primer periódico hiperlocal en España | año VII | 29 de mayo de 2017

Los pisos turísticos crecen exponencialmente en Madrid centro y alcanzan el 12% de las viviendas

El 58% de las personas que anuncian pisos turísticos son multipropietarios, que generan una contracción en la demanda del alquiler a largo plazo que está haciendo aumentar sus precios, según demuestra un estudio del Ayuntamiento de Madrid

Evolución por años del número de reservas Airbnb en el distrito Centro de Madrid | SOMOS MALASAÑA

Por vez primera, Madrid tiene datos fiables para hablar sobre el Efecto Airbnb, la sustitución de viviendas vecinales por pisos turísticos que se mueven en la alegalidad. Y los datos son preocupantes, especialmente en el distrito Centro, donde el 12,3% de las casas ya forman parte de este mercado de alojamientos hoteleros al margen de las regulaciones, según un estudio encargado por el Ayuntamiento de la capital.

El barrio en el que más se concentran los turistas es el de Sol, donde ya el 31,2% de las casas se han convertido en pisos turísticos. Aunque atendiendo al número de viviendas total los barrios que más volumen de este tipo de alojamientos generan son Embajadores-Lavapiés y Universidad-Malasaña, que suman actualmente la mitad de la oferta del distrito Centro y la cuarta parte de los pisos Airbnb de toda la ciudad.

El estudio, elaborado por la consultora Red2Red para la Junta de Distrito Centro y que ha sido presentado este viernes a las organizaciones vecinales de la zona, cifra en hasta 9.723 el número de pisos turísticos en el corazón de Madrid (datos de enero de 2017),  el 80% de ellos casas completas, mientras que el resto corresponden a habitaciones. La mayoria se ofertan en la plataforma Airbnb pero no es nada desdeñable la cantidad de casas que se ofrecen para alquiler vacacional en otras páginas como Wimdu, Flipkey, Homeaway o Be-Mate.

Otro dato que destaca del estudio es el creciente número de reservas en Airbnb por la cada vez más abundancia de viviendas que se ofertan en esta plataforma. En 2016 creció más de un 35% y se situó en 90.142, según datos estimados (ver gráfico sobre estas líneas). Una evolución exponencial que no parece vaya a detenerse.

Los empresarios copan el mercado

El estudio también desmonta uno de los mantras más habituales del sector, que hasta ahora afirmaba que las viviendas las ponen en alquiler mayoritariamente particulares, haciendo hincapié en la economía colaborativa de la que hacía bandera en sus inicios. Los datos demuestran una realidad bien distinta: el 58% de las personas que anuncian pisos turísticos son multipropietarios y también se detecta que los fondos de inversión han llegando a este mercado para hacer negocio.

El Ayuntamiento de Madrid quiere frenar esta tendencia e insiste en que no se puede ejercer actividad económica sobre suelo residencial, y ha ofrecido a las plataformas limitar el número máximo de días al año que se puede tener alquilada una casa para usos turísticos. También ha propuesto a Airbnb crear una tasa que paguen los propietarios de los alojamientos y que se elimine la capacidad de las empresas y los multipropietarios para invertir en este mercado.

El trabajo elaborado durante el primer trimestre de este año también establece una correlación entre las enormes subidas en los precios de los alquileres en el centro de Madrid y la cada vez menos oferta por el traslado de una parte de las viviendas al mercado de pisos turísticos.

También se empiezan a detectar problemas de convivencia que generan estos nuevos tipos de inquilinos -evidenciados en reportajes sobre edificios tomados por los turistas– que se incrementan durante el periodo estival, cuando llegan a estos alojamientos “jóvenes en busca de un turismo de ocio nocturno”.

El Ayuntamiento está trabajando en la solución de los conflictos que está generando la turistificación de la ciudad y aprobó el pasado mes una instrucción para impedir la conversión de edificios enteros en apartamentos turísticos. Una medida que obligó a retratarse a todos los grupos políticos, con PSOE y Ahora Madrid, de momento, más sensibles a las demandas vecinales. También reclama a la Comunidad de Madrid que apruebe una legislación urgente para atajar el problema y al gobierno central que aumente los años de los contratos de alquiler para frenar la escalada de precios que algunos ya tildan de “burbuja”.

Más información:

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicado por

Los pisos turísticos crecen exponencialmente en Madrid centro y alcanzan el 12% de las viviendas

12:00