primer periódico hiperlocal en España | año VII | 28 de marzo de 2017

Los bomberos no llegarán a San Bernardo hasta, como mínimo, mediados de 2017

La puesta en marcha de esta polémica instalación, cuestionada por muchos vecinos y asociaciones del barrio, acarreará la construcción de un hotel en la actual estación de la calle Imperial

Cartel en contra del parque de bomberos en un piso de San Bernardo | SOMOS MALASAÑA

Cartel en contra del parque de bomberos en un piso de San Bernardo | SOMOS MALASAÑA

El parque de bomberos de San Bernardo camina lento para su entrada en funcionamiento. Las obras y adecuación del edificio se extenderán todavía un tiempo considerable: “El cálculo de Patrimonio es que pueda comenzar a operar a mediados de 2017, aunque no es una fecha definitiva”, indica el concejal de distrito Centro, Jorge García Castaño, a Somos Malasaña.

La puesta en marcha de esta polémica instalación, cuestionada por muchos vecinos y asociaciones del barrio, se abordó en el pasado pleno de la Junta de Centro de este mes. Fue entonces cuando se anunció la fecha y que esta dependía en última estancia del área de Patrimonio -que está acabando la obra- y luego de la de Seguridad, que se encargará de las dotaciones del edificio.

El traslado a este parque significará el cierre definitivo del situado en la calle Imperial, que pasará a convertirse en un hotel, debido a una concesión por varias décadas firmada por Ana Botella unos días antes de dejar su cargo como alcaldesa. Las obras para la construcción de este hotel, que ocupará parte de la casa de la Carnicería en la Plaza Mayor, ya han comenzado por esa parte, y se completarán en el actual parque de la calle Imperial cuando se produzca el desalojo.

Un parque de bomberos con los vecinos en contra

parque bomberos

Estado actual del parque de bomberos

El edificio de San Bernardo 68 que albergará el parque de bomberos de Centro fue una infraestructura polémica desde el anuncio de su construcción, pero más aún con la llegada al gobierno de Ahora Madrid. Grupos vecinales y de comerciantes, aunados en la Plataforma Maravillas, pidieron al Ayuntamiento una reubicación, debido a la peligrosidad del entorno y de su escasa operatividad. Incluso llegaron a manifestarse cortando la calle. Sin embargo, la propia alcaldesa, Manuela Carmena, zanjó la discusión anunciando que el coste de echar atrás la obra sería muy elevado y que el parque de bomberos se pondría en marcha.

No obstante, los grupos políticos aprobaron evaluar los seis primeros meses de funcionamiento, para verificar si esta infraestructura acarreaba peligro y no facilitaba velocidad de reacción debido al embudo en el que se convierte San Bernardo en dirección a Gran Vía. Si se cumplen los plazos previstos, esta evaluación tendría lugar en la segunda mitad de 2017.

A partir de la puesta en marcha de este edificio se abre otro melón para el Ayuntamiento: el de decidir a qué dedicará las plantas superiores de San Bernardo 68. En principio la Junta de Centro votó por que albergara un centro de Salud, pero los últimos movimientos indican que la parte alta será dedicada a oficinas de la concejalía de Urbanismo. Los vecinos, que reclaman más espacios dotacionales para el barrio, están en contra de esta propuesta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

Publicado por

Los bomberos no llegarán a San Bernardo hasta, como mínimo, mediados de 2017

8:01