primer periódico hiperlocal en España | año VII | 30 de septiembre de 2016
Seleccionar página

Lo que sucedió en Malasaña mientras estabas de vacaciones: el robo de Campoamor, talas, cambios inmobiliarios…

Este lunes, el barrio de Malasaña despierta del periodo vacacional: la mayoría de bares y restaurantes que cerraron hace semanas reabrieron el fin de semana o lo harán el próximo jueves. Los comercios que cogieron vacaciones también están de vuelta. Pero la actualidad no decayó durante los meses de julio o agosto y este periódico, Somos Malasaña, estuvo publicando noticias todos los días para mantener informados a sus lectores.

La información que más impactó a los malasañeros fue sin duda la del robo del monumento a Clara Campoamor, la vecina que impulsó los derechos de la mujer y el voto femenino en 1931. La sustracción se produjo a finales de julio, de madrugada, y la Policía Municipal teme que este icono de la igualdad se encuentre ya fundido y se haya perdido para siempre.

Imágenes del busto de Clara Campoamor (izda. y dcha.) y del estado actual del pedestal (centro) | SOMOS MALASAÑA

Imágenes del busto de Clara Campoamor (izda. y dcha.) y del estado actual del pedestal (centro) | SOMOS MALASAÑA

La desaparición del busto es la más destacada de una larga lista de sucesos que dejó el verano y en la que también destaca la desaparición de varios árboles en la plaza de San Ildefonso, talados por el Ayuntamiento. Los trabajos de deforestación se produjeron después del desprendimiento de una de las ramas en la plaza de forma accidental y, por fortuna, sin producir heridos. En un susto se quedó también la caída a la calle de parte del enfoscado de la fachada de Pez 3, un lugar que la asociación vecinal Acibu denuncia que se ha abandonado para poder declararlo en ruina y derruirlo por su propietaria, la Universidad Pontificia de Salamanca.

Donde una caída sí que resultó fatal fue hace unos días en la glorieta de Bilbao, donde un trabajador murió a consecuencia de la caída de la vara de una perforadora. A muy pocos metros se producía, días antes, un accidente de gravedad en la propia fuente de la glorieta, a la que caían los dos ocupantes de una moto, que resultaron heridos y trasladados al hospital.

La peligrosidad de los bulevares que conectan Argüelles con Colón por el norte de Malasaña se puso de manifiesto una vez más con el atropello de dos peatones a cargo de un motorista una mañana de finales de julio. El Ayuntamiento espera pacificar el tráfico de la zona con la instalación de uno de los nuevos carriles bici, el de Alberto Aguilera, que presentó también este verano con posiciones encontradas entre los diferentes colectivos ciclistas.

En el apartado de movilidad, el Consistorio avanzó que estudia adelantar el cierre al tráfico de Malasaña para los coches de no residentes a los últimos meses del año (en lugar de a 2017, como estaba previsto). Aunque lo que muchos vecinos y comerciantes de Malasaña no olvidarán de este verano será el corte de la línea 1 de Metro de Madrid, que dejó sin servicio hacia el norte y hacia el sur hasta bien entrado el mes de noviembre. Por suerte, no todas las noticias del suburbano fueron malas: el consejero de Transportes anunció una larga lista de estaciones en las que se construirán ascensores en los próximos años, entre las que se encuentran Tribunal, Bilbao, Alonso Martínez o San Bernardo.

Adiós a la Parroquia de las Maravillas y mayor vigilancia a AirBnb

Entrada a la Iglesia de la Virgen de las Maravillas | SOMOS MALASAÑA

Entrada a la Iglesia de la Virgen de las Maravillas | SOMOS MALASAÑA

La llegada del mes de agosto trajo también una sorpresa a los feligreses de la recién reformada Iglesia de las Maravillas: el cierre de su parroquia (por integración en la de San Ildefonso) y la entrega de este edificio, de propiedad municipal, a la Comunidad de Sant’Egidio. Además, aprovechando el cierre del templo durante el mes de agosto, la imagen de la Virgen de Malasaña salió camino del taller de restauración.

Volviendo a temas más mundanos, en verano se volvió a hablar de AirBnb y de cómo estaba cambiando el centro de ciudades como Madrid o Barcelona, donde ya se persiguen los apartamentos ilegales de esta y otras plataformas. En la capital de España, de momento, el Ayuntamiento anunció la apertura de 153 expedientes a otras tantas residencias vacacionales al margen de la legalidad. Lo hizo semanas después de advertir que es necesaria una nueva legislación para limitar el impacto de estas nuevas formas de alquiler sobre los precios de la vivienda en el centro de Madrid.

El apartado inmobiliario tampoco se fue de vacaciones y durante el verano se cerró la operación más importante del año en el centro: la compra del Edificio España por parte del murciano grupo Baraka al chino Wanda. Esta vez sí que parece que las obras para rehabilitar y poner en funcionamiento el rascacielos pueden empezar pronto. El mes de agosto despidió al último comercio del Pasaje de Fuencarral, donde están previstas obras de adecuación del edificio para nuevos comercios y apartamentos. Y otro edificio que lleva cerrado un año sigue coleccionando novias: Inditex y TopShop son los mejor posicionados para instalarse en el antiguo Mercado de Fuencarral.

Las obras que vienen

El verano ha servido para ir cerrando partidas presupuestarias de cara a las obras que llegarán a Malasaña en 2017. El Ayuntamiento hizo una consulta en agosto a diferentes asociaciones y grupos vecinales y comerciales del barrio sobre las pequeñas infraestructuras que había que mejorar y Somos Malasaña preguntó a sus lectores por ellas para también trasladar sus peticiones al consistorio. El resultado: se reclamó arreglar la plaza del Dos de Mayo, colocar bancos para sentarse en diferentes lugares (tal vez como estos), arreglar bolardos, asfaltado, aceras y replantar árboles en alcorques vacíos.

Dos ejemplos de alcorques-jardín similares a los planteados en los Presupuestos Participativos, pero con menor altura y sin hueco en el medio | SOMOS MALASAÑA

Dos ejemplos de alcorques-jardín similares a los planteados en los Presupuestos Participativos, pero con menor altura y sin hueco en el medio | SOMOS MALASAÑA

En 2017 llegarán las obras y equipamientos aprobados en los primeros Presupuestos Participativos de la ciudad. Aunque Malasaña concurría con varias propuestas a la votación final, solo fue elegido el proyecto de Jardines en alcorques, que traerá 20 grandes macetas alrededor de los árboles en las calles Marqués de Santa Ana y San Andrés. A este proyecto se le suma la plantación de más árboles de sombra en calles y plazas y la instalación de un centenar de nuevas fuentes en el distrito Centro, de las que al menos 20 le tocarían a Malasaña.

Uno de los proyectos que se quedó en el tintero durante los Presupuestos Participativos fue La Casa del Barrio, el centro vecinal que se propuso colocar en una de las plantas superiores del nuevo Parque de Bomberos de San Bernardo. También se barajó instalar en ellas un centro de salud que sustituyera al de la calle Palma, pero la intención final del Ayuntamiento y la Comunidad es colocar esta infraestructura en el actual Solar Maravillas de Antonio Grilo, lo que ha llevado a los vecinos y colectivos que utilizan habitualmente el espacio a lanzar una campaña para su supervivencia. El consistorio ya ha advertido que no dará marcha atrás y que les buscará “otro espacio” para uno de los puntos que se prevén más calientes en el barrio durante los próximos meses.

Plazas que cambian de nombre y terrazas

La Comisión de Memoria Histórica no se marchó de vacaciones y sus miembros, que los grupos políticos designaron para acometer el cambio del callejero franquista, propuso una lista de nombres para cambiar decenas de calles en la ciudad. La plaza de Juan Pujol es una de las afectadas y la nueva denominación propuesta tiene su miga: Plaza de Corpus Barga. Su nombre popular es el de la Plaza del Rastrillo, como la conocen la mayoría de vecinos. La comisión también estudia ubicar un hipotético Museo de la Memoria Histórica en dos lugares de Malasaña: el Conde Duque o el Museo de Historia de Madrid.

Cartel identificativo en la plaza Juan Pujol | SOMOS MALASAÑA

Cartel identificativo en la plaza Juan Pujol | SOMOS MALASAÑA

En el apartado de ocio celebramos un año más la llegada del cine de verano al Conde Duque. La tercera ocasión en la que acoge esta oferta cultural se llamó Cine Garden y permanecerá aún abierta hasta el 18 de septiembre, con una lista de películas y una terraza llena de conciertos, música y gastronomía. Puedes consultar aquí la programación completa. La instalación se montó días después de que EE.UU. celebrara allí su tradicional fiesta del 4 de julio, con David Bisbal como estrella invitada.

El Cine Garden es una de las cinco terrazas que han dado mucha vida de verano a Malasaña, mucho menos polémicas todas ellas que las ilegales que siguen campando a sus anchas por calles y plazas del barrio. Otra oferta gastronómica está a punto de desembarcar en la zona, y es que en otoño veremos la inauguración de Food Gourmet Barceló, un espacio de 21 puestos que dará nueva vida y convivirá con los puestos tradicionales del Mercado de Barceló.

Publicado por

Toda la programación del Museo del Romanticismo en septiembre

19:31