primer periódico hiperlocal en España | año VII | 1 de mayo de 2017

Los bomberos no llegan a San Bernardo 68 porque los camiones no caben por la puerta

El Ayuntamiento tiene que gastar otros 400.000 euros en la reforma para solucionar este error de diseño, mientras los vecinos reclaman la apertura en el lugar de un centro sociocultural

El nuevo y polémico parque de bomberos del distrito Centro, el que estará situado en San Bernardo 68, no tiene aún fecha de apertura por culpa de un error de diseño: los camiones que albergará no caben por la puerta, informa este domingo la edición local de El Mundo. Ese es el motivo por el que la instalación, que además provoca un fuerte rechazo vecinal, no va a estar operativa hasta, como mínimo, la segunda mitad del año.

“Se ha tenido que adaptar el nuevo diseño de las puertas a los coches del parque y ya hemos empezado los trabajos de adaptación y acondicionamiento que cuestan unos 400.000 euros”, explicó un portavoz municipal a El Mundo, quien además añadió que en estos nuevos trabajos presupuestados servirán para añadir una cocina para los bomberos e instalar un sistema de megafonía.

Los retrasos comenzaron en 2016, cuando su inauguración se retrasó por un problema eléctrico. En paralelo, la instalación iba cosechando la oposición de grupos vecinales y de comerciantes, aunados en la Plataforma Maravillas, que pidieron al Ayuntamiento una reubicación, debido a la peligrosidad del entorno y de su escasa operatividad. Incluso llegaron a manifestarse cortando la calle. Sin embargo, la propia alcaldesa, Manuela Carmena, zanjó la discusión anunciando que el coste de echar atrás la obra sería muy elevado y que el parque de bomberos se pondría en marcha.

No obstante, los grupos políticos han aprobado evaluar los seis primeros meses de funcionamiento, para verificar si esta infraestructura acarrea peligro real debido al embudo en el que se convierte San Bernardo en dirección a Gran Vía. Si se cumplen los plazos previstos, esta evaluación tendría lugar en la segunda mitad de 2017.

Un proyecto redactado e iniciado por Ana Botella

El proyecto de construcción del parque de bomberos de San Bernardo fue licitado por el anterior equipo de Gobierno, en otoño de 2014. El proyecto lo firmaba en abril de ese año el arquitecto municipal Alfonso Murga Mendoza, como consta en los detallados planos disponibles en la web del Ayuntamiento de Madrid. Para la obra se destinaron casi 2,7 millones de euros del presupuesto municipal de aquel año.

Planta proyectada del parque de bomberos (pincha para ampliar)

La obra la adjudicó el equipo de Ana Botella a Ortiz Construcciones y Proyectos el 28 de octubre de 2014 por 2,325.288,27 euros. El nuevo edificio debía albergar tres camiones de bomberos, uno de ellos de mayor tamaño, con escala, que se debía colocar en la puerta más al norte del edificio. Además, debía guardar espacio para dos ambulancias del Samur, que también se trasladarían a las instalaciones. Ortiz tenía 10 meses para ejecutar las obras, que se iniciaron en 2015.

La puesta en servicio del parque de bomberos acarreará otra discusión en el Ayuntamiento, que no sabe a qué dedicará las plantas superiores de San Bernardo 68. La Junta de Centro pidió que albergara el nuevo centro de Salud de Malasaña, pero otras áreas abogan porque acoja oficinas de la concejalía de Urbanismo, desoyendo las peticiones vecinales, que reclaman un centro sociocultural en un barrio amenazado por la turistificación y que ya están trabajando en un grupo para intentar hacerse con este espacio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicado por

Los bomberos no llegan a San Bernardo 68 porque los camiones no caben por la puerta

8:25