malasañero, Mateo Gil, incluiría en Nadie conoce a nadie una escena en el café Pepe Botella.

¡Riégueme!

¡Riégueme!

Achero Mañas, en su multipremiado debut El Bola rodó en la bocatería ‘Patatín Company’ de Fuencarral esquina con San Joaquín y luego repitió en Noviembre rodando una escena (Óscar Jaenada) en la plaza de las Comendadoras

– La fachada de la casa donde viven Lorenzo y Lucía en Lucía y el sexo está en la Plaza de las Comendadoras, el interior del apartamento era, sin embargo, un escenario. Julio Médem también eligió Malasaña para localizaciones de Caótica Ana, concretamente en un piso de la calle Pez con Corredera .

– En su momento contamos en Somos Malasaña como hubo un tiempo en el que era frecuente ver la muy reconocible silueta del realizador Jim Jarmusch en el barrio. En la Plaza de San Ildefonso y otras localizaciones del barrio se rodó Los Límites del Control.

– En los sótanos del Picnic Bar, en la calle Minas, se rodaron algunas partes de Diamond Flash, de Carlos Vermut, que repetiría en el barrio con su segunda película, Magical Girl.

Buscando a Eimish no es la pelicula más conocida de la lista, pero es especial para nosotros: sale, entre otras localizaciones del barrio, Galería de Robles, la callecita en la que estuvo nuestra redacción durante un par de años.

-Un pasaje tan cinematográfico como fantasmal, como es la galería que conecta las calles Fuencarral y Corredera Alta de San Pablo sale en los primeros minutos de la multipremiada cinta de David Trueba Vivir es fácil con los ojos cerrados.

– ¿Dónde situarías una comedia romántica de tintes indies? Alejo Flah lo tuvo claro el día en el que sus productores dieron vía libre a su guión: en Malasaña. El director argentino eligió localizaciones de este céntrico barrio de Madrid para las escenas de Sexo fácil, películas tristes., que se rodó en 2013 y se estrenó en 2015 en España.

Ella vive en la plaza de las Comendadoras, en un portal situado junto al Café Moderno, por cuya fachada los protagonistas pasan varias veces. Los bares son los puntos de encuentro clave de los protagonistas. A lo largo de la trama también aparecen el Evaristo Club (C/ Marqués de Santa Ana 11), que acogió el rodaje durante varias noches del mes de octubre de 2013, y también el Martínez (C/ Barco 4), cuyos gin tonics no salen muy bien parados en el guión de la película, pero que llega a acoger incluso una celebración de boda. Calles de Malasaña como la de Quiñones también aparecen retratadas

Publicado por

Teatro: Tratos, los personajes de Cervantes ahora son africanos y están en un CIE

14:33