primer periódico hiperlocal en España | año VII | 3 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Lo que pasó en Malasaña mientras estabas de vacaciones

Septiembre llega a Madrid y con él los habituales que faltaron durante los meses estivales. También volvemos nosotros,Somos Malasaña, el periódico del barrio, con un vistazo atrás de parte de lo sucedido en las últimas semanas, para los que -como nosotros- acaban de aterrizar.

Volvemos a una Malasaña con más terrazas en la calle, consecuencia directa de la ordenanza aprobada por el Ayuntamiento que permite instalarlas a lugares como gimnasios, tiendas, museos o academias. Ya empiezan a florecer en azoteas y aceras, y vendrán más, según denuncian asociaciones de vecinos como Acibu, con el consiguiente incremento del ruido.

Lo que sigue y amenaza con quedarse para siempre son las estructuras de la plaza Barceló construidas provisionalmente para albergar el mercado municipal mientras duraban las obras del edificio que ocupaba. El recién nombrado concejal del distrito, David Erguido, se descolgó en julio con unas declaraciones que amenazaban con incumplir la promesa de recuperar los Jardines del arquitecto Ribera, como anunció el propio Ayuntamiento hace cuatro años. “Estamos sondeando todas las opciones” explicó a este medio, pese a que hacer algo que no sea recuperar esta zona verde sería un incumplimiento flagrante de la palabra de nuestros mandatarios.

El verano también ha servido para decir adiós a algunos comercios, víctimas de los tiempos que corren. Entre los que se han ido destaca el cierre del Nasti, la sala de conciertos que bajo el nombre de Maravillas vivió la eclosión del indie patrio de los noventa y que siguió acogiendo por su estrecha entrada de la calle San Vicente Ferrer a grupos que hoy tendrán que buscar otro lugar -cada vez menos- en el que suenen sus melodías. Su última noche fue la del 27 de julio, el mismo día que cerraba otro comercio del barrio, menos conocido pero regentado por un personaje muy popular en la zona, Malasaña Man. El Clark Kent madrileño echo la verja de Casablanca, la lavandería del final de la Corredera de San Pablo, pero sigue activo en la zona. No dejéis de seguir al personaje en su Facebook. Cierto es que también han habido aperturas (centros de meditación y masajes y, cómo no, más bares) y que la rotación de comercios en Malasaña no para, por lo que el fantasma de otras zonas de Madrid en la que los bajos comerciales permanecen largas temporadas cerrados queda por fortuna lejos del barrio.

En cuanto a la crónica de sucesos, es obligado reseñar el que acaeció el pasado 21 de agosto a una vecina de Malasaña muy conocida -por polémicas razones-, Cristina Cifuentes, quien sufrió un desgraciado accidente a lomos de su moto. La delegada del Gobierno en Madrid sigue hoy ingresada en el hospital público de La Paz, donde se recupera de sus graves heridas que a punto estuvieron de acabar con su vida.

Lo que viene: abre el Metro, carril bici…

Las incómodas obras de la línea 1 de Metro entre Bilbao y Sol, que han amargado el verano a más de uno por su falta de servicio alternativo de autobuses, prometen finalizar a mediados de septiembre, aunque el suburbano de Madrid aún no ha fijado fecha definitiva para su reapertura.

La movilidad también mejorará con la puesta en marcha de un carril bici por las vías que marcan los límites del distrito Centro, una obra que se ejecutará sobre la premisa de que coches y ciclistas convivan en la misma carretera y que ha de comenzar ya mismo. Sí hay polémica sobre si esto se puede considerar o no un auténtico carril bici, pero es lo único que están dispuestos a ofrecer nuestros mandatarios… y menos da una piedra.

Por otra parte, con el fin de las vacaciones es de esperar que la plantilla de operarios municipales de limpieza vuelva a estar al completo y las calles luzcan más aseadas de lo que han estado en las últimas fechas (ya sabéis que el Ayuntamiento no cubre las bajas por vacaciones de estos empleados)

Y hablando de todo un poco, en Somos Malasaña también tenemos novedades, que iremos anunciando en los próximos días. Por el momento solo podemos dar pistas: tendrán que ver con la gastronomía que ofrece el barrio, con la luz que consume, con un lugar muy especial en el que se desarrolla una interesante propuesta de mecenazgo cultural y con nuevas rutas gastro-etílicas que pondremos en marcha. Permanezcan atentos a sus pantallas.

Publicado por

Kirtan Pizza: yoga, meditación, música, mantras y… pizza (todo junto y gratis)

0:00